posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Seguridad en la calle

20060826171136-varia.jpg

 CÓMO ESTAR SEGUROS EN LA CALLE

Las observaciones que siguen son unas líneas generales

para reducir la probabilidad de ser una víctima en la calle.

El primer punto y más obvio es no ir a sitios en los que

puede aumentar nuestro riesgo personal. Todas las ciudades

tienen zonas conocidas por su mayor grado de delincuencia,

por lo que se deben evitar a toda costa. Ir a Sevilla a hacer turismo a las “3.000 viviendas” no parece muy interesante.(lo siento si algún sevillano honrado de ese barrio se ofende, pero la realidad es esa, hay zonas y zonas en las ciudades). Lo anterior no quiere decir que estemos totalmente libres de peligro en el Paseo Independencia a las 15 h, pero hay unos niveles de riesgo mayores y menores, dependiendo de la zona y de la hora.

 Si uno se encuentra en una ciudad que no conoce, debe preguntarse

a un agente de policía donde se encuentran esas zonas “evitables”.

Si es posible, hacer que el policía las señale sobre un

mapa. Evitar dichas zonas incluso yendo en coche.

Otra precaución importante es variar las horas y direcciones

en que se hacen los trayectos diarios. Si se hacen

siempre a la misma hora y por la misma calle -por

ejemplo, la compra diaria- un posible atacante puede

vigilamos de antemano y tendemos una emboscada en

una fecha posterior. Los cambios en la rutina nos hacen

menos previsibles y conocidos para cualquier delincuente

que pueda haber en la zona. Sin embargo en

ocasiones, no es posible cambiar de rutina, especialmente

para quienes van a trabajar o llevan o traen a los niños

del colegio. En estos casos, hay que tratar de encontrar a

alguien con quien compartir el trayecto. Es mucho menos 

nos probable que los delincuentes ataquen a dos o más

personas que van juntas. Hay que cerciorarse de que

los niños entiendan también este tipo de precaución.

ZONAS NOCTURNAS PELIGROSAS

Cuando se vaya por alguna zona urbana, se deben elegir

los trayectos con prudencia. Deben evitarse las

calles oscuras o desiertas, aunque tomarlas suponga m;

ahorro de tiempo en el camino. Por la noche se deben extremar las precauciones y no ir por calles que tengan recovecos

o callejones, con trozos poco iluminados o grandes

contenedores de basura por medio. Ese tipo de sitios

son ideales para llevar a cabo un atraco por sorpresa.

Debe evitarse andar por calles del extrarradio de la ciudad

que limitan con parques o zonas de solares. Si no se puede

evitar seguir una determinada ruta, al menos esquivar

en lo posible lugares que puedan servir para esconderse.

Se debe dar la vuelta a las esquinas por la parte de fuera,

mirando la calle a lo lejos antes de aventurarse por

ella. Ir tan cerca como sea posible de la calzada y andar

siempre en sentido contrario al tráfico.

Algunos ataques -especialmente secuestros y violaciones-

se cometen desde un coche, por lo que el ir de

cara frente al tráfico nos permitirá ver con antelación

cualquier vehículo o conductor sospechoso. Para aumentar

la protección un grado más, se deben usar calles

con mucho tráfico de peatones. Los atacantes generalmente

no quieren o prefieren no llamar la atención.

26/08/2006 17:12 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar