posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

¿QUE PODEMOS ESPERAR DEL AGOTAMIENTO DEL PETRÓLEO?

20061020141931-cdp.jpg

(...)

. En los años setenta (...) las dos crisis petroleras de 1973 y 1979, obligaron a las compañías a diversificar y ampliar sus prospecciones, e hizo que los estados se plantearan políticas de ahorro. El crecimiento productivo de Méjico o la URSS, la explotación del petróleo del Mar de Norte, la búsqueda de otras fuentes de energía, la inversión en tecnología extractiva, fueron factores que descargaron parcialmente el peso de la dependencia con respecto al petróleo-OPEP.

En los años ochenta, dentro del marco de la Agencia Internacional de la Energía, los países

occidentales se comprometieron a crear las llamadas "reservas estratégicas" de crudo, reservas que podían servir para mantenerse en los período de crisis de abastecimiento. En 1985 se había producido una caída de los precios del crudo, y fue a partir de entonces que los países de Europareiniciaron un despegue económico y abandonaron paulatinamente sus políticas de contención energética. A partir de aquella época la OPEP conseguiría una cierta estabilidad del precio del crudo, que duraría hasta finales de los años noventa. Esta estabilidad no fue rota por la guerra del Golfo, no obstante, los años noventa traerían un período de sanciones a la exportación para países como Irak, Libia o Sudán. Es un lugar común afirmar que la guerra lanzada contra Irak en 1990 fue motivada sobre todo con el fin de sacar ’la producción petrolera irakí del mercado internacional, y asegurar de esa forma una especie de enorme "reserva estratégica" para el futuro. No se puede olvidar que con. el inicio de esta ofensiva Estados Unidos e Inglaterra se aseguraban un nuevo control estratégico sobre la zona del Golfo.

Todos estos capítulos nos conducen a la situación actual, después de la invasión de

Afganistán y la de Irak, en 2002 y 2003, respectivamente, la pasada guerra en el Líbano y la

inquietud creciente por el control de zonas estratégicas como el mar del Caspio, el Africa

subsahariana o Venezuela. Si a todo esto añadimos la aparición en escena de gigantes sedientos de combustible como China o India, tenemos todos los ingredientes necesario para abrir un período tenso y dramático, con precios muy elevados del crudo y el anuncio de su inminente escasez.

 
¿Una geología subversiva?

Hasta aquí no hemos hecho sino mostrar algunos trazos históricos y cronológicos que nos

pueden ayudar a delimitar el terreno donde ha surgido el interrogante sobre el agotamiento del petróleo barato. La crisis de escasez que se anuncia hoy podría resultar creible si se constata que los años sesenta del pasado siglo marcaron la época de mayores descubrimientos de yacimientos, época desde la cual asistimos a un lento pero firme declive en el ritmo de los descubrimientos.

En su artículo ya clásico, publicado en la revista Scientific American, en 1998, y titulado

"Fin de la era del petróleo barato" -que aquí apareció por las mismas fechas en su trasunto

castellano Investigación y ciencia- Colin J. Campbell y Jean H. Laherrere, ambos geólogos

veteranos y retirados, trazaban una línea de delimitación entre las previsiones de escasez de las crisis de los años setenta y la crisis actual de la que ellos se hacen portavoces. Refiriéndose a las predicciones de entonces, escribían: "Sus predicciones apocalípticas fueron reacciones emocionales y políticas, los expertos sabían, ya entonces, que tales pronósticos carecían de base. Unos años antes se habían descubierto enormes campos en la vertiente norte de Alaska y bajo las aguas del Mar del Norte, cerca de la costa europea. Hacia 1973 el mundo había consumido, de acuerdo con las mejores estimaciones, alrededor de un octavo de su riqueza en crudo accesible. Dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) los cienco miembros de Oriente Medio convinieron en

subir los precios, no porque hubiera peligro de escasez, sino porque habían decidido hacerse con el 36% del mercado. Más tarde, cuando la demanda cayó y el flujo de petróleo fresco procedente de Alaska y del Mar del Norte debilitó la presión ejercida por la OPEP, los precios se desplomaron."

Campbell, con su libro The coming oil crisis (1997) y Laherrere, autor de distintos ensayos y estudios, defienden desde hace una década la proximidad del declive del petróleo, dentro del siglo XXI, anunciando que antes de 2010 se alcanzará probablemente el cénit de la producción, lo que

marcará el fin del petróleo barato. Como se sabe, ambos se han inspirado en los trabajos de Marion King Hubbert, geólogo que trabajó para la Shell, y que en 1956 predijo que para el año 1970 aproximadamente, se produciría el cénit de la producción petrolera estadounidense, lo que efectivamente ocurrió. Otros geólogos, investigadores y periodistas se han sumado, con sus estudios y aportaciones, a esta corriente de opinión que poco a poco ha comenzado a entrar en el debate público, al menos en algunos ámbitos. En nuestro país, no obstante, el debate se deja oir poco, y en total, que nosotros sepamos, no se ha editado en papel gran cosa al respecto, a parte de algunos artículos y algún dossier de importancia. Desde luego, a través de la red electrónica, muchas personas han entrado en contacto con el problema a través de las páginas de ASPO (la Asociación para el Estudio del Cénit de la Producción, donde se inscriben geólogos como Campbell) o la de AEREN ( la Asociación para el Estudio de Recursos Energéticos). Pero el debate continúa, de alguna manera, soterrado. En Estados Unidos, sin embargo, se han publicado ya libros de divulgación como el de Richard Heinberg, The party’s over, mientras que en Francia se publicó La vie apres la pétrole, de Jean-Luc Wingert, con prólogo de Laherrere, libro al que después han seguido otros varios en francés sobre la misma cuestión.

Desde luego, a esta corriente anunciadora del cénit petrolero no faltan sus oponentes

negacionistas. Uno de ellos, ilustre, y al que podríamos considerar como el Herodoto de la historia del petróleo, es Daniel Yergin, que en 1991publicó su monumental The Prize, libro histórico sobre la industria petrolera desde sus orígene~. Resulta curioso que en un libro tan documentado no aparezca ninguna,mención a King Hubbert ni sus predicciones, cuando en cualquier caso menciona de pasada las intervenciones de Fritz Schumacher en el mundo de la energía, lo que denota que el autor no está totalmente desprovisto de interés por la cuestión de la finitud de los recursos. La historia del petróleo de Yergin no es en ningún caso neutra, no podría serlo, y delata bien a los amos que sirve, especialmente cuando se demora en analizar la influencia que tuvo el petróleo en las dos guerras mundiales, y después pasa por encima de la guerra del Viet-Nam, sin explicar las razones de la intervención norteamericana, sin que aparezca por ningún lado la molesta e hiriente palabra

"napalm" que, como sabemos, hace referencia a un arma elaborada a partir de la gasolina, y con la que el ejercito estadounidense regó generosamente a la población vietnamita, dejando un rastro de horror y destrucción. Claro está que cuando al final de su libro se ve obligado a mencionar la intervención militar en el Golfo, a la cabeza de la cual estaba de nuevo Estados Unidos, tiene buen cuidado en retratar la vida sanguinaria de Sadam Hussein. En cualquier caso, las razones para no mencionar a Hubbert en su ensayo histórico se nos escapan. Yergin dirige en la actualidad una consultaría sobre cuestiones energéticas y está dispuesto a no dar importancia alguna a las opiniones expresadas por los divulgadores del cenit petrolero. Al decir de Yergin, las predicciones de hoy son tan vanas corno las del pasado. ¿Es la suya una opinión bien infonnada o es la voz de alguien meramente comprometido con los intereses petroleros y su propaganda? Tal vez no tardemos tanto en saberlo.

Lo que resulta llamativo es que la opinión más autorizada en torno a las informaciones sobre el cénit petrolero provenga del mundo de la geología. ¿Qué habría sido del capitalismo industrial en el siglo XX sin esta ciencia aparentemente neutra y minuciosa?
20/10/2006 14:20 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.com
Autor: ANTONIO

Hola:

Te encontré buscando sobre el cénit del petróleo.

Muy interesante la exposición.

saludos.

Fecha: 20/10/2006 18:27.


gravatar.com
Autor: fernanda

todo brabaso

Fecha: 29/06/2009 19:39.


Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar