posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Defensa civil en Suiza: demasiado 'perfecta' para tomársela en serio

20060725194713-varia.jpg

Con la Ley de obras de protección de 1963  se reguló por primera vez las obligaciones de los constructores privados y los municipios en materia de construcción de refugios antinucleares (Schutzräume). La ley es consecuencia lógica de la ley general sobre la protección civil del 1962. En los pequeños municipios no es necesario mantener una organización de protección civil y refugios colectivos. Es competencia de los cantones el decidir si algunos municipios pueden fusionarse o no para ahorrar.

 

La construcción de obras obligatorias abarca desde los refugios privados y los comunitarios hasta los hospitales y refugios públicos en centros importantes. En el caso de los propietarios de vivienda solamente deberían construir refugios en edificios nuevos o en casos de reformas importantes. En el de hospitales, se trata de añadirles hospitales de socorro bajo tierra. En los municipios sin hospitales se trata de la instalar puestos de socorro bajo tierra, siempre en función del tamaño del municipio . Desde el punto de vista de la financiación, se preveía que las subvenciones federales, cantonales y municipales, cubrieran como mínimo el 70 por ciento de los costes de construcción, con la limitación impuesta por el Estado de que el coste de la instalación de protección civil no superara el 5 por ciento del coste total de la nueva obra. El mantenimiento corre a cargo del propietario. A este respecto, merece destacarse el reconocimiento de la capacidad de expropiar, que implica el reconocimiento de la protección civil como una función de importancia nacional.

 

El decreto sobre construcción de obras de protección civil del 15.V.1964, señala que los refugios privados han de tener capacidad para refugiar a las personas que normalmente ocupan el edificio. Los refugios públicos han de poder acoger una cantidad de personas equivalente al promedio de las que frecuentan el lugar en cuestión. También se regula la conservación de reservas de alimentos básicos, agua, medicamentos y material sanitario.

 

Técnicamente, el decreto sobre las normas de eficacia de las obras de protección civil del 11.VIII.1976 proporciona más información y señala que "la protección debe ser eficaz contra los efectos de las armas modernas, especialmente las armas atómicas, clásicas, químicas y biológicas."  Generalmente el objetivo es de alcanzar una protección que "garantice la supervivencia de los ocupantes a una distancia, contada desde el centro de la explosión de un arma atómica, donde la presión atmosférica ha caído a 1 bar; asegure la protección contra los efectos de armas clásicas cuando el punto de impacto esté cerca de la obra; comporte un sistema de ventilación forzada y una filtración contra la penetración de sustancias químicas y agentes de combate biológicos."

 

En el caso de los hospitales y puestos de mando de la protección civil se aplican los mismos criterios, salvo el de la presión a resistir que aumenta a 3 bars . Este último ejemplo puede llevar a cuestionar la diferencia de criterios empleados para la protección de la población "normal" y la de unos mandos privilegiados.

 

En la revisión parcial de la ley federal sobre la protección civil, del 7.X.1977, no hay cambios en lo que se refiere a las obras de protección civil. La revisión establece sobre todo las funciones del personal de protección civil. En lo que se refiere al propietario, sólo se añade que su responsabilidad es la de conseguir los materiales para instalar en los refugios .

 

 

Las normas sobre las construcción de obras de protección civil de 1978

 

El decreto de 1978 representa la revisión total de la de la ley de 1963. En él cabe destacar sobre todo el artículo 3 sobre el número de plazas protegidas que deberían ser construidas en cada tipo de edificio:

 

"- casa normal o de vacaciones: 1 plaza protegida por cada habitación

- hospitales y hospicios: 1 plaza protegida por cada cama

- hoteles: 2 plazas por cada 3 camas

- restaurantes, locales de ocio (cines, teatros, etc.), escuelas, locales de reuniones: 2 - plazas protegidas por cada 3 plazas

- iglesias y edificios destinados al culto: 1 plaza protegida por cada 2 plazas

- oficinas y edificios de la administración, industrias, fábricas, talleres: 2 plazas protegidas por cada 3 puestos de trabajo

- establecimientos de venta al público: 1 plaza protegida por cada 20m2 de superficie total

- almacenes, edificios de exposiciones permanentes o de ferias: 1 plaza protegida por cada 150m2 de superficie total

 

Estas cifras se pueden reducir en un 50 por ciento en el caso de que haya un número suficiente de plazas permanentes en viviendas en un perímetro de un kilómetro."

 

Según esta ley, el gobierno federal puede dispensar a edificios aislados o en zona de alto peligro de la obligación de construir obras de protección civil, en cuyo caso el propietario está obligado a pagar el importe de una plaza en un refugio colectivo del municipio. La subvención para la construcción de obras es la misma que en la ley de 1963. Llama la atención el hecho de que en caso de incumplimiento de la obligación de construcción de refugios, los cantones están facultados para llevarlas a cabo a costa del propietario. Por lo menos a partir de este decreto se admite la utilización de instalaciones de protección civil para otros fines, siempre que se puedan adecuar para desempeñar sus funciones propias en del plazo de 24 horas, con excepción de las instalaciones de los hospitales que no pueden ser modificadas .

 

Con el fin de reducir las obras de protección civil privadas, el gobierno dejó de subvencionarlas en 1980, lo que favoreció la realización de obras centralizadas por los municipios, que son más controlables y suponen un ahorro en las inversiones. La cantidad ahorrada por el constructor privado será reinvertida en la adquisición obligatoria de plazas en refugios colectivos de los municipios. Pero a pesar de esta compra obligatoria, aún sale más barato la compra de una plaza construida por el municipio. A través de este ejemplo se ve claramente cómo se produce la distribución de competencias entre el Estado Federal, los cantones y los municipios.

 

En la legislación de 1995 sobre las construcción de obras de protección civil, que está todavía en vigor, se modifican las porcentajes de plazas protegidas obligatorias por edificio. La nueva normativa establece lo siguiente:

 

"- casas normales y de vacaciones: 1 plaza protegida por cada habitación habitable (hasta 9 habitaciones), 2 plazas protegidas por cada 3 habitaciones habitables (a partir de 10 habitaciones, pero con mínimo de 9 plazas protegidas)

- hospitales y asilos: 2 plazas protegidas por cada 3 habitaciones habitables

- restaurantes, hoteles, escuelas, colonias, locales de instrucción, de reuniones y de ocio, iglesias y edificios de culto: 1 plaza protegida por cada 60m2 de superficie total por piso

- oficinas, edificios de la administración, pequeñas tiendas y grandes superficies comerciales: 1 plaza protegida por cada 60m2 de superficie total por piso

- empresas, industrias y talleres: 1 plaza protegida por cada 200m2 de superficie total por piso

- almacenes, edificios de exposiciones permanentes o de ferias: 1 plaza protegida por cada 400m2 de superficie total por piso."

 
Se observa, pues, que hay una ligera disminución de plazas por edificio, lo que quizás se deba a una exagerada construcción durante los años setenta y ochenta. En esta ley se suspenden también las subvenciones del Estado a los particulares y la posibilidad de comprar plazas en refugios colectivos. Por lo demás, la ley no introduce ningún otro cambio importante en el apartado de las construcción de obras de protección civil.
25/07/2006 19:48 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.com
Autor: tessieruffi

agradecere me envien fotos de los refugios o foto de un modelo a la brevedad.--------------

Fecha: 29/08/2006 15:13.



Autor: posindustrial de guardia

A ver, nosotros no somos ingenieros de refugios nucleares, puedes ver muchos modelos y fotos en Google.[refugio nuclear, atomic bunker, refugio antiatómico, etc]
Suponemos que te interesa uno indivudual o familiar.
No sabemos si te interesa un búnker de verdad, para zonas expuestas a onda expansiva y termal (carísimos) o uno simplemente contra fall-out o lluvia radiactiva. Estos son baratillos si uno pone bastante trabajo en ellos, y hay alguno en EE.UU. que se lo ha fabricado en el sótano o el garaje de su casa, con una pared de dobles ladrillos y arena.
Si emprende la tarea de hacerse un refugio, no olvide la ventilación, si no más que un refugio sería una tumba de diseño.
De todos modos, si no tiene cerca de su casa una base estratégica o algo similar, la construcción de un refugio no es la primera necesidad para el futuro. En caso de agravamiento evidente de la situación mundial (no a corto, pero sí a medio/largo plazo), un refugio improvisado se puede construir en menos de una seman echándole "agallas".

Fecha: 30/08/2006 19:48.


gravatar.com
Autor: Luis Martínez Cherro

30 o 40 anios después de lo leído, los humanos deberían estar mucho más prevenidos de un conflicto nuclear. Escribiré sobre el tema.

Fecha: 14/06/2007 14:56.


Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar