posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Nuestra vida actual es insostenible

No es posible que el nivel de vida de todo el mundo en La Tierra aumente hasta el actual nivel per capita de los países ricos de consumo de energía, minerales, madera, agua, comida, fósforo, etc… Estos niveles de consumo son la causa directa de muchos de los alarmantes problemas globales de ahora amenazan nuestra supervivencia, especialmente el agotamiento de los recursos, la pobreza del tercer mundo, conflictos armados, la destrucción del medio ambiente, y la menguante calidad de vida.

 

Muchas líneas de discusión conducen a esta conclusión general sobre la magnitud del exceso.

 

Consideremos por ejemplo,

 

--- Si los 9 mil millones de personas que pronto viviremos en La Tierra consumiéramos los recursos al ritmo actual per capita de los países ricos, la producción de recursos anual a nivel mundial tendría que ser ocho veces mayor de la que es ahora. Todos los recursos estimados potencialmente recuperables de combustibles fósiles ( asumiendo dos billones de toneladas de carbón ) se agotarían en unos 18 años.

 

--- “Análisis de footprint” indica que la cantidad de tierra productiva que se necesita para proveer a una persona de Australia de comida, agua, energía y terreno para vivir es de entre 7 y 8 hectáreas ( ha ). El mismo análisis para Estados Unidos se sitúa en 12Ha. Si 8 mil millones de personas tuvieran que vivir como los australianos, se necesitarían aproximadamente 70 mil millones de Ha de tierra productiva. Sin embargo, la cantidad total disponible en todos el planeta es solo de 8 mil millones de Ha.

 

--- Científicos atmosféricos han estimado que si la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera tiene que mantenerse por debajo del doble de los niveles de la era pre-industrial, los niveles de emisiones anuales deben mantenerse en torno a los 9 mil millones de toneladas. ( Enting, 1994 ). Para una población de 9 mil millones esto significa que el límite per capita es de 1 tonelada por año. Actualmente el nivel australiano de emisión per capita solo por quemar combustible es de 16 toneladas (no mucho peor que otros países desarrollados).

El objetivo de poner estos supuestos es hacer manifiestamente obvio que nosotros no estamos un poco por encima de los niveles de sostenibilidad en demanda de recursos e impacto ecológico – estamos mucho más allá de los niveles de sostenibilidad. La forma de vida del mundo rico, sus sistemas y su “calidad de vida” es enormemente insostenible, y nunca podrá ser extendido a toda la población mundial. Tenemos que enfrentarnos a una dramática reducción en nuestros actuales niveles per capita de producción y consumismo.

 

Ahora añádele el absurdo compromiso del crecimiento económico.

 

Vayamos ahora al gran problema. La mayor preocupación no son los presentes niveles de uso de recursos e impacto ecológico. Esta es que los niveles aumentarán para continuar con la obsesión de continuamente incrementar nuestra producción y consumo. El objetivo supremo en todos los países es aumentar las ganancias, “calidad de vida” y el PIB tanto como sea posible, constantemente y sin ninguna noción de un límite.

 

Pocos economistas o políticos estarán satisfechos con un 3% de crecimiento económico. Si asumimos a) un 4% de crecimiento económico anual, b) una población de 9 mil millones, c) toda la población mundial llega hasta la “calidad de vida” que nosotros en el mundo rico tendremos en el 2070 contando con un 4% de crecimiento hasta entonces, el volumen total de la economía mundial debería ser 120 veces mayor del que tenemos ahora. Incluso si asumimos solo un crecimiento del 3% en los países ricos y los del tercer mundo solo subiendo hasta la “calidad de vida” actual de los países ricos, se multiplica por 14.

 

Así que incluso pensando que los niveles actuales de producción y consumismo son enormemente insostenibles, la determinación de tener un incremento continuo en los beneficios de recursos y económicos multiplicará esto varias veces en las próximas décadas. Ahora es imposible hacer que la gente o los gobiernos simplemente piensen sobre esta crítica a los “límites del crecimiento” de nuestra situación. Es también una sociedad enormemente injusta

 

Nosotros en los países ricos no podemos acercarnos a nuestros niveles de “calidad de vida” en ningún lugar si no estuviéramos tomando mucho más de lo que nos corresponde de los recursos del planeta. Nuestro consumo per capita de recursos tales como el petróleo es de unas 17 veces el de la mitad más pobre de la población del planeta. El 20% de la población más rica del planeta está consumiendo alrededor del 75% de los recursos producidos. Mucha gente obtiene tan poco que la malnutrición afecta a 1.200 millones de personas y más de este número tienen agua peligrosamente sucia para beber.

 

Esta grosera injusticia se debe primariamente debido al hecho de que la economía global funciona con los “principios del mercado”. En el mercado, la necesidad es totalmente irrelevante e ignorada; los bienes van principalmente a aquellos que son ricos, porque ellos pueden ofertar el pagar más por ellos. En consecuencia, nosotros en los países ricos obtenemos prácticamente todo el mercado del escaso petróleo y madera, mientras miles de millones de personas que lo necesitan desesperadamente obtienen nada. Incluso más importante, el sistema de mercado explica porque el desarrollo del tercer mundo es tan inapropiado para las necesidades del tercer mundo. Lo que se desarrolla no es lo que se necesita; es siempre lo que dará más beneficio a la gente con capital para invertir. Entonces hay desarrollos en plantaciones para exportación y en factorías de cosméticos, pero no en granjas y compañías en las que la gente pobre pueda producir para si mismos las cosas que ellos necesitan.

 

Estas son las razones por las que muchos ahora reconocen el desarrollo convencional como una forma de pillaje. El tercer mundo ha sido desarrollado hasta un estado en el que sus tierras y su trabajo benefician al rico, no a la gente del tercer mundo. La “calidad de vida” del mundo rico no podría haber llegado tan alto si la economía global fuera justa.
19/06/2006 23:55 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.com
Autor: Fabiola

Efectivamente, el tema de la injusticia económica es ecológica y ética, principalmente... Pero no podemos esperar soluciones de las altas esferas, somos nosotros como "consumidores" (único rol que desempeñamos en el mercado) los que debemos decidir hacia dónde van nuestras demandas.

Lo peor es que a los actuales niveles de consumo de los países desarrollados, es a donde quieren llegar los paises subdesarrollados! lo que hace aguas es el modelo económico, capitalismo y medioambiente NO pueden ir de la mano... El modelo de desarrollo lineal (que no cierra ciclos y genera millones de ton. de desechos inútiles) es el que debemos discutir y desechar.

A este respecto, nuestras decisiones como consumidores pueden cambiar mucho cuando somos capaces de ver cuánto daño hacemos al medioambiente (con el cálculo de la huella ecológica) y nos replanteemos la verdadera necesidad de todos los productos que consumimos...

Fecha: 22/06/2006 19:54.


gravatar.com
Autor: marta

muuui compñeta la informacion grax

Fecha: 25/11/2008 00:40.



Autor: GEP

De nada.

Fecha: 25/11/2008 16:23.


Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: XML | Administrar