posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

TUMULTOS Y DESÓRDENES SOCIALES

20061009093644-preparacion.jpg

Las ciudades son propensas a períodos de inquietud

civil, especialmente cuando chocan entre ellos varios

grupos de población o cuando estalla la tensión entre

las fuerzas del orden y la población Civil.Cuando

hay tumultos, éstos pueden causar enormes destrozos y

atraer a los aprovechados y los saqueadores, que hacen

su agosto. Normalmente, los tumultos son un reflejo de

años de hostilidad y pueden ir dirigidos contra determinados

grupos étnicos. Los manifestantes pueden llegar

a comportarse como guerrillas urbanas, lanzando cócteles

Molotov, incendiando coches, saqueando y apaleando

a personas o grupos de ellas.

 

Durante los desórdenes de Los Ángeles de 1992 se

vio gente en las calles tirando piedras, disparando con

armas de fuego y sacando a la gente de los coches para

darles palizas. Cuando la Guardia Nacional norteamericana

pudo dominar la situación, había habido 54 muertos, 500 incendios y 4.500 tiendas y almacenes habían quedado destrozados.

No ponerse en peligro

En un tumulto o durante un período de desórdenes civiles,

la calle se convierte en un lugar donde el peligro es

casi inevitable. Aunque no se crea pertenecer a un grupo social,

étnico o raza de los que están siendo atacados, a pesar

de todo puede uno ser víctima de un robo o de una

paliza, o incluso de las iras de la policía (a veces más brutal que los revoltosos)

 Es posible que sintamos la curiosidad de ser testigos presenciales de

unos sucesos que son portada en los periódicos, pero

salir a la calle es extremadamente arriesgado. Lo mejor

es quedarse en casa y estar lejos de las ventanas y no salir

de la casa a buscar comida o bebida hasta que se

haya normalizado la situación. NO hay que ponerse a increpar a los descontentos (en las revueltas de Francia un hombre fue atacado por una discusión por un contenedor de basura).

No hay que tratar de salvarse

de los saqueadores del coche. Sintonizar la radio

o la televisión para oír constantemente las noticias y estar

igualmente atentos a lo que ocurre en la calle. Estar

atentos a un posible aviso de incendios y a los cascotes

que caigan o vayan volando.

Después de una serie de tumultos, hay que ser muy

prudentes. Evitar las zonas de tiendas saqueadas y las

que estén llenas de cristales rotos y seguir sintonizando

las noticias hasta que la situación esté dominada y las

calles tranquilas.
09/10/2006 09:37 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: XML | Administrar