posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

El mundo tras el 11-S

20071123194823-tensiones.jpg/.../ Es un tema demasiado vasto como para pretender agotarlo aquí. Así que daremos sólo unas rápidas pinceladas.

 

Hablaré primero de los efectos hipnóticos del 11-S y luego ya del mundo surgido tras ese macroacontecimiento histórico.

 

 

 

La hipnosis

 

La hipnosis siempre se ha entendido como un estado alterado de conciencia y, por tanto, de conducta. O, al menos, como una sugestión (influencia manipuladora) que adormece las instancias críticas.

 

James Braid, cirujano escocés del siglo XIX, fue quien acuñó el término ‘hipnosis’, y la describió como el resultado de «la fijación sostenida de la mirada que paraliza los centros nerviosos de los ojos y sus dependencias, alterando el equilibrio del sistema nervioso». [...]

 

Modernamente, hay diversos teóricos de la hipnosis que sostienen que no es precisa una larga inducción y relajación para provocar sus efectos.

 

El hipnotista inglés Harry Cannon define la hipnosis como «un mecanismo fisiológico por el cual una sugestión va directamente al subconsciente y es aceptada por él. Para que esto ocurra se necesitan cuatro cosas:

 

-Un foco de atención

 

-Un sobresalto

 

-La propia sugestión

 

-Que no haya crítica sobre la sugestión por el intelecto consciente

 

Cuando se cumplen estos requisitos, la sugestión arraiga en el subconsciente y se convierte en acción. Esto simplemente quiere decir que la sugestión se ha impuesto o sobrepuesto a la mente.

 

Hipnosis colectiva

 

El 11-S fue seguramente el episodio de hipnosis colectiva más abarcante y espectacular de la historia. Naturalmente, fue así gracias a las modernas tecnologías: televisión, Internet y otros medios de propaganda.

 

Así, en el 11-S tenemos los requisitos que da Harry Cannon para la hipnosis:

 

-El foco de atención: las torres neoyorquinas impactadas por los aviones.

 

-Un sobresalto: la noticia misma, tan espectacular, con todo lo que implicaba.

 

-La propia sugestión: desde el principio ya se nos dirigió la atención en un determinado sentido (versión oficial; autocensura de los medios).

 

-Ausencia de crítica sobre la sugestión: cosa que ocurrió debido a lo espectacular de la noticia y las imágenes; he aquí la clave de la hipnosis, que adormece nuestras instancias críticas.

 

Pero es que junto con la impresión en nuestras retinas, entraba también una información adjunta: la de la versión oficial del 11-S en todos sus aspectos. Que nos hizo creer, por ejemplo, y desde un primer momento, que la represalia de la superpotencia humillada era legítima; y que lo era, concretamente, contra Bin Laden y los talibanes, lo que justificaba la agresión a Afganistán (aún en curso). Esa legitimidad al día de hoy no ha sido probada, pero da igual: fuimos hipnotizados desde el principio (como el periodista Andrés Aberasturi, que en las primeras horas, desde la radio, defendía el "derecho" estadounidense a esa represalia).

 

Lo cierto es que desde el 11-S, la mayoría de los que hoy cuestionan la versión oficial, han tardado mucho en liberarse de la hipnosis. Sólo cinco o seis años después ha empezado a haber una conciencia creciente sobre el fraude del 11-S. Pero todavía es en muchos círculos (medios del Sistema) un tabú cuasirreligioso cuestionar la versión oficial.

 

La reacción de los críticos ha llegado tarde (¿demasiado tarde?). Y eso le ha dado una enorme ventaja al Imperio (¿irreductible?).

 

En todo caso, en los seis años y pico transcurridos, el mundo ha cambiado dramáticamente. Vamos a ver cómo.

 

Pero lo vamos a hacer teniendo en cuenta la realidad previa. Pues el 11-S, en realidad, es nada más (y nada menos) que un acelerón, una superaceleración de una dinámica histórica y de unos planes que ya existían. Veamos esa realidad previa.

 

Marco previo (década anterior)

 

 

 

·                                 Caída del comunismo: Fin de las ideologías masivas, con una inevitable apertura a lo religioso en un sentido amplio, para bien y para mal (el ser humano tiene sed de absolutos), donde entraría la fe en el 11-S (y el tabú).

 

 

 

·                                 Caída de la URSS: Hacia la globalización unipolar (no necesariamente monocefálica) y el globalitarismo. El 11.9.1990, curiosamente un "11-S", el presidente George Bush (padre) habló de la oportunidad de construir un «nuevo orden mundial», una «nueva era» de armonía y prosperidad, «más libre de la amenaza del terror, más fuerte en su búsqueda de la justicia, y más segura en la lucha por la paz».

 

 

 

También en septiembre, esta vez del año 2000, el grupo PNAC (Proyecto Nuevo Siglo Estadounidense) emite un documento secreto titulado "Reconstrucción de las defensas de EE.UU.". En él se habla de la necesidad de un nuevo "Pearl Harbor" con vistas a asegurar el dominio planetario de Estados Unidos.

(Continuará)

23/11/2007 19:49 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.com
Autor: Cordura

Me agrada saber que mi artículo (inicialmente una charla pública) te interesó, pero es triste que no tuvieras a bien pedir permiso ni indicar su procedencia.

Un saludo.

Fecha: 12/04/2008 17:22.



Autor: GEp durmiente

Lo sentimos.

Fecha: 14/04/2008 14:41.



Autor: GEp durmiente

Vaya un enlace para desagraviar en la medida de lo posible al Cordura.Freikazos que somos.

http://lacomunidad.elpais.com/periferia06/posts


Fecha: 15/04/2008 17:56.


Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar