posindustrial

El final de una época y el inicio de otra. ¿Está usted preparado?

En algún lugar del tercer mundo…

20081021084907-cacharro.jpgSaqué de la mochila una almohada de gomaespuma, uno de

los pocos lujos que transportaba conmigo. La forma y el olor de la

almohada me ayudaban a relajarme en la oscuridad, sobre todo tras

un largo día como éste. Lo siguiente que salió de la mochila fue uno

de los dos libros que había traído. Las órdenes del supervisor de

los grupos de campo del Alto Comisionado de la ONU habían

sido explícitas: sólo se podía llevar el saco de dormir, una mochila

para los efectos personales y otra para los profesionales. Después

de la almohada, la ropa, los artículos de aseo y un surtido de caramelos

y especias, apenas quedaba sitio para dos libros. Uno de ellos

era un delgado volumen de tapa blanda de viejas historias de ciencia

ficción de las décadas de 1940 y 1950 de Robert A. Heinlein,

Las verdes colinas de la Tierra. Lo leía cuando estaba de humor para

observar las alegres y fallidas predicciones de que los humanos

recorrerían el Sistema Solar, empezando por la Luna para después

seguir por Venus, Marte e incluso las lunas de Júpiter y Saturno. El

otro libro era una colección de ensayos de George Orwell, que

leía cuando estaba de humor para repasar las debilidades y fracasos

humanos. Últimamente éste era el único que leía, y lo hacía

lentamente, volviendo a comenzar el libro en cuanto lo terminaba.

Esta noche, sin embargo, me encontraba más cansado que de costumbre

y apagué la vela después de leer unas pocas páginas de George

Orwell en las que diseccionaba con bastante habilidad la santidad

de Gandhi.

Habría sido divertido tener mi móvil Nokia conmigo para llamar

a algunos compañeros de trabajo del periódico Star y darles una

pista de lo que acontecía en la historia más importante del mundo,

pero la ONU había prohibido a los grupos ese y otros aparatos portátiles.

Era como estar encerrado en el vuelo más largo que se pueda

imaginar, pues la ONU temía que estas señales fueran interceptadas

y localizadas por los paramilitares y sus simpatizantes del Gobierno.

De modo que nada de juegos Nintendo, ni móviles, ni iPod para

escuchar música, si bien el coste de los aparatos electrónicos portátiles

se había disparado desde la última primavera.

Así que me acurruqué en el saco y pensé en Charlie, que permanecía

fuera, en la oscuridad. No sabía bien cuándo ni cómo dormía,

pero siempre estaba ahí fuera, de guardia, y eso me daba un

mínimo de confianza para conciliar el sueño. Hacía dos noches tenía

la vejiga llena y salí de la tienda a un campo de heno y allí estaba

Charlie, sentado sobre el parachoques del Toyota; se estaba tomando

una taza de café y movió levemente la cabeza hacia mí mientras

yo buscaba un árbol para orinar.

Hubo otro ruido sordo cuando sobrevoló un reactor, y luego

otro más; después todo permaneció en silencio y me quedé dormido

en un motel abandonado de un pequeño pueblo del estado de Nueva

York, en el turbulento país conocido como Estados Unidos.

O C A S O

Capítulo I

Brendan Dubois

Para quien le guste el thriller madmaxero...puede comprar el libro o leerlo en las bibliotecas.
20/10/2008 16:57 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario


Autor: ceferino interino

Oye, esto no se hace. ¿Qué fue del plagio total de otros tiempos? Ahora a preguntar en la FNAC o en la General.

Fecha: 22/10/2008 13:57.



Autor: tupolev95

tiene buena pinta pero me pensare comprarlo con la crisis esta

Fecha: 22/10/2008 19:30.



Autor: GEP

Venga, venga, la economía necesita reactivarse y qué mejor que la industria cultural para financiarla. O si no, dad vidilla a las bibliotecas.

Fecha: 23/10/2008 17:18.



Autor: tupolev95

ok quiero una subencion y luego hablamos

Fecha: 24/10/2008 17:07.



Autor: GEP

Subvención, con bv.
No hay euros para eso.

Fecha: 25/10/2008 16:57.


Añadir un comentario




No será mostrado.




Temas



Archivos

Enlaces

Nuke-nuclear

Peakoil-Cénit del petróleo

Ecocidio-CO2 y contaminación ambiental

Preparación y protección

Varios

Tensión internacional

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar