posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Los retos energéticos del SXXI

20060719221701-cdp.jpg 
El Protocolo de Uppsala: una solución civilizada al cénit del petróleo
 
CONSIDERANDO que el curso de la historia ha registrado un ritmo creciente de cambio y que como consecuencia del mismo la demanda de energía ha crecido rápidamente desde el inicio de la Revolución Industrial hace ahora aproximadamente 200 años;
CONSIDERANDO que la energía requerida se ha obtenido principalmente del carbón y del petróleo que son recursos casualmente formados en el pasado geológico y que están inevitablemente sujetos a un proceso de agotamiento;
CONSIDERANDO que el petróleo proporciona el 90 por ciento del combustible
utilizado en el transporte, elemento clave del comercio, y que juega también un papel fundamental en la agricultura y por tanto en la alimentación de una población en crecimiento;
CONSIDERANDO que el petróleo, por razones geológicas bien conocidas, se encuentra desigualmente distribuido en el Planeta y en su mayor parte concentrado en cinco países que rodean el Golfo Pérsico;
CONSIDERANDO que todas las principales regiones productivas han sido identificadas en base a crecientes conocimientos geológicos y mediante el uso de avanzadas tecnologías, y siendo evidente que los descubrimientos
alcanzaron su punto máximo en la década de los 60;
CONSIDERANDO que el inicio del declive de este recurso crítico afecta a todos
los ámbitos de la vida moderna y que por tanto tiene importantes implicaciones políticas y geopolíticas;
CONSIDERANDO que es urgente planificar una ordenada transición hacia la nueva situación, tomando anticipadamente medidas adecuadas para reducir el despilfarro energético, estimular la puesta en producción de energías substitutivas, y alargar la vida del petróleo que queda;
CONSIDERANDO que es aconsejable afrontar los retos que se nos presentan cooperativamente, atendiendo a la posibilidad de un cambio climático, a la estabilidad económica y financiera, y a las amenazas de conflictos derivados del acceso a estos recursos críticos.
SE PROPONE QUE:
1. Se convoque una convención de naciones para considerar este asunto, con vistas a conseguir un Acuerdo, con los siguientes objetivos:
a. Evitar lucrarse con la escasez, de forma que los precios del petróleo puedan mantener una relación razonable con los costes de producción.
b. Permitir a los países pobres realizar sus importaciones.
c. Evitar la desestabilización de los flujos financieros que surjan de los excesivos precios del petróleo.
d. Promover que los consumidores eviten el despilfarro.
e. Estimular el desarrollo de las energías alternativas.
2. Este Acuerdo tendrá las siguientes líneas generales:
a. Ningún país producirá petróleo más allá de su tasa actual de agotamiento, que se define en la producción anual como un porcentaje de la cantidad que se estima queda por producir.
b. Cada país importador reducirá sus importaciones para ajustarse a la Tasa Mundial de Agotamiento, deduciendo
cualquier la Tasa Mundial de Agotamiento, deduciendo producción local.
3. Se regularán detalladamente las definiciones de las diferentes la Tasa Mundial de Agotamiento, deduciendo categorías de petróleo, sus exenciones y calificaciones y los
procedimientos científicos para la estimación de la Tasa de Agotamiento.
4. Los países signatarios cooperarán para proporcionar información sobre la Tasa Mundial de Agotamiento, deduciendo sus reservas, permitiendo auditorías técnicas, de forma que se pueda la Tasa Mundial de Agotamiento, deduciendo determinar con precisión la Tasa de Agotamiento.
5. Los países signatarios tendrán el derecho a apelar la valoración de su la Tasa Mundial de Agotamiento, deduciendo Tasa de Agotamiento si cambian las circunstancias.
 
AEREN, la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, es una asociación sin ánimo de lucro que tiene como fin principal el estudio y análisis de la Tasa Mundial de Agotamiento, así como la divulgación de la llegada al cenit y el posterior agotamiento de los recursos energéticos fósiles, así como el estudio de las posibles alternativas viables para, la sustitución de los mismos. AEREN está constituida por ciudadanos que
reconocemos que hemos construido una sociedad, una economía y una cultura basadas en el consumo desmesurado de recursos fósiles, y que nos adentramos ahora en una época en qué la disponibilidad de estos recursos se acerca a su límite natural. Por eso queremos participar en el debate social democrático para ayudar a establecer políticas de transición energética.
AEREN es el representante en el estado español de ASPO (Association for the
Study of Peak Oil). Podéis encontrar más información y podéis colaborar con
AEREN si visitáis www.crisisenergetica.org.
19/07/2006 22:17 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar