posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

La conferencia de Coderch

20080608215938-co2.jpgC.V:
 

Marcel Coderch es ingeniero de telecomunicaciones y doctor por el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT). Es miembro del Consell Assessor per al Desenvolupament Sostenible de la Generalitat de Catalunya, secretario de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (AEREN) y miembro del capítulo catalán del Club de Roma. Es también Vicepresidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

 
Zaragoza, miércoles 4 de junio. 20 h.
 
jornadas de economía solidaria
La sala de conferencias del jesuítico Centro Pignatelli está casi llena, habrá unas 100 personas y algunas de ellas (cielos) incluso parecen no estar afiliadas a ninguna moda estética izquierdista reconocible. El corresponsal del Gep se sienta junto a tipos con pinta de contables jubilados, alguna señora en estado y jóvenes/no tan jóvenes con pinta (moderadamente) alternativa. Hay bastante público femenino, lo cual es de agradecer; conociendo el conformismo más acusado de las señoras (esto sonará a machista, pero en cualquier actividad no-conformista hay siempre mayoría aplastante de “machotes”, por lo general).
Las líneas generales del argumento de la conferencia ya nos las conocíamos, pero no por ello la conferencia fue aburrida, al contrario.
Aquí otra conferencia similar del mismo tipo en Canarias.
 
http://www.canariasantelacrisisenergetica.org/2008/02/18/por-que-el-capitalismo-necesita-crecer-y-por-que-pronto-no-podra-seguir-haciendolo-por-marcel-coderch/
 
Nada de Yirdismo ni mad maxismo de lata de atún, dentro de los petrocalópticos o peakers Coderch ,como cabeza visible de AEREN es más dado al buen rollismo. ¡Pero un buen rollo relativo! No es tan catastrofista como un Pedro Prieto pero si lo comparamos con el discurso oficial lo que dice haría temblar a la mayoría de la población (que precisamente no estaba allí para escucharle, sino fantaseando con los moais y las pirámides de la EXPLO).
Hay que decir que en esto Coderch no engaña: reformista pues vale, reformista. Es muy estilo Club de Roma, con todo lo que ello implica (crítica del sistema económico suicida que vivimos, pero intento de salvarlo desde una reforma a fondo del propio capitalismo). Asumido este punto de partida (como el de otros una u otra ideología), el diagnóstico es certero e hiriente: el colapso ya está aquí, y sólo con parches lo estamos retrasando por poco tiempo.
La conferencia se podría resumir en estas partes:
  1. El dogma de fe del capitalismo desarrollista y sus falacias de fondo.
  2. El choque con los límites del crecimiento. Hacia el colapso (aquí entran los ya conocidos factores de LLE o la “AVALANCHA DE M...”.
  3. Soluciones, no ya para seguir con el desarrollo, sino para decrecer ordenadamente.
  4. Preguntas del público. Aquí ya jopamos de la sala, porque era un poco lo de siempre, que si reformista, que si no había otra tecnología que nos salvase (¡yepa! ciertos alternativos todavía creen en los reyes magos o así lo hacen creer).
 
Lo que más nos gustó:
 
- Pasó bastante desapercibido porque fue breve en nombrarlo, pero junto a los ya conocidos límites tales como el cambio climático y el cénit de combustibles fósiles, Coderch citó la inminente escasez de uranio para fisionar en las centrales. Una dura realidad que los campeones del renacimiento nuclear ignoran o escamotean tras las cortinas de humo de la energía “inagotable” que en su mundo de fantasía atómica se han montado. El uranio tiene mucha más potencia que el combustible fósil, pero también es un recurso mineral del subsuelo NO RENOVABLE.
-         Nos apuntamos a una posible ley antipublicidad por el bien de la Humanidad.
-         No limitarse al ya consabido cénit de Hubbert, sino también relacionarlo con los demás topes de producción de alimentos, las burbujas inmobiliarias, etc.
-         Combinar la noción de agotamiento del sistema con el fenómeno burbujista (lo uno no excluye a lo otro, por mucho que lo ignoren tanto peakers integristas como burbu-lerdos).
-         No ensañarse demasiado con los desastres más que probables que nos esperan en LLE, sino centrarse en cómo afrontarlos (visión positiva, estemos o no de acuerdo con sus opciones).
-         La información de que la Iglesia Católica prohibió la usura (préstamo con interés excesivo) hasta 1800... y pico. Una clase de moral cristiana! (pecados al gusto del burgués).
-         La necesidad de desdolarizar la economía, mediante una moneda neutra realmente internacional.
-         Reivindicar a Malthus sin complejos, sabiendo discernir el diagnóstico acertado del pensador británico (que sólo falló en los plazos, al existir en sus tiempos tierras poco habitadas en las colonias europeas) acerca de la población y los recursos; y separándolo de su ideología reaccionaria (la cual por cierto, se ha convertido en una caricatura en manos de antimalthusianos progres y maltusianos derechistas hasta convertirlo en un coco al que disparar).
-         Oportuno recordatorio al libro “Los límites del crecimiento”, reconociendo que no se ha hecho nada desde entonces y que los síntomas preocupantes no han cesado, sino que vamos hacia una versión diferida en el tiempo de los peores escenarios descritos.
-         La advertencia sobre el “fascismo” no fue retórica para complacer al público progre, ni mucho menos. Estamos en un peligro real de totalitarismo so pretexto del progresivo empeoramiento de los factores de LLE, incluso (o sobre todo) en la bucólica Europa. Muy buena también la somera descripción del fondo económico-estratégico-económico del nazismo (vale ya de moralismos de buenos buenísimos y malos malísimos), un montaje de las potencias que llegaron tarde al reparto de la tarta mundial y pretendieron arrebatarlo a los anglosajones fracasando al final por no tener petróleo.
-         Muy inteligente la referencia a la EXPLO. Sin secundar la consigna antiexpo (¿Qué sentido tiene decir EXPO NO cuando sabemos que se va a hacer con el poder del dinero?) pero sin hacer la pelota a las autoridades de la “barcelonizada” Zaragoza. Una referencia irónica a las pirámides y la comparación pertinente con el (pufo) catalán del Forum de las Culturas bastaron para referirse a esa “operación inmobiliaria” que vamos a “disfrutar” este verano.
 
Lo que menos:
 
-         Uso de topicazos como “en la edad media TODOS pensaban que la tierra era plana”, de corte progre...al tiempo que en un momento dado alaba a un señor del siglo XVII que estaba todo el día en la cama (Descartes seguro que tenía criados y siervos para ayudarle a pensar en su almohada de plumas). Eso desluce un poco la argumentación llevándola un poco hacia lo panfletario.
-         Como empresario y “hombre de estado”, adolece de una visión idealizada del gobierno frente a los malvados poderes fácticos. Toda solución pasa por presionar al gobierno, hacer intervenir al estado, etc. En cambio, el estado moderno parece inocente de todas las desgracias. Un ejemplo: cuando citaba el crecimiento exponencial de la población en la era industrial, obviaba el “oportuno” hecho de la necesidad de grandes masas de soldados para los ejércitos a partir de las guerras napoleónicas. Sin dejarse embaucar por el engañoso reclamo de la “inminente” disolución del estado (que tanto daño ha hecho a las izquierdas y que hoy influye incluso en ciertos “libertarios de derechas”), afirmar el papel angelical del estado en los tiempos que corren es muy peligroso. Esperar a que desde las burocracias lleven la batuta y que la solución sea siempre racional y justa es como pedirle peras al olmo. Sin despreciar toda acción de presión o influencia en los poderes públicos, es mas necesario llevar la mayor parte de los esfuerzos en la preparación individual y a ser posible, colectiva, de “reductos” ante la avalancha de m...
-         La idea de impedir a la banca privada seguir usurpando el poder de hacer dinero (vía creación de deuda&usura) es buena, pero como en la fábula, ¿qué ratón le pone el cascabel al gato financiero? ¿Hugo Chávez? Coderch podría haber ido a la sede de Ibercaja, que la tenía al lado, y dejarle un mensaje a los gestores para que se fuesen preparando.
-         La idea de una moneda mundial neutra post-dólar adolece de imprecisión. ¿Cómo se realizaría la transición, si es que EEUU y la UE la permiten? Igualmente echamos en falta la alusión a mecanismos “de seguridad” tales como la vinculación con el oro (moneda mundial de facto) y las monedas locales que complementarían el paso a un mundo post-globalizado.
-         La compraventa a escala individual de puntos positivos y negativos según se contamine o se consuma es buena en principio, pero no deja de ser un parche, puesto que sólo se retrasaría en el tiempo la decadencia o el colapso. Por lo demás, el escaqueo sería muy fácil (pagas a los pobres para que te vendan sus no-consumos y ya está).

Como conclusión, la conferencia fue más o menos lo que esperábamos del líder petrocalíptico moderado por excelencia, con algunas sorpresas gratas y otras no tanto. El público parecía muy interesado, pero nos chocó bastante que comentasen que era muy negativo, cuando simplemente estaba reflejando no ya el futuro, sino el presente mismo. Y eso con un discurso bastante moderado e incluso humorístico en ocasiones.
08/06/2008 22:01 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar