posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Guía de emergencias posindustriales

20061016154326-preparacion.jpg7. Agricultura.

 

7.1. La tripleta mediterránea: cereales, vid y olivo.

 

La cultura mediterránea se ha desenvuelto con relativa comodidaddurante milenios y manteniendo una sostenibilidad relativa, centrando su alimentación en estos tres elementos esenciales. De entre los cereales, el más conocido en occidente, el trigo, es el más tradicional. Cebada y centeno y el maíz, desde el descubrimiento de América, se han convertido en los aportes de grano complementarios más importantes, fundamentalmente para el ganado, aunque pueden igualmente servir para la alimentación humana.

 

Con las premisas y requisitos antes mencionados y para la familia estándar que se viene observando, se necesitaría cultivar unas cinco hectáreas de secano, para disponer de cereal suficiente para las personas y el ganado asociado a ellas, en un suelo medianamente fértil y que se deja en barbecho en años alternos y se abona regularmente con el abono que producen los animales antes reseñados. Con agua, que debería llegar por gravedad (recuérdese que no habrá máquinas para bombear), el terreno se podría reducir a una o dos hectáreas. Hay que disponer para ello de semillas no transgénicas y es muy importante empezar a hacer acopio ahora de las mismas. Los terrenos deben rotar el tipo de cultivos y practicar el descanso y el barbecho, para evitar la degeneración del suelo y de las plantas y semillas.

 

7.2. Cultivos forrajeros.

 

  La alfalfa es la más conocida de las forrajeras. Se puede cultivar para la alimentación de ganado, especialmente el bovino o los animales para producción lechera. Debe tenerse muy en cuenta que en las sociedades preindustriales, antes de que existiesen los motores de combustión interna o los eléctricos, la superficie de cultivo que se tenía que dedicar para la alimentación de los animales de tiro y animales domésticos, no era en ningún caso inferior a un tercio o incluso hasta la mitad de los terrenos de cultivo. Eso sin considerar que hay animales especializados en alimentarse de pastos comunales no cultivados, en los bosques o de plantas silvestres no digeribles por el ser humano. La cabra es el animal común más paradigmático y versátil en este sentido. Estos animales exigen un pastoreo más cuidadoso, pero a cambio rinden mejor en casos de cultivos

marginales.

7.3. Cultivos de frutales.

 

Disponer de árboles frutales mejora la variedad de la alimentación. Los árboles son de las plantas más agradecidas y remuneran mucho el trabajo y los cuidados que se les dedican. Según las regiones, disponer de un huerto con unos 30 frutales para la familia típica de seis personas, es una cantidad racional, si se considera que se pueden realizar trueques con otras variedades de frutas de vecinos de la comunidad. Las frutas se conservan con facilidad y proporcionan calorías y azúcares, que son importantes en el invierno.
16/10/2006 15:43 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: XML | Administrar