posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2007.

01/09/2007

Milenaristas en el ocaso de occidente

20070902165337-preparacion.jpg
Survivalistas, peakers, primitivistas, neorrurales, primitivistas, neoluditas y otras malas hierbas del industrialismo tardío.
 

 

1-PIRATAS EN BUSCA DE LA EDAD DE ORO
 
Comenzamos nuestro periplo en el viejo barco pirata de las banderas negras, lo que una vez fue el anarquismo iconoclasta y rompedor con todo pasado, hoy algunos se refugian en supuestos edenes anteriores al malvado neolítico. Cuando la revolución del 68 deja de ser creíble...
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Anarcoprimitivismo
 
La verdad es que la mayoría de las “ideas” de esta gente nos resultan masturbaciones mentales de occidentales un tanto hartos de la religión del progreso, que probablemente no sobrevivirían ni un día en una zona tercermundista cualquiera.
Y luego toda esa retórica contra la “civilización”, un cáncer que se extiende nada menos que desde el Neolítico. ¿No resulta un tanto ridículo ese odio tan enorme por un concepto tan manoseado por civilizados y buenos salvajes?(todos ellos occidentales, por cierto, y de los últimos 2 siglos)
Por lo demás, el nudismo mola mazo (siempre respetando a los textiles, claro y sin movidas chungo-sectarias demasiado abundantes en ambientes naturistas). El vegetarianismo bien entendido también (no tanto el nazi-veganismo que se ve en parte del primitivismo-mientras otros admiten caza y pastoreo “primitivo”¿?).
Pero hay primitivos y primitivos por lo que se ve.
 
2-EL REGRESO DEL CAPITÁN LUDD
 
http://elhebdomadario.blogspot.com/2007/03/los-neoluditas.html
 
Lo gracioso de este asunto es que cualquier crítica al tecnologismo cae en el cajón de sastre primitivsta, para cabreo de los llamados neoluditas (que critican más que nada la revolución industrial en lugar de la Historia de las civilizaciones).
Resulta que el terrorista-malo que te cagas-chalado de Unabomber es uno de los “gurus” primitivstas, pero luego en su manifiesto no habla para nada de volver a correr en cueros por la selva, sino de una especie de retorno al salvaje oeste donde los supervivientes del mundo actual se dedicarían a la agricultura y el pastoreo, con una tecnología residual (suponemos que en la cárcel de máxima seguridad el tipo será un fan de “Jericho”). Tiene gracia el asunto.
 
http://www.sindominio.net/ecotopia/textos/unabomber.html
 
Igualmente, grupos como Amigos de Ludd o Miquel Amorós, han rechazado el apelativo primitivista haciéndose llamar luditas o meramente anarquistas.
 
http://www.nodo50.org/ekintza/article.php3?id_article=386
 
 
http://www.alasbarricadas.org/forums/viewtopic.php?t=29169&sid=dfe829b1b7b2848716fc6399cb61d2b2
 
No encontramos en estos radicales añoranzas del hombre de Cromañón, sino una descarnada crítica de la sociedad actual, incluyendo la propia izquierda que dicen aborrecer (si bien es cierto que no han podido romper del todo con ella, especialmente en la retórica). En ese punto, son prisioneros del folclore progre, aunque estén en lucha con él.
Los neoluditas franceses son especialmente sarcásticos con sus “camaradas” primitivos. Como este:
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Ren%C3%A9_Riesel

 

Los neoluditas nos parecen más cercanos a nuestro punto de vista, de que el exceso de tecnologismo nos ha cegado demasiado y vamos hacia el desastre. Pero no es realista un rechazo frontal y total, porque...¿qué ocurre por ejemplo con las centrales nucleares? No se trata de esperar a que se agote el petróleo, las potencias mundiales se machaquen entre sí y el cambio climático deje a los supervivientes un mundo posindustrial feliz y contento. Algunas centrales (o bombas) pueden petar, y entonces hay que adaptarse de algún modo a esa situación. También hay que cerrar y reparar los edificios de los reactores...No hay regreso a un mundo preindustrial, sino una retracción del industrial hacia la era posindustrial.

(continuará)

Diario de un superviviente urbano

20070901223053-peak.jpg1 de septiembre
 
En público, la mayoría de la gente pone buena cara al mal tiempo. Por otro lado, algunos políticos ven en la desgracia ajena una gran oportunidad: todos los que no van a tener que ir en bicicleta, claro. El presidente ya ha mostrado en la televisión que él sí va en bicicleta a su trabajo. ¡Pero si la oficina la tiene al lado de su misma casa! Hay ya demasiada gente quedándose sin trabajo. Los nacionales miran mal a los inmigrantes, los extranjeros se quejan del racismo de los nacionales. ¿Qué van a hacer todos ahora? ¿volver a su pueblo o a su país de origen? (donde también está mal la cosa) ¡Los del paro no le pueden pagar a todos los que no tengan empleo, si nadie lo tiene! Las granjas están contratando gente, pero ¿Cómo se van a trasladar los que emigren? ¿Y cuántas granjas quedan hoy día? Ahora hace calor, es verano, pero en unos meses llegará el invierno y resultará largo y crudo. Me pregunto si mi tía tendrá una habitación para mí en Murcia. ¿Tan mal están las cosas allá como ponía en el SMS?¿Bicicleta nueva sí o no?¿Ser o no ser?

02/09/2007

Milenaristas en el ocaso de occidente

20070902165722-preparacion.jpg
3-APOCALIPSIS A LA AMERICANA
 
Survivalistas americanos. Los decanos en el asunto apocalíptico moderno, empezaron en los años 60 con el pánico nuclear (y luego proliferaron gracias a la ridícula política de defensa civil yanki, que llevó a muchos a “salvarse por su cuenta” del hongo atómico. Estos tipos tienen de bueno que realmente se creen que todo esto se va al garete (mucho más que los patéticos residuos de la extrema izquierda reciclados en “primitivitas”), pero lo malo es que su obsesión con el malvado gobierno , la sobredosis de patriotismo, la búsqueda de conspiraciones varias y el centrarse en exceso en armamentos les lleva a masturbaciones mentales peligrosas. Si a esto le sumamos que en EE.UU. hay gente religiosa que cree en la segunda venida de Cristo, se comprenderá el éxito de ciertas milicias que reproducen de forma grotesca el “folclore” de la derecha más rancia de aquellos lares (eso sí, se distinguen de los neocon en su falta de confianza en el estado centralizado).
 
http://www.survivalist.info/
 
Es cierto que algunos survivalistas son laicos o despolitizados, pero la tendencia suele ser a movidas un tanto rocambolescas, mercantilistas descaradas o chungas (milicias virando a la extrema derecha nihilista).
 
 
http://www.survival-center.com/
 
Algo pasados de moda en los 90 con la caída sovíetica, tras el 11-S han vuelto a estar de moda, no digamos con la proliferación de teleseries catastrofistas como alguna que empieza por J.
(continuará)

 

 
02/09/2007 16:58 Enlace permanente. Tema: Preparación y protección No hay comentarios. Comentar.

Si falta pan, a comer galletas

20070902165152-varia.jpgTanto hablar del ascenso del precio del crudo, de la carísima vivienda, y el pan sube que te sube...los medios no hablaban del asunto. Será que nadie come pan ya.
 
 
 
 http://www.gurusblog.com/archives/una-barra-de-pan-cuesta-un-177-mas-desde-el-ano-2001/17/10/2006/
 
 
Se echa la culpa a los combustiles ecológicos (sic), pero el aumento de precio ya viene de tiempo atrás, antes de la moda “biocombustible” de 2-3 años a esta parte (moda que por otra parte ha venido por el alto precio del crudo).
 
http://www.cotizalia.com/cache/2007/08/01/83_biodiesel_dispara_precio_leche_huevos.html
 
¿Estaremos llegando al límite de fertilidad de las grandes llanuras cerealistas?¿Malthus se está tomando la revancha después de la negación y manipulación de sus teorias demográficas chungas?
Hay algo de todo en esto, incluso puede haber una especulación con la harina de forma análoga a lo que sucede con la vivienda. Cuando la comida es una mercancía más (¿qué otra cosa puede ser en la era de la tardo-globalización) cualquier cosa es posible. Pero ¿A quién le interesan estas aburridas noticias cuando en este final de verano suena esa joya de composición musical llamada “Los micrófonos”?(quizás la letra tenga un mensaje oculto que ponga en peligro a occidente, a ver qué nos dice Dan Brown).
¿Será Tata Golosa la relaciones públicas de nuestro querido gobierno progresista y de esa oposición que tan poco se opone en cuanto sale de los temas de sacristía?¿Será el bla bla bla de economistas y políticos acerca de la fortaleza económica (sic) un remedo torpe del parloteo sexy?
Incógnitas que quizás no se resuelvan nunca. Sólo una cosa podemos aventurar, si esto sigue así, dentro de un par de años dejemos de ver barras de pan medio empezadas tiradas por la calle.
02/09/2007 16:51 Enlace permanente. Tema: Varios No hay comentarios. Comentar.

Diario de un superviviente urbano

20070902165010-peak.jpg2 de septiembre
 
Tras el fin de semana parece que ha habido un montón de compañeros que han abandonado sus empleos. Ni siquiera hay necesidad de que despidan gente cuando ésta salta sola al vacío. ¿A dónde habrán ido? Yo sigo aquí, a rastras de lo que queda de empresa, pero quizás sea hora de prepararme un plan B, por si las moscas. Aún tenemos pedidos (y manera de seguir produciendo) así que me quedaré por aquí cuanto pueda. Como hay poca actividad, he salido una hora para enviar unos paquetes con conservas para amigos y familiares varios. Pero cuando he llegado a la oficina, resulta que estaban en huelga porque no les dan suficiente a los conductores para combustible. He ido entonces a varias empresas privadas de paquetería, pero “casualmente” estaban “cerradas provisionalmente”. Luego en el trabajo me han dicho que los ferroviarios y lo que queda de líneas de autobuses te llevan paquetes no muy grandes bajo mano, aunque a precio de oro. Nuevos tiempos, nuevos negocios.
Cambiando de tema...
¿Qué haría yo en Murcia? ¿Qué hace la gente en Murcia?
He encontrado la respuesta en internet (bueno, en lo que queda de ella entre apagones, mensajes de error y desconexiones cada pocos minutos). Atención a este mensaje familiar...
 

http://lastrux.blogspot.com/2007/09/mensaje-de-la-familia-de-un_01.html

¿Sería mejor una localidad aislada en los Monegros o en el Pirineo? ¿Aguantaría el invierno con una estufa roñosa allá arriba?

Mejor que mantenga como ocupación primera el mantener mi ocupación, y como segunda el mantenerme informado. Preparar un plan B será mi tercera ocupación. Nunca se sabe. En el peor de los casos, puedo empezar a sisar material descatalogado de los sótanos sin llamar la atención de los jefes. Pero no, todavía no hay que pasarse a la delincuencia laboral. La cosa no está tan mal (por ahora).

03/09/2007

Crisis mental: el aspecto psiquiátrico de la gran emergencia

20070903230220-varia.jpg
Por el Dr. House
 
 
Se habla mucho en foros survivalistas, del peak., etc, acerca del colapso de la sanidad general en un contexto de crisis, pero nada acerca de lo psiquiátrico.
Todo lo más, se dan consejos como rezar ante los problemas (variante mormona-survivalista cristiana), hace yoga o meditar según los consejos de cualquier charlatán tipo Osho. Pero ni la religión tradicional ni la new age pueden curar trastornos mentales de cierta entidad, más allá de la inquietud lógica de las personas mentalmente sanas ante acontecimientos traumáticos.
Que yo sepa, la proliferación de santones, sectas, gurúes y demás, no ha evitado la progresiva dependencia de buena parte de la población de los servicios médicos especializados.
Un aspecto que se echa a faltar en las habituales webs tremendistas (hermanas y primas lejanas de este blog) es la poca atención a un problema que se va a ir agravando conforme las pequeñas emergencias empiecen a convertirse en grandes emergencias embistiendo a la par a la confiada y arrogante sociedad occidental.
Nos referimos al uso y abuso de drogas legales, también llamadas antidepresivos, ansiolíticos, tranquilizantes, etc.
Quien esto les escribe se ha percatado de que a su alrededor hay bastante gente algo tocada, que por su cuenta (los menos) o por prescripción facultativa (los más) enmascaran o controlan los síntomas de depresiones, obsesiones, fobias varias, etc, por medio de camisas de fuerza químicas. Incluso he conocido a personas que sin estar realmente deprimidas, han ido a que le den Prozac porque les ha dejado su pareja...
En los países donde funciona una seguridad social decente o mediocre, el mantenimiento de estos seres en la “normalidad” psíquica” va a durar un lustro por lo menos a partir de los primeros efectos de las crisis. ¿Y después? El estado tendrá que recortar gastos y el “dealer” echará el cierre o dará menos golosinas a los adictos. No digamos ya historias políticamente correctas como hormonas para “cambio de sexo”.
Tenemos pues, a un montón de gente de clase media-baja tronada o algo fastidiada sin sus controles químicos, en una situación de paro creciente, posible escasez de comida, conflicto social o incluso militar, etc. Ideal para empeorar sus síntomas. En algunos casos, simplemente el personaje puede amargarse un poco más (vgr el pringadillo con fobia social que simplemente se aísla un poco más), pero en casos de depresiones fuertes o enfermedades mentales ya serias, la cosa es peor. Si a esto le sumamos el acceso a armas relativamente fácil y la escasa preparación para el sufrimiento de la población actual ,tenemos todos los ingredientes para una auténtica explosión de agresividad hacia dentro y hacia fuera.
La supuesta alternativa a la medicación serían las terapias, pero seamos realistas, si ya son caras ahora (¿y eficaces?¿Es eficaz un psicoanálisista que lleva “terapias” de 5 años?) y elitistas, ¿qué parte de la población afectada va a poder pagarlas en un contexto peor que el actual?
Mucho nos tememos que de todo esto sólo saquen beneficio las pompas fúnebres (por los suicidios y crímenes varios), los hechiceros de turno y las sectas que reclutarán a mucha gente pirada o simplemente tocada del ala.
En un contexto de crisis más avanzada, simplemente la producción, el transporte y la distribución de medicinas puede llegar a detenerse o cuanto menos escasear para los afortunados que áun puedan costearse esa ayuda quimica para sus neurosis, esquizofrenias y psicosis.
El posible colapso sanitario puede tener otro efecto nocivo: está por ver si las instituciones psiquiátricas supervivientes de la ola antimanicomios del siglo pasado (de efectos nefastos) van a poder seguir manteniéndose en el futuro. La mera idea de “todos los locos a la calle” es inquietante, por el retroceso a tiempos medievales que supone, y por el daño que puedan causar y recibir los enfermos abandonados a su suerte en un entorno hostil.
La paradoja final es que en tiempos de mar gruesa en la sociedad, los profesionales de la mente tendrán más trabajo en teoría, pero pocos podrán acudir a ellos y tratarse. Igualmente, las crisis afectarán a psiquiatras y psicólogos en lo profesional y personal, quitándoles tiempo y eficacia.

Podríamos haber evitado el callejón sin salida de la dependencia química excesiva dando prioridad en los tratamientos al aspecto social y afectivo en la solución de las crisis, pero ya es tarde. Obnubilados por la propaganda de las empresas farmaceúticas y amedrentados por el supuesto fracaso total del análisis como terapia, hemos condenado a buena parte de la población a una futura abstinencia de las drogas que les hacen ir cada mañana al trabajo, relacionarse, evitar pensamientos suicidas, etc. Hemos creado zombis químicos y cuando despierten ya veremos lo que pasa.

Yo por si acaso voy haciendo acopio de píldoras...

03/09/2007 23:02 Enlace permanente. Tema: Varios Hay 7 comentarios.

Milenaristas en el ocaso de occidente

20070903225842-preparacion.jpg
4-EL BATIBURRILLO NEORRURAL
 
Volviendo a la dulce Europa, nos encontramos otra vez con los progres, en su versión neorrural.
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Neorruralismo
 
Admiramos que haya personas que se vayan al campo o a los pueblos a vivir de lo que haya, cosa que nosotros no hemos podido hacer todavía por problemas económicos, personales y de “logística”. Ahora bien, más de una vez nos preguntamos si el afán por salir del consumismo capitalistas se traduce en el escapismo del porrete y el “perroyflauta”, cuando no en el eco-pijismo de más de uno. Porque claro, el campo es bonito para vacaciones y con trabajo de oficina, pero hay poca gente que trabaje de pastor en el Pirineo y no sea de allí...
También es cierto que el neorruralismo ha sufrido ataques brutales de los mass media, mucho más que movimientos supuestamente más antisistema como los primitivistas. ¿Por qué? Porque aunque su ideología sea jipi-blandiblup-progre el mero hecho de intentar salir de la centralización y el consumismo les hace peligrosos para el establishment.
Así, salen noticias de okupas gandules, ladrones, gente marginal que causa problemas en los pueblos, pero no vemos reportajes (salvo alguna vez en la 2) de gente que se ha integrado en los pueblos y se lo curra. Para nada se habla de la permacultura, bioconstrucción y otras técnicas interesantes vinculadas de forma difusa a esta gente.
 
http://www.ecohabitar.org/
 
Te puedes encontrar budistas, neojipis, burgueses en busca de aire fresco, naturópatas, etc.
Es criticable, no obstante, la incoherencia rayana a veces en la impostura, de reclamarse contraculturales adoptando esquemas mercantilistas descarados.
Igualmente, su cándido pacifismo puede ser un poco suicida en tiempos menos benignos que los actuales. Irse a una zona rural remota, lejos del “orden público”, pero renunciando a la autodefensa, no es muy inteligente. Para eso vale más aguantar en las nefastas ciudades en tanto se busca un pueblo compacto fácilmente resguardable de grupos pequeños de maleantes. Claro que esto es más survivalista (huy yankis, qué malos) que neorrural.
 

 
5-MAD MAX EN CIENTÍFICO
 
Seguimos con los peakers, grupúsculo o minoría más reciente que las anteriores, centrado en el fenómeno del cénit hubertiano y sus efectos mundiales en el futuro próximo.
El amigo Hubbert:
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_pico_de_Hubbert
 
Los peakers:
 
http://www.peakoil.net/
 
 

De todos estos grupos, los peakers son los más cercanos a nuestro punto de vista, aunque tienen el defecto de reducirlo todo al cénit de Hubert para explicar cualquier cosa (una especie de parodia del complot judeomasónico de la derecha y del economicismo marxista). Si bien es cierto que la energía es la base de la estructura socioeconómica, condiciona pero no determina el poder, la dominación y la sociedad. Lo energético influye en el resto, pero el efecto puede ser a la inversa (el poder influye en las estructuras energéticas, por ejemplo en el desarrollo nuclear para acongojar al enemigo: no es un camino fatal al futuro). Lo más curioso (y cabreante) de los peakers es su ´manía de ver conspiraciones petrolíferas por todas partes, pero al mismo tiempo ridiculizar a todo el que enuncie otra clase de chanchullos que no pueda "demostrar" relacionados directamente con el petróleo (¡incluyendo el 11S!). Eso suena a sectarismo.

Otro fallo en los peakers americanos es que imaginan un mundo posindustrial de comunidades bien dotadas en plan osos amorosos, con poca violencia, cuando precisamente EEUU está lleno de chalados y armas. Y encima, no se preocupan de los efectos de posibles explosiones nucleares entre potencias en lucha por suministros decrecientes de petróleo (en eso los survivalistas son más listos).
Una última crítica a los peakers (sobre todo hispanos) es su buen rollismo con Cuba, parece que Fidel Castro sea el mesías del peak oil. Olvidan que Cuba vive en parte del  turismo (o la prostitución), de divisas que vienen de fuera, etc. Admitiendo que el régimen cubano ha logrado sobrevivir con más astucia y dignidad que otras dictaduras (al menos la gente tiene para comer todos los días) adictas al petróleo, no es conveniente seguir mitificando fetiches izquierdistas.
 
6-BURBUJEANDO
En España tenemos a otro grupo menos científico y más populista, los “burbujeros”, un grupo de internautas preocupados por la especulación inmobiliaria, los pisos caros y lo que consideran precios hinchados de todo lo relacionado con los terrenos. Son bastante apocalípticos en el plano económico, y la reciente crisis hipotecaria les ha dado alas, ya no parecen tan chalados. Sus ideas son variadas y hasta contradictorias, te puedes encontrar manifiestos medio comunistoides al lado de verdaderas paranoias xenófobas.
Quizás si le echasen menos frikismo les tendríamos más respeto, pero hay que concederles la virtud de que están abiertos a otras teorías aparte de la financiera-especulativa. Lo peor es que han creado una peculiar jerga que cuesta entender a los novatos, como “pepitos”, “aterricistas” y otras palabrejas.

Diario de un superviviente urbano

20070903224337-peak.jpg3 de septiembre
 
Ahora parece que Venezuela también se agrega al mal rollo. Una “revolucionaria huelga generalizada” teledirigida por el presidentísimo ha hecho que se caiga lo que quedaba en pie de su industria petrolífera. De Venezuela salía otro chorro de petróleo Añadido a la caída de la producción de Arabia Saudí, a los destrozos en Irán y al oportunismo ruso, nos hemos quedado sin casi todo el petróleo que importábamos (ahora no provocar a los rusos, por favor, que son los últimos “camellos” petroleros). Ahora estamos verdaderamente solos. La industria automovilística hace mil piruetas para intentar vender lo que sea, mientras la gente como yo apenas se conforma con ver algún litro de leche en el supermercado. Paso de ir a Murcia, ahora pienso que en Francia hay más orden y seriedad. He intercambiado SMS con parientes franceses del Bearne y me han dicho que su sistema eléctrico todavía aguanta bastante bien el tipo, y hay más orden público en las calles (si bien hay zonas urbanas realmente terroríficas).
 
‘Nous avons d’electricité tout le jour. ’- Sernin et Jeanne.
 
Abandono el mítico viaje a Murcia. Anoche compré algunos mapas. ¿No hay manera de ir a Tarbes sin atravesar todas esas montañas? Los franceses son gente razonable. Tengo que comprarme dictionaire y gramatique.

08/09/2007

Noticias majas internacionales

20070908183110-tensiones.jpg1-El pirata cudeiro estuvo jugando por Francia
 
http://es.noticias.yahoo.com/afp/20070908/ttc-francia-china-internet-espionaje-9f87427_1.html
 
Pero todo de buen rollito primaveral, eh.
 
2-Esas bombas nucleares que están cogiendo polvo
 
 
 
http://www.abc.es/20070906/internacional-estados-unidos/misiles-nucleares-sobrevuela-error_200709060247.html
 
Que no fuesen a explosionar en una hipotética caída no tranquiliza mucho, puesto que un mini-Chernóbil o una repetición de Palomares habrían sido más que posibles.  En tiempos de mayor descontrol y con todos esos juguetes por ahí, imaginen qué puede pasar.

Diario de un superviviente urbano

20070908181420-peak.jpg8 de septiembre
 
La idea de emigrar a Francia no era tan razonable, ni sus habitantes.
http://newsimg.bbc.co.uk/media/images/41482000/jpg/_41482256_060324franciabody2.jpg
 
A pesar de que tienen electricidad asegurada (más o menos) por sus enormes centrales nucleares, las noticias dicen que han estallado revueltas en los suburbios y que la extrema derecha está organizando patrullas paramilitares para echar a los extranjeros indeseables (como para que te reciban con los brazos abiertos). Los principales objetivos de esta caza del forastero son los negros (huy perdón subsaharianos) y los de aspecto magrebí, aunque la persecución se ha extendido rápidamente a todo el que no hable bien francés o lleve pintas raras. Mejor no ir para allá.
El gobierno ha detenido a miles de supuestos terroristas para proteger la soberanía energética gala [sic]. Au revoir douce France!
 
Los de Murcia tenían razón...
 
http://lastrux.blogspot.com/2007/09/mensaje-de-la-familia-de-un_7769.html
 
En otras partes también cuecen habas, por ejemplo en Italia hay una gran animosidad entre los nacionales y los rumanos. En el Sur las respectivas mafias están dejando en pataleta infantil las masacres de la vieja Sicilia. Por suerte en España no hay ese nivel de crimen organizado, pero la inseguridad es creciente por el crimen desorganizado.
No quiero seguir mirando más noticias.
Bueno, el trabajo se ha vuelto una meta en sí. Me aferraré a él como pulga a su perro y trataré de ahorrar todo lo que gane. ¿Serán los bancos fiables ahora? No voy a gastar ni un céntimo, aparte quizás de en la bicicleta. Trabajaré todo el invierno aquí y trataré de llegar a un sitio bien estudiado en primavera. Nada de escapar como una rata. Me estoy comprando material pesado de campaña por si aumentan los cortes de luz durante los peores días de invierno. Mientras tanto, trato de no pensar mucho en ello. ¿Cuánta gente puede llegar a morir si viene un invierno de los fríos? Puede ser brutal. Estos días que quedan de verano toca salir a pasear un poco a intentar recaptar todos los rayos solares que pueda. Espero que el otoño se retrase.

09/09/2007

Ortorexia: cuando la psicología barata y el agronegocio se dieron la mano

20070909163455-varia.jpg
Probablemente, habrá leído en Internet y en suplementos dominicales la aparición de un nuevo tratorno mental , parecido a la anorexia y la bulimia. Se trata de la “ortorexia” o manía de comer alimentos sanos y naturales. Afición terrible que puede llevar a las personas afectadas (horror) a no acudir a bares y restaurantes para degustar las bazofias que se suelen servir allí a precio de oro. La verdad que en verano esta “enfermedad” puede llevar al aislamiento, porque ir a la playa y no acudir a ese chiringuito donde espera la ruleta rusa de la salmonella es todo un síntoma de que el sujeto se encuentra mal de la olla.
Una persona normal come lo que le echen ajo el socorrido mantra del “de algo hay que morir” (cáncer de estómago, diabetes, etc), y paga lo que sea por comerse o beber no se sabe qué.
La murga lleva ya como una década por falsimedia, oh casualidad, coincidiendo con la salida del gueto de los consumidores de productos biológicos (ya no llevan rastas ni tienen pintas de jipis).
Recientemente en Gangrena 3 TV informaron de nuevo (es un decir) acerca de este terrible trastorno que por lo que se ve no afecta ya a los 4 freaks vegetarianos sino a gente que parece normal y todo. Por cierto, que si comer alimentos biológicos es estar mal de la cabeza, entonces con mayor razón los vegetarianos (incluso los no estrictos) deberían estar en el manicomio como enfermos mentales al lado de los esquizofrénicos. Pero por lo que se ve, acusar directamente a los “veguis” es políticamente incorrecto...por ahora. También podían tomarla con los moros porque no comen jamón, con lo rico que está...de momento sólo se permite alguna caricatura de Mahoma, no se considera aún a los islámicos como “cerdofóbicos”. Los hindúes serías “vacaréxicos o ternerafóbicos”...
Nótese que ni siquiera se concede el beneficio de la duda como antaño, cuando conductas minoritarias y chocantes se veían con paternalista desdén como “extravagancias”. No, ahora directamente se va a la psicologización y medicalización de la conducta (los psicólogos y psiquiatras, los nuevos curas que dictan la norma moral y social bajo la batuta de los poderes fácticos de turno).
Es cierto que algunas personas del mundillo alternativo o como se le quiera llamar llegan a extremos de puritanismo ridículo. Hemos sido testigos de gente jurando en arameo en cuanto
han visto en algún garito contracultural pinchos de jamón o patatas fritas de bolsa, por ejemplo. Talibanes hay en todas partes.
Pero acusar de chalados a gente que ha sufrido un cáncer y no quiere seguir comiendo basura con pesticidas es algo innoble y repulsivo. Tener miedo a ser envenenado por la alimentación industrial es un peligro real y no imaginario. Por poner un ejemplo extremo de “paranoia” recordemos la moda de los refugios nucleares durante la guerra fría. En aquella época podía haber algunos paranoicos obsesionados con las bombas H todo el día, pero la mayoría de quienes planteaban construir búnkers eran personas perfectamente racionales, conscientes de que la defensa civil de sus países era totalmente insuficiente para protegerles en caso de probable conflcito mundial. ¿Eso era estar locos?¿Era más razonable esperar en el sofá a ser incinerados por el famoso hongo nuclear o creer con fe del carbonero en el sentido común de las grandes potencias? (recordemos que aparte de la crisis de los misiles cubanos, hubo varias ocasiones en que se estuvo a punto de provocar una 3ª guerra mundial).
Igualmente, se puede tener miedo a que le roben a uno si va por una calle oscura de un barrio bajo, otra cosa es estar dominado por el pánico y ver ladrones donde no los hay.
Mientras se señalan los peligros de la enfermedad imaginaria, existen otros trastornos a los que los media (falsimedia) no prestan atención.
¿Han oído hablar de la fobia social en Gangrena 3 o cualquier otra televisión? ¿Está la prensa atemorizada por este trastorno psicológico?
Realmente, la fobia social es un trastorno mucho peor que la “ortorexia”. Los “ortoréxicos” son felices con su manía de comer alimentos naturales, se reúnen, van a tiendas ecológicas, conferencias, etc. Podrán (podremos )ser plastas con no acudir a bares infectos y tragar m..., pero sólo sucede de vez en cuando.
En cambio, la gente con fobia social no tiene vida social ,no puede encontrar trabajo porque le da miedo relacionarse en público, no tiene vida sexual, etc.
Es una enfermedad terrible para la persona que la sufre.
Y sin embargo, los medios no se preocupan de este problema que puede afectar a un 5% de la población.
¿Por qué? Muy sencillo, un fóbico social no es una amenaza para el sistema, porque no hace sino replegarse ante la competitividad, la agresividad y la falsedad de las relaciones humanas en la actualidad. El tímido que empieza a rechazar la situaciones sociales sigue consumiendo en privado, en forma de sexo virtual, frikismos varios y demás sucedáneos de las verdaderas relaciones humanas. Por tanto, no hace sino llevar al extremo (por el fondo patólogico del asunto) el individualismo feroz de nuestros días. Sólo que a diferenciad e las personas “normales”, en lugar de relacionarse por medio de la hipocresia y la superficialidad, deja de hacerlo.
Los “ortoréxicos”, por el contrario, son vistos como una ‘amenaza’ para el sistema, aunque sea ridícula en cuanto a efectos globales (la mayoría de la población sigue comiendo bazofia). Los supuestos enfermos de ortorexia se reúnen, montan asociaciones, pagan a agricultores para que les vendan patatas ecológicas, etc. Y horror, evitan pisar el hipermercado como la peste..Y claro los proveedores oligopólicos y los fabricantes de venenos para la agricultura no pueden ver con buenos ojos a esta gente. Y para colmo, esa gente no bebe bebidas de cola, cosa que no hacen ni en los malvadísimos países islámicos del Eje del Mal.
¿Se han fijado que buena parte de los anunciantes de la tele y prensa son de la mafia del agronegocio? Marcas de comida basura, pesticidas, bebidas gaseosas de nefastos efectos digestivos...
Muchos nos tacharán de mal pensados,radicales y/o alarmistas por preguntarnos si
no habrán inventado la ortorexia para desviar la atención de lo que sí son verdaderos
                                    problemas sanitarios, como las graves enfermedades neurológicas relacionadas con la
contaminación alimentaria por pesticidas.
La situación es diáfana: El movimiento internacional de la agricultura biológica
ha sido atacado duramente en las últimas décadas por las multinacionales agro-químico-
             alimentarias por mostrar, por un lado, los peligros de la contaminación alimentaria
y, por otro, los beneficios para la salud y para el medio ambiente de los alimentos
biológicos (libres de pesticidas y aditivos sintéticos y de organismos manipulados
genéticamente).
Es en ese contexto que decimos que la norme difusión de la ortorexia en los
medios de comunicación internacionales
podría muy bien formar parte de una campaña de marketing perfectamente orquestada,
cuyo mensaje contiene un alto gado de perversidad: “No se preocupe tanto por la calidad de sus alimentos, pues corre el riesgo de padecer una nueva enfermedad nerviosa llamada ortorexia.
Despreocúpese, viva feliz… Todo está en orden”.
Y como cantaba la Polla Records hace ya dos décadas: “Come m... y págala”.
Falso. En el ámbito de la alimentación, como en tantos otros, las cosas no están
en orden. Y al sistema le aterra que lo descubramos y que nos organicemos para
buscar alternativas a sus informaciones y propuestas deshonestas, antiéticas y contaminantes.

Lo más irónico de todo este asunto es que el miedo al enfermo imaginario puede ser más paranoico que la supuesta obsesión por la vida sana.

09/09/2007 16:35 Enlace permanente. Tema: Varios No hay comentarios. Comentar.

Esto no tira más (no lo dicen sólo 4 locos)

20070909163224-co2.jpg
El colapso de las sociedades modernas ya es inevitable

El director del Trudeau Center señala que sólo sobrevivirá la organización a pequeña escala


Todo apunta a que estamos abocados al colapso de las sociedades modernas, advierte Thomas Homer-Dixon, director del Trudeau Center de Canadá, en un interesante ensayo. Señala que en los últimos cincuenta años, en gran medida por el enorme crecimiento de la población mundial y la formulación de la economía mundial, la humanidad y el medioambiente natural han evolucionado hacia un sistema socio-ecológico que amenaza el planeta. Como resultado: crisis financiera, terrorismo a escala global y desastres naturales, son algunos de los males desestabilizadores emergentes. Las instituciones son insuficientes para afrontar los cambios, por lo que la organización a pequeña escala y la colaboración entre grupos reducidos, de manera independiente a la política general, podría ser una solución.




El investigador licenciado en ciencias políticas Thomas Homer-Dixon, director del Trudeau Center de Canadá, vinculado a la universidad de Toronto, es autor de dos obras (The ingenuity gap y The upside of down) en las que analiza las crisis y renovaciones sociales.

En un artículo publicado por la revista Toronto Globe and Mail, Homer Dixon ha reflexionado sobre este tema, preguntándose por qué las sociedades pueden colapsarse y qué riesgo tenemos en nuestra sociedad actual de hundirnos en el caos.

En los últimos años, explica el autor, el peligro de que nuestro mundo colapse es una cuestión que preocupa a bastante gente. Intuitivamente, en la mayoría de los casos, se siente que las cosas están fuera de control y que el mundo podría estar a punto de enfrentarse a una crisis insuperable. Los titulares sobre desastres naturales, posibles ataques terroristas o gripe aviar; los grupos religiosos clamando que llega el fin de los tiempos, y las referencias en las películas a castigos radicales propios de finales de una civilización, no faltan.

Según Homer-Dixon, muchas de estas representaciones no tienen sentido, pero hay algo que sí es cierto: nos enfrentamos a graves problemas.

Señales y avisos

Cuando una sociedad se colapsa, explica Homer-Dixon, pierde rapidamente complejidad, se simplifican su organización interna, sus instituciones, sus leyes y sus tecnologías, y se limitan bruscamente el papel social de sus habitantes y sus potenciales. Sin esas infraestructuras la gente sufre y se ve afectado el bienestar social. Tras el colapso, la población consume y se comunica mucho menos, hasta que la sociedad como tal desaparece.

En cierto modo, parece ridículo decir que algo así le está sucediendo a nuestras sociedades modernas. Lo que nos rodea parece permanente y real: rascacielos, aeropuertos, autopistas… ¿Qué fuerza podría hacer sucumbir a nuestras saludables e inteligentes sociedades?

El biólogo evolutivo Jared Diamond ha explicado las causas ambientales del colapso: el mayor peligro surge de la convergencia simultánea de múltiples elementos de tensión, según se ha registrado en el colapso de otras civilizaciones.

Por otro lado, el sociólogo Jack Goldstone, de la George Mason University (en Estados Unidos), ha demostrado que si se da simultáneamente un crecimiento demasiado rápido de la población, una escasez de recursos esenciales y una crisis financiera, la sociedad afronta un altísimo nivel de descompostura, que conlleva a conflictos en diversos niveles.

Sin embargo, la convergencia de estos problemas no ocasionaría el colapso sino que haría falta algo más para limitar la capacidad social de hacerles frente. Homer-Dixon acude al antropólogo e historiador Joseph Tainter, para señalar que ese “algo” podría ser la respuesta con que las sociedades a menudo responden al “mal”: el aumento de la complejidad de sus instituciones.

Este aumento de la complejidad tiene en principio un efecto positivo: si hay escasez de agua, por ejemplo, se multiplican las medidas de control, lo que permite que se regulen mejor los recursos para todos. Sin embargo, con el tiempo, este esfuerzo inicial deriva en un gasto extremo de energía, que a la larga es más costoso que beneficioso, e imposibilita a la sociedad para enfrentar las contingencias.

Sistemas vivos

Para añadir una pieza final al puzzle, Homer-Dixon alude al trabajo de Buzz Holling, renombrado ecologista canadiense, que señala que cualquier sistema vivo (bosque o sistema económico) tiende de manera natural a la complejidad, internamente conectada y eficiente a largo plazo, independientemente de que esta complejidad resulte necesaria para la solución de problemas.

Por tanto, el sistema se vuelve cada vez más rígido y frágil, en definitiva, menos flexible. ¿Justifican, en definitiva, todas estas teorías, la idea de que nos encontramos ante el peligro del colapso de las sociedades modernas?, se pregunta el autor. Y, por desgracia, contesta, parece ser que sí.

En los últimos cincuenta años, en gran medida por el enorme crecimiento de la población mundial y la formulación de la economía mundial, la humanidad y el medioambiente natural han evolucionado hacia un sistema socio-ecológico que amenaza el planeta. Como resultado: crisis financiera, terrorismo a escala global y desastres naturales, entre algunos de los males desestabilizadores emergentes.



Presiones internas

El sistema ha desarrollado asimismo varias presiones internas, como el cambio climático y el uso y difusión de las tecnologías para la violencia en masa. La gestión de estas presiones demanda instituciones y tecnologías más complejas que, en términos de Tainter, parecen producir escasos resultados porque no están solucionando los problemas: ni las emisiones de carbono ni el terrorismo mundial.

Al mismo tiempo, el mundo está entrando en una transición crítica de una etapa de recursos energéticos abundantes y baratos (principalmente gas natural y combustibles fósiles) a una de recursos energéticos de escasa calidad y más caros (energía solar o eólica, por ejemplo). Por tanto, nuestro sistema global se vuelve cada vez más complejo, pero sin los resultados necesarios: no contamos con los recursos energéticos que necesitamos, y aumentan las crisis económicas y el caos político.

La clave: aunque nuestra sociedad parezca relativamente en calma en la superficie, el caso es que se está volviendo cada vez más vulnerable.

¿Qué podemos hacer?

¿Qué podemos hacer?, se pregunta Homer-Dixon. En primer lugar, señala, necesitamos reconocer que las crisis o colapsos no siempre son negativos. Si no son demasiado graves y si estamos preparados, pueden convertirse en una fuente de motivación y en una oportunidad para la renovación y la regeneración.

Pero, para evitar que las crisis sean catastróficas, es necesario que nuestras tecnologías, economías y comunidades sean más flexibles. Por ejemplo, podemos aumentar la capacidad de ciudades, pueblos e incluso de las familias para producir los servicios y artículos esenciales, como energía y alimentos, en lugar de depender completamente de productores lejanos para la superviviencia cotidiana, como hacemos actualmente.

Estar preparados significa buscar fórmulas de solución hoy para la crisis de mañana. Los tiempos de crisis son épocas de enorme fluidez social, cuando las sociedades deben comenzar nuevos caminos, tanto para bien como para mal. Estos movimientos conllevan grandes riesgos: la gente tiene miedo, se angustia y busca siempre a otro al que culpar (precisamente las actitudes que los líderes extremistas explotan en busca del poder político y de la división social).

La gran mayoría de nosotros, los que no somos extremistas, podemos colaborar en el desarrollo de redes y de planes para diversos escenarios futuros. Estas acciones nos ayudarán a asegurar que, cuando la crisis llegue, tendremos la capacidad de elegir un futuro mejor para nuestros hijos.
09/09/2007 16:32 Enlace permanente. Tema: Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental No hay comentarios. Comentar.

11/09/2007

De lo que no se habla: Supervivencia urbana

20070911180007-preparacion.jpg

Cuando se entra en webs neorrurales, peakers, burbujistas, etc, y se encuentra con la eterna apología de la huida al campo, no deja uno de pensar en la eterna repetición de un tópico más: la huida de la pérfida Babilonia.

Los tópicos pueden ser muy peligrosos como forma de autoengaño, más aún en tiempos de crisis.

Estamos de acuerdo en la insostenibilidad de las grandes conurbaciones y metrópolis, pero habría que matizar unos cuantos asuntos:

-         ¿Cuánto tiempo nos queda? ¿Va a ocurrir la gran emergencia mañana por la mañana como en las películas? En realidad, la combinación de peligros y crisis no se va a dar (¡siendo pesimistas!) hasta dentro de 2-3 años con cierta crudeza. Suponiendo que el cénit de Hubert fuese el año pasado (que ya es decir, no lo cree ni ASPO), que el cambio climático esté ya desbocado (sólo hemos tenido alteraciones menores que no han mermado mucho las cosechas mundiales) y que la 3ª G.M. empiece con la invasión de Irán mañana al amanecer (sic), todo esto...no va a arrasar las ciudades de la noche a la mañana. Sucederá en 10-20 años hasta llegar al caos total y al origen de la era posindustrial o como se quiera llamar. Ahora lo que está sucediendo son los prolegómenos: alteraciones climáticas anecdóticas, alza continua de precios en materias primas y metales preciosos, inseguridad creciente, mal rollo político...

-         Por de pronto, las mega-crisis van a empezar de forma parecida a como comenzaron en el pasado las crisis cíclicas de la economía (con la diferencia de que no habrá recuperación al nivel anterior); en el plano económico se irán notando en forma de aumento del paro, delincuencia, conflicto social (inevitablemente “cultural-étnico” por la masiva inmigración). Nada nuevo bajo el sol. No vemos por qué hay que emigrar rápidamente a zonas rurales si se puede aguantar en las ciudades.

Los peakers y survivalistas suelen dedicar mucho tiempo a la supervivencia en zonas rurales y a buscar paraísos terrenales, en lugar de preparar la supervivencia urbana, que será la primera fase del proceso de intentar sobrevivir a la gran emergencia. No se puede empezar la casa por el tejado.

Aquí, una página sobre supervivencia urbana que nos resulta sugerente.

http://www.andinia.com/a23322.shtml

http://www.andinia.com/a23311.shtml

 

En un estado avanzado de crisis, las ciudades van a dejar de tener servicios y habitabilidad, pero en las primeras fases, aun con cortes eléctricos y caos creciente, el ámbito urbano puede ser menos malo que el rural.

¿Acaso creen los ilusos survivalistas/peakers que escapando a una zona apartada se van a librar , por ejemplo, de las mafias balcánicas armadas hasta los dientes que les van a dejar en cueros, como quien dice? (y encima profesando un pacifismo a machamartillo, vamos, son las víctimas ideales). A todo esto, el puesto más cercano de la guardia civil a 30 km...Y sin coche o con el auto averiado/sin gasolina, qué panorama. Porque en la ciudad puedes prescindir del automóvil relativamente, pero en los pueblos y zonas apartadas dependen de él para salir del aislamiento.

En cambio, en una zona urbana bien conocida y con precauciones adecuadas, se puede estar más seguro de la delincuencia común y prescindir relativamente del transporte motorizado.

Por lo demás, la idea de escapar al campo y comprarse un terreno presupone que todos somos de clase media-alta y tenemos ahorros a mansalva...En nada ayuda a los mileuristas que visitan las webs que preferimos no citar (los asiduos ya imaginarán cuáles), que pueden optar entre negar la realidad (“bah, cosa de chalados”)y caer en el nihilismo (“vamos a morir todos como ratas”).

En realidad, tener un terreno en el campo no es ninguna ventaja per se a largo plazo. Aunque se sepa cultivarlo, hay que estar allí para defenderlo con el armamento adecuado si la cosa se pone fea y no hay fuerzas del orden cerca (nuevamente, el pacifismo burgués en entredicho) y aun teniendo armas, ¿quién que no sea Rambo va a poder con las hordas de maleantes que camparán a sus anchas por las zonas rurales?

Hay quienes viven ya en zonas rurales, pero cuidado, si están en una urbanización de adosados, no están mejor que los pringadillos que viven en apartamentos urbanos: sin más suelo cultivable que ridículos jardincillos y habiendo edificado en antiguas huertas y campos, son ‘zonas muertas’ casi seguras.

¿Es posible algo más ridículo que las fantasías survivalistas extremas de “esconderse en solitario en el quinto pino con una escopeta”? SI; las ensoñaciones anarcoprimitivistas. En efecto, si ya es de ilusos creer que un tío de ciudad, solo con un arma en un agujero va a mantener a raya a las “hordas” de mafias del Este, exlegionarios, delincuentes profesionales y buenas gentes del lugar...montar una comuna nudista-vegui-pacifista-perroflautista en el monte es ya para echarse por el suelo de la risa. Lo curioso de esta gente es que apuntan a Unabomber en su secta pero luego no leen lo que escribe (lo menos delirante que escribe, añadimos).

 
Distinguimos entre dos clases de tecnología, que llamamos tecnología de pequeña escala y tecnología dependiente de organizaciones. La primera es la que pueden usar comunidades de pequeña escala sin asistencia exterior. La segunda es la que depende de organizaciones sociales de gran escala. No somos conscientes de casos significativos de regresión de tecnología de pequeña escala. Pero en la tecnología dependiente de grandes organizaciones Sí que hay regresión cuando la organización social de la que depende se colapsa. Ejemplo: Cuando el Imperio Romano cayó, su tecnología de pequeña escala sobrevivió porque cualquier artesano inteligente de una aldea podía construir, por ejemplo, una noria, cualquier herrero hábil podía obtener acero por métodos romanos… y así sucesivamente. Pero la tecnología dependiente de organizaciones Sí que sufrió una regresión..Sus acueductos se desmoronaron y no se reconstruyeron nunca. Se perdieron sus técnicas de construcción de calzadas. El sistema romano de saneamiento urbano se olvidó, por lo que no se hizo hasta tiempos más bien recientes el de las ciudades europeas igual a aquél de la antigua Roma.”

 (El manifiesto de FC)

 

Claro, se puede ser esquizofrénico como el Unabomber (¿fingido?) pero no idiota: algún tipo de tecnología va a subsistir en un mundo postindustrial REAL (otra cosa son las fantasías). Más cuando la caza y los vegetales naturales no existen ya en muchas partes y será necesario emplear agricultura intensiva (todo lo ecológica que se quiera) para alimentar a quienes sobrevivan.

 

A esto pueden reponer los freaks estos que la feliz comuna primitiva se esconderá por siempre jamás de los malvados civilizados con restos de tecnología en algún bosque recóndito y salvaje (¡pero si ya no existen!) comiendo zarzamoras y hongos. Suponemos que en pleno invierno monegrino no les quedaría otra cosa para comer que lo que hurtasen a los agricultores de la zona aledaña a su ‘zona liberada’ (con alguna perdigonada de regalo).En fin, cuando la ideología y el antoengaño sustituyen al análisis materialista de la realidad es el ocaso de la razón y el amanecer de lo irracional. Dejemos a los creyentes elegidos con sus certezas intocables.

Se habla mucho de montar comunidades en algunas webs, pero aun en el caso de que esto pase de fantasía progre y/o primitivista, haría que ver dónde, con qué medios y con qué defensas contarían (claro está que otra vez el consabido pacifismo impide tocar el tabú).

Por los casos de neorrurales que hemos visto, la convivencia con los rurales de las zonas cercanas puede ser conflictiva (cultivar sobre todo marihuana y holgazanear choca un poquito con la cultura tradicional que sobrevive en el campo). En caso de que las cosas se pongan feas, hay que tener en cuenta a los vecinos.

¿Podría soportar una comuna de jipis emporrados la incursión de delincuentes armados y profesionales? Que nos da la risa...

Una opción más razonable de escapada rural es integrarse en un pueblo ya existente, pero esta opción no se puede realizar a corto plazo desde una vida previa totalmente urbana. Por experiencia propia, la gente de los pueblos es desconfiada con los forasteros; si no tienes familia ni vínculos territoriales en la zona siempre te considerarán uno de fuera (tomar nota en caso de apuros y necesidad). Si encima se expresan ideas extrañas para ellos pueden llegar a ver al forastero como peligroso.

¿Qué pasaría si de repente todo el mundo de las ciudades se fuese a los pueblos? Sería insostenible.

Incluso siendo una tendencia rara en la actualidad, la emigración a pueblos es problemática: los empleos agrarios no son tan abundantes como parece y se compite por puestos de baja cualificación con inmigrantes (no es xenofobia, es la realidad). Vivir en un pueblo y tener que ir a la ciudad a trabajar es un disparate, más en situación de crisis. Ya estamos en lo mismo de siempre, huida del sistema para luego depender más de él (coche). En cuanto al uso del teletrabajo en zonas rurales, ya veremos lo que duran las conexiones en cuanto empiece la sinergía de desastres.

 

Sin embargo, nos parece que esta opción es la que conviene a la mayoría de la población que se vaya moviendo poco a poco (es decir, que no esté idiotizada por los mass media y vea lo que se viene encima). Emigrar a zonas rurales con las que se tenga algún tipo de vinculación familiar o profesional, sin mucha prisa, preparando bien el aterrizaje. Y mientras tanto, aguantar en las ciudades ocupándose de presentar un perfil bajo a la conflictividad creciente.

Una opción interesante para quienes no tengan tierras ni familiares en los pueblos sería emigrar a ciudades pequeñas (Soria, Avila, Huesca, Teruel, Cuenca, etc), menos sensibles al conflicto sociopolítico, militar y de abastecimiento. Tampoco serán un paraíso (la especulación está por todas partes, como la delincuencia), pero tienen más cerca las zonas rurales de donde abastecerse.

Una forma inteligente de integrarse en zonas rurales o ciudades de provincias podría ser buscar empleos en la zona, si no relacionados con la agricultura (como sería deseable) sí con la gestión de la naturaleza (agente forestal) o las comunicaciones (cartero, repartidor). Aunque se pierda el empleo durante alguna de las crisis, esos empleos dan pie a conocer gente que conoce a otras personas, etc...

Pero antes de emigrar a zonas rurales o semirrurales, tenemos que prepararnos para la supervivencia urbana desde ya.

(admitimos sugerencias, no somos omniscientes)

Investigar el 11-S

20070911175723-tensiones.jpgAquí no censuramos otras visiones de la realidad, como hacen otras webs centradas solamente en su teoría del complot única y verdadera.
 
http://investigar11s.blogspot.com
 
 
No tenemos por qué suscribir la totalidad de las opiniones vertidas en el blog.

Diario de un superviviente urbano (¿fin?)

20070911175556-peak.jpg11 de septiembre
 
Hace más de dos meses desde que leí la primera noticia sobre los saudíes y sus problemas. Mi vida ha cambiado completamente en estos últimos meses y aunque una parte ha sido para bien dejadme decir una cosa: ¡mamá, socorro!
En la tele están recordando un año más la voladura del WTC, pero supongo que nadie tiene ganas de conmemoraciones fúnebres en la situación actual. Bastante tenemos con aguantar la emergencia del día a día. Los árabes, los yankis, los chinos, las petroleras, ¿quién tiene la culpa de todo esto? Mejor no matarse la cabeza. Quizás...entre todos la mataron y ella sola se murió (la economía mundial).

Sigo teniendo trabajo mientras otros mucho no tienen, pero ahora voy a tener que ahorrar todo lo que gane y seguramente el año que viene tendré que mudarme. Esta última crisis del petróleo no va a ser pasajera, es decir, tenemos un “futuro con no mucho”: no mucho petróleo, no mucho gas, no mucha comida, no mucha energía…


 “Tiempos nuevos,
tiempos salvajes”.
 
Bienvenidos a mi mundo.
 
[Aquí termina el diario]

13/09/2007

Supervivencia urbana (II)

20070913224732-preparacion.jpg
Planificando la salida
 
[Advertencia: esto no es la nueva biblia, son meros apuntes]
 
Si no tienes la riqueza de Tío Gilito ni eres Pedro Prieto (¿cómo, no sabes quién es?¿qué tipo de apocalíptic@ eres?), deberás preparar la salida a zonas rurales (pueblos de cierta entidad) o pequeñas ciudades. Si dispones de medios para desplazarte de “inspección” a las zonas en fines de semana, bien. Pasea en coche o moto para hacer“turismo rural”, o si no tienes, emplea la excusa cicloturista -no falla si tienes las piernas de hierro- (salidas a 40-50 km). Si no, usa Internet.
Hay que estar dispuesto a cambiar de empleo, obviamente. No se puede seguir la dinámica nefasta de la “zona dormitorio” de la era del petróleo barato (ir a trabajar comiéndose 50 km y regresar a dormir al bucólico pueblo). No obstante, algunos empleos basados en la movilidad pueden servir para conocer de paso zonas interesantes. Por ejemplo, los maestros rurales que van en coche a pueblos...en tiempos de crisis pueden buscarse alojamiento permanente en pueblos donde hayan estado currando. Igualmente, los representantes o vendedores ambulantes conocen gente y pueblos en su trabajo habitual.
Si dispones de casa familiar en pueblos, es interesante acudir a ella para algo más que hacer estúpidas barbacoas. Con un poco de terreno puedes comenzar a cultivar alimentos, pero ojo, si la casa familiar está a 100 km de la ciudad no tiene mucho realismo creer que sale a cuenta el esfuerzo (¿vas a poder ir en bici cuando falle el transporte privado y público?). También hay muchos follones con las particiones de las herencias y la verdad, para aguantar crisis familiares y mundiales a la vez hay que tener un aguante sobrehumano (eso de la familia unida ante desastres sólo existe en la ficción: los tíos avariciosos existirán igual dentro de 20 años).
En algunos pueblos hay asociaciones culturales y de toda clase, sería interesante para relacionarse con los “aborígenes” y demostrar que no se es un forastero más.
Hay que tener en cuenta el clima y el contexto. Por ejemplo, un andaluz en Asturias lo tendrá más crudo allí que un tipo de origen asturiano. El Pirineo puede parecer más bonito que los Monegros, pero espera a que llegue el invierno. El contexto cultural influye. Un catalán puede entender el idioma que hablen en Beceite, pero si te vas a un pueblo de Lérida sin saber catalán, pobre de ti. Mejor no hablamos de zonas “cerradas” de la Alta Navarra y Guipúzcua (donde te mirarán mal aunque nacieses en Bilbao y estudiases en una ikastola).
 
No hay que acongojarse con que llega el apocalipsis y no se ha podido salir de las ciudades. Es probable que la propia crisis de crisis dé lugar a nuevas oportunidades (no muchas, hay que aprovecharlas) en zonas rurales. Por ejemplo, el desabastecimiento y la decadencia de la mecanización agrícola puede incrementar la oferta de empleo rural (pero no seas iluso: no esperes trabajar de capataz y a la sombra).
13/09/2007 22:47 Enlace permanente. Tema: Preparación y protección No hay comentarios. Comentar.

Bombas, bombitas...

20070913224621-tensiones.jpg

Que cantaba Chimo Bayo en los “felices” 90. Quizás fuese un profeta y no lo supiéramos...A propósito de esta noticia que ni mucho menos es la extravagancia del semi-dictador ruso, como nos intentan vender, sino un movimiento lógico dentro de la nueva guerra fría (tú me tocas las narices, yo hago ruido...tú me pones bases en Asia Central, yo muevo ficha).

 

 

El oso ruso sigue enseñando los dientes

 

 

http://elmundo.es/elmundo/2007/09/11/internacional/1189539749.html

 

 

http://sp.rian.ru/onlinenews/20070912/78123573.html

 

 

 

 

Pero ¿cuál es la potencia real del monstro? Ni está claro el lugar de pruebas, ni la potencia real en kilotones o lo que sea, con datos técnicos reales y no vaguedades.

El poder de esta bomba es más simbólico que real, nos parece. Pero indica que hay una cierta obsesión rusa por demostrar fuerza. Súmese al incidente de los bombarderos rusos con cazas ingleses hace poco.

No se trata de justificar neciamente la política rusa, sino de entenderla en su contexto de tensión internacional actual provocada en buena parte por los delirios de los neocon bushistas y por el barrunto de las emergencias en ciernes.
13/09/2007 22:46 Enlace permanente. Tema: Tensión internacional No hay comentarios. Comentar.

Italia: la pasta cuesta mucha pasta

20070913223957-varia.jpg

Huelga de pasta en Italia

http://www.clarin.com/diario/2007/09/13/um/m-01498449.htm

 

 

Se veía venir, con las alzas del petróleo que encarecen transporte, la inmigración masiva que aumenta la población, el neoliberalismo brutal de los precios “libres” (para los parásitos intermediarios en contra de los productores), la nefasta política agrícola europea...y la rematadera, el biodiesel: emplear campos de cultivo para combustibles.

La comida va más cara en España, Italia, Portugal, etc. Si esto sigue mucho tiempo, dejarán de llamar paranoicos a quienes ven un futuro de privaciones, cartillas de racionamiento y acaparamiento. Hala pues, esas cigarras que no canten tanto...

Por cierto, en España podemos esperar sentados a que prosperen iniciativas así, gracias al buen rollito de la población (mucho más embrutecida que la italiana, que al menos se mueve por el papeo, sí, pero se mueve por algo esencial) y al compadreo entre la izquierda ‘antisistema’ (ju juo juo) y el gobierno del buen talante. Y como la oposición (¿?) no sale de la sacristía y del clon neocon, vamos dados..por ahí.

13/09/2007 22:43 Enlace permanente. Tema: Varios Hay 2 comentarios.

16/09/2007

Supervivencia urbana III

20070916192416-preparacion.jpg
Resistiendo en la jungla de asfalto
 
Mientras se prepara una salida de las zonas urbanas ante el agravamiento de las crisis (hablamos de 10-20 años vista probablemente), es necesario seguir viviendo de forma normal en la ciudad.
Primero de todo, ser prudente. No ejercer de Casandra continuamente ante gente que no desea cambiar su estilo de vida. Cuando todo empeore, sentirán rencor por el loco aquel del fin del mundo y eso en situaciones de probable conflicto social y de escasez puede ser peligroso.
Júntese con personas de inquietudes parecidas, que estén agrupadas en asociaciones o grupos informales. El tema del ecologismo, las excursiones, casas regionales, etc, puede ser interesante. Es una forma de escapar del aislamiento urbano.
Si tiene problemas de relación social o de otra índole (nada raro en esta sociedad enfermiza) sería tiempo de acudir a una terapia psicológica eficaz: no es tirar el dinero, piense que en el futuro no la podrá realizar. Lo mismo problemas físicos tratables.
El paro puede ser una amenaza terrible, pero no es para morirse. En primer lugar, hay que tener ahorros preparados: deje de vivir al día y de invertir en proyectos sin futuro (coches nuevos, por ejemplo). Luego, hay que tener en cuenta formas de ayuda entre vecinos (sí, existen vecinos amables aunque no lo parezca), parientes en quien confiar (también existen), y organizaciones de ayuda mutua. Por ejemplo, asociaciones de trueque o bancos de tiempo libre (uno hace una tarea gratis a cambio de que le ayuden igualmente en otra).
En cuanto al abastecimiento...
Existen grupos de agricultura orgánica o cooperativas de consumo que pueden proporcionar alimentación sana aunque algo más cara que la bazofia comercial. En tiempos de crisis es posible que sea necesario acudir a la zona agrícola in situ para aprovisionarse. Es una buena opción para quien no tiene tierras propias ni amigos en el campo.
Hemos hablado del ahorro, pero cuidado: una de las crisis será la financiera seguramente. Al principio los bancos sólidos aguantarán bastante bien, es probable que las quiebras se limiten a instituciones y fondos de riesgo, arruinando a los incautos de clase media-alta que iban de triunfadores de la economía; pero las crisis financieras irán minando el sector irremisiblemente, arrastrando a las capas populares de la población a la pérdida o congelación de ahorros. [Es destacable el hecho de que cuando un banco quiebra, se extinguen los ahorros depositados en él, pero las deudas no. Si lo compra otro banco, las hipotecas contraidas deben pagarse al “heredero” del “finado” banco. ]
No ponga todos los huevos en la misma cesta. Tenga varias cuentas abiertas en distintas entidades por si ocurren corralitos (si no sabe el significado de esa palabra, pregúntele a un argentino...)
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Corralito
 
 
Invierta en fondos éticos, aparte de la labor social se arriesgan menos que los fondos “normales”, por lo que son menos vulnerables.
Se habla mucho en los foros apocalípticos de guardar oro o francos suizos. En esto hay que ser cautelosos. El oro es el valor refugio por excelencia, pero no se puede sobreinvertir demasiado en él, porque luego hay que convertirlo en moneda corriente (hay casas de cambio y bancos para eso). También está el peligro de robo en un mundo más peligroso. Pero el oro no se quema ni pierde valor intrínseco.
El franco suizo tiene fama de moneda que nunca falla por razones obvias (la banca siempre gana, más si es suiza). El país de las vacas, las montañas y las cuentas opacas aguantará el tipo mientras en la dulce Europa de la UE y en los poderosos EEUU cunde el pánico. Sin embargo, la crisis de crisis afectará al final a todos los países, incluyendo a los ordenados y pragmáticos suizos.
Por otra parte, hay que tener en cuenta la liquidez. El dinero en metálico perderá valor por la inflación, pero ante el peligro de corralitos masivos es conveniente disponer de efectivo guardado discretamente y siempre a mano. Tampoco hay que tener una millonada, pero sí el equivalente a uno/dos meses de sueldo estándar. Si cierra el banco y el cajero automático no funciona ¿dónde está el dinero?
Este tema por supuesto necesita discreción, no se puede ir por ahí alardeando de tener “algo” bajo una baldosa por razones obvias.
El tema de la seguridad es clave. No se trata de ir por la calle armado, pero hay que tener en cuenta la posibilidad de ataques de maleantes o simplemente gente exasperada. Evite exponerse a riesgos innecesarios.
Por último, unas palabras sobre las adicciones: hay que superarlas, no por moralismo, sino por pragmatismo. El abuso de alcohol, las drogas “blandas”, el paquete de tabaco diario, todo eso hay que ir superándolo porque:
-         Es una sangría para el bolsillo, y en el futuro no podrás i tirando el dienro precisamente.
-         La merma de salud se notará más cuando no puedas pagarte buenos médicos y/o la sanidad pública se caiga a trozos.
-         Su búsqueda en tiempos de escasez se sumará al tiempo empleado en proveerse de artículos de primera necesidad.

 
[Aquí terminamos estos apuntes un tanto chapuceros sobre supervivencia en la ciudad, si alguien quiere aportar más ideas o debatir, puede seguir en los comentarios]
 
 
 

19/09/2007

Despedida temporal

20070919222301-varia.jpg
Vamos a estar un tiempo sin colgar nada, por asuntos personales y por considerarlo conveniente para la salud de este blog.
Tenemos miedo de estar demasiado pendientes de la actualidad como para entender las tendencias a largo plazo. Para ser sinceros, también están influyendo problemas personales que debemos resolver a la mayor brevedad (no, por una vez no tienen que ver con lo “apocalíptico”, aunque también son chungos a nivel personal).
Pero el motivo principal es que no queremos convertirnos en traficantes de morbo ni en guionistas de películas de miedo. Cuando se tiene apretado el botón del pánico demasiado tiempo se acaba haciendo el ridículo. Así que lo apretaremos cuando nos parezca necesario, y sólo entonces. Nos reservamos para momentos cruciales evitando la trivialidad hinchada.
 Por otra parte, queremos evitar la avalancha de noticias y datos abrumadores que pueden obnubilar el sentido crítico y la voluntad de actuar. Con los medios de masas ya tenemos bastante.
Por ello, hemos decidido que sólo colgaremos mensajes cuando nos encontremos en situaciones precursoras de las emergencias o durante las mismas (al menos, mientras el blog pueda funcionar adecuadamente, cruzamos los dedos).
Los comentarios de los lectores continuarán abiertos todo el tiempo para insultos y proposiciones deshonestas.
Hasta luego.
“Nada termina hasta que sientes que termina”
19/09/2007 22:23 Enlace permanente. Tema: Varios Hay 3 comentarios.

A la chita callando, el crudo hacia los 80 $/barril

SEMANA POR LA MOVILIDAD SOSTENIBLE:

20070919220738-varia.jpg
 

Del 16 al 22 de septiembre. Zaragoza

(Nos hemos enterado con la semana ya empezada, pero aún quedan actos)
 
MIERCOLES 19
- Charla sobre el "Bicing" (Servicio de alquiler de bicicletas).
Intervienen: Representantes de los Ayuntamientos y usuarios de la bici de Barcelona y Zaragoza.
En el salón de actos del Teatro Romano (C/ San Lorenzo). A las 19 horas.

JUEVES 20
- Gimkana por una ciudad accesible para todos. Disminuidos Físicos de Aragón.
En Plaza de los Sitios. A partir de las 18 horas.

VIERNES 21
- Comienzo de las 25 horas en Bici.
En Plaza Aragón - Paseo Independencia. A las 19 horas.

SABADO 22.
DIA SIN COCHES

-
Cierre al tráfico del Paseo Independencia. Para reivindicar el uso peatonal del Paseo los domingos y días festivos. Música y casetas de Información del Foro Ciudadano por la Movilidad Sostenible y Colectivos Ciclistas.
Desde las 15 horas.
- 25 horas en Bici. Durante la actividad, celebrada en Paseo Independencia con Plaza Aragón, tendrán lugar:
    Desayunos para los que vengan en Bici.
De 8 a 10 horas.
   
Taller de reparación de bicis. A las 12 horas.
- Bicifestación a Valdespartera. Salida de Plaza Aragón. A las 18 horas.
- Fin de las 25 horas en Bici. En Plaza Aragón. A las 20 horas.

ORGANIZA: Foro Ciudadano por la Movilidad Sostenible.
19/09/2007 22:08 Enlace permanente. Tema: Varios Hay 3 comentarios.

Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar