posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

El terrorismo

20060921163253-varia.jpg

KAMIKACES

Los terroristas que se suicidan al hacer explosionar - su propia bomba no son un fenómeno nuevo ni insólito,aunque las recientes acciones terroristas contra

Israel y en países árabes

 han hecho que estén en los titulares de los periódicos.

A partir de los ataques de11S

los gobiernos occidentales han evocado el espectro

de los terroristas suicidas también en Europa. Los que

llevan este tipo de bombas, suelen elegir como objetivos

lugares públicos, como centros comerciales, discotecas

o bares. Algunos incluso suben a autobuses

llenos de viajeros. Su bomba consiste en una serie de

paquetes de explosivo que, normalmente, van atados

alrededor del torso y de la parte alta de los muslos,

Para esquivar las medidas de seguridad, a veces llevan

el explosivo en la zona de las ingles: a la policía,

como es natural, no le gusta cachear por esta parte del

cuerpo, especialmente si el suicida es una mujer. Hay

poco que hacer contra los terroristas suicidas con

bomba. Suelen aparecer de repente y hacen estallar su

bomba impulsivamente Llevan algún tipo de disfraz

para confundirse entre la multitud. Hay pocos signos

externos, pero estos suicidas presentan algunas particularidades.

Aspecto del kamikace

Una señal típica es un traje o vestido que no se corresponda

cm}la estación del año. Los explosivos que

se llevan pegados al cuerpo hacen mucho bulto, por lo

que hace falta una chaqueta larga o un abrigo para

que no se noten. También pueden verse en la ropa

bultos poco naturales. Estos suicidas suelen pasarse

nerviosamente las manos por el cuerpo, para cerciorarse

de que los explosivos siguen allí; suelen estar de

pie, solos, de forma incongruente. Contrariamente a

lo que se piensa de los fanáticos, la mayoría suelen tener

un aire terriblemente asustado ante su muerte inminente.

Es posible que estén sudando copiosamente

de miedo.

Echarse al suelo y cubrirse la cabeza

Si se sospecha que un individuo pueda ser uno de estos

suicidas, mantenerse bien apartado y avisar a las autoridades.

Algunos de ellos, en el último momento, declaran ser tales, enseñando los explosivos y haciendo

una apasionada declaración final. Si alguna vez se presenta una

circunstancia así, hay que seguir la máxima

de «tirarse al suelo y cubrirse», que sirve para protegerse

de cualquier tipo de explosión de bomba. Echarse al

suelo de cabeza y taparse ésta con los brazos; si es posible,

detrás de algo que resguarde: una mesa, una tapia,

un coche, etc., etc.

No hay que intentar echarse sobre el terrorista y hacerle

un «placaje», como en el rugby, ni tratar de razonar

con él. En su estado de fanática exaltación, no es

probable que cambie de idea y deje de hacer lo que está

pensando.

21/09/2006 16:33 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar