posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Extracto de “La gran emergencia”

20070628172520-petro.jpgSayonara a la globalización

 

La denominada economía global no era una institución permanente,

 

como algunos parecían pensar, sino el resultado de una serie de fugaces

 

circunstancias particulares que acaecieron en un determinado tiempo:

 

el canto de cisne de la era de los combustibles fósiles. El primer mecanismo

 

propulsor de este proceso fue un sistema de asignación de mercados

 

petrolíferos a escala mundial capaz de operar en un extraordinario

 

periodo sostenido de relativa paz mundial. El crudo barato, disponible

 

en todas partes, junto con la maquinaria omnipresente y necesaria

 

para construir más maquinaria, neutralizó muchas de las antiguamente

 

consideradas ventajas, especialmente la situación geográfica, mientras

 

creaba otras radicalmente nuevas, como la mano de obra extremadamente

 

barata. Ya no importaba si una nación se encontraba al otro lado

 

del mundo, o si carecía de experiencia en manufactura. El petróleo a

 

bajo coste llevó electricidad a zonas distantes del planeta en las que

 

las ancestrales sociedades tradicionales habían dependido de recursos

 

renovables como la madera o el estiércol, principalmente para cocinar,

 

dado que la mayor parte de esos lugares disfrutaban de climas tropicales

 

y, por tanto, no precisaban de calefacción. Podían crearse fábricas en

 

Sri Lanka y Malasia, donde la abundante población proporcionaba un

 

número notable de mano de obra dispuesta a trabajar por mucho menos

 

dinero que los ciudadanos de Estados Unidos o Europa. Los productos,

 

entonces, comenzaron a fluir por todo el globo siguiendo un sistema extremadamente

 

racionalizado, no muy distinto al sistema de asignación

 

petrolífero, en el que se hacía uso de buques inmensos, instalaciones

 

portuarias automatizadas y contenedores de envío del tamaño de camiones

 

a muy bajo precio por unidad, fuera cual fuera su material y carga.

 

Camisetas y cafeteras fabricadas a 20.000 kilómetros podían transportarse

 

hasta los centros comerciales de toda Norteamérica y venderse a

 

precios irrisorios.

 

28/06/2007 17:25 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar