¡ POR FIN YA ERES NUESTRA !

Iker Casillas levantó al cielo de Johannesburgo la copa de campeones del Mundo, repitiendo un gesto similar al que se vivió hace dos años en el Prater de Viena. Fue el momento cumbre del Mundial de Sudáfrica 2010, el éxtasis, la cima, la conquista de un hito de apariencia imposible, únicamente al alcance de quienes son los elegidos. España marchó a Sudáfrica con la convicción interna de que podía proclamar su fútbol campeón del orbe y se vuelve de ella laureada como merece. Zaragoza fue anoche, por eso, una fiesta. No importó el diluvio que cayó durante el partido. Fue agua bendita. También fueron fiesta Huesca y Teruel. Aragón entero, en cada uno de sus rincones, fue una noche de gozo desbordado. La gente se abrazó, se besó, se fundió, lloró. La Copa del Mundo es nuestra. ¡España, España, España! Todo el país ha vibrado con la selección española como motivo de una alegría tan histórica como superlativa. La noche del 11 de julio de 2010 quedará guardada por mucho tiempo en la memoria colectiva. Muchos no la olvidaran

12/07/2010 11:29 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar