posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Electricidad, luz, agua...

20061020141748-preparacion.jpg

Lo normal es que, durante la catástrofe natural o unos

disturbios, se corte el suministro de los servicios esenciales.

Si no se pueden usar la electricidad, el gas ni el

agua, la primera preocupación será pronto la de mantenerse

calientes y evitar la deshidratación.

No suele ser fácil generar electricidad. Los generadores

domésticos no siempre son eficaces, son caros de

comprar y mantener y pueden desprender humos peligrosos.

En una auténtica emergencia, habrá que pensar

en usar la batería del coche o alguna otra de reserva, si

la hay. La batería de unos 10 amperios dura unas 3 horas

y, por lo menos, con ella se podrá oír la radio.

Seguir las instrucciones de seguridad

Si se trata de usar una cocina de leña, una chimenea o

un calentador para tener calefacción, hay que tener cuidado

con el peligro de incendio y tener una ventilación

adecuada, especialmente si se usa un calentador de queroseno.

No hay que usar nunca otro combustible que el

indicado para un calentador portátil: sólo el recomendado

por el fabricante y siguiendo sus instrucciones con

mucho cuidado. No emplear el calentador si tiene el

cordón del enchufe estropeado o suelta chispas. Las cocinas y chimeneas de leña sólo se pueden usar si están

bien cuidadas y mantenidas. Un fuego de chimenea

suele ser la causa de muchos incendios domésticos graves.

Hay que limpiar el hogar de materiales combustibles

y no usar madera verde  o húmeda, que desprende

mucho humo que puede llegar a ser peligroso.

Hacer   vida en la cocina

Aunque es posible que haya que echar mano de un calentador

(con ventilación), la mejor forma de mantener

el calor en una casa que no tiene calefacción central es

cerrar bien una habitación y que todos los ocupantes de

la casa hagan la vida en ella. Meter toallas o periódicos

bajo las rendijas de las puertas y colgar mantas sobre

las ventanas, además de las cortinas y visillos. Hay

que vestirse con varias capas de ropa de abrigo. Comer

de una manera regular ayuda a conservar el calor e

igualmente importante es beber con regularidad. Pero

hay que evitar el alcohol porque, aunque inicialmente

produzca una sensación de calor, después el cuerpo lo

pierde con mucha rapidez y se pueden llegar a sentir escalofríos.

 
 

Hay que aprovechar la luz del día. Después, usar linternas

de pilas en vez de velas, si ello es posible. No

se debe dejar nunca sin vigilar una vela encendida.

Los faroles de queroseno o las lámparas que funcionan

con aceite de parafina funcionan durante mucho

tiempo -hasta 45 horas- después de haberles llenado

el depósito. Asegurarse de tener a mano un extintor

de incendios y de que están montadas las alarmas de

humo de pilas.
20/10/2006 14:17 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: XML | Administrar