EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA CONTRA EL ARAGONÉS

Copio y pego de O Mixin

El artículo 22 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea afirma que la Unión respeta la diversidad cultural, religiosa y lingüística, y el 21 prohíbe toda discriminación ejercida por toda una serie de motivos, entre los cuales figura la lengua.

Por otro lado, la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias, ratificada en 1992 por el Estado Español, establece –entre otros principios- el reconocimiento de las lenguas minoritarias como expresión de la riqueza cultural y la necesidad de una acción resuelta de fomento de las lenguas minoritarias, con el fin de salvaguardarlas.

Podríase decir que el respeto a la diversidad lingüística, junto con el respecto a la persona, la apertura a otras culturas, la tolerancia y la aceptación de los demás, es uno de los valores básicos de la ciudadanía de la Unión.

La realidad europea multilingüe, riqueza cultural que es preciso proteger y conservar, por eso la U.E. y la mayor parte de los Estados han convertido la política lingüística en una prioridad.

En el caso de Aragón, además del castellano, se hablan dos lenguas minoritarias: el aragonés, exclusivo de Aragón y hablado por unos 10.000 ciudadanos y el catalán, que compartimos con otras naciones de la Antigua Corona de Aragón, hablado por unos 50.000 aragoneses.

El aragonés tuvo su esplendor en los siglos XIII al XV y junto a la literatura medieval (Vidal Mayor, Crónica de San Juan de la Peña) hay una interesante literatura contemporánea; a pesar de lo cual, de las lenguas minoritarias de la U.E., es de las que en peor situación se encuentra. De hecho, no es lengua oficial ni aparece nombrada en el recientemente reformado Estatuto de Autonomía de Aragón. Una extravagancia dentro del Estado Español donde todas las demás Comunidades Autónomas reconocen y protegen sus lenguas además del castellano (Galicia, Asturias, País Vasco, Navarra, Cataluña, Valencia, Baleares, Asturias y Castilla-León, en su proyecto de reforma de Estatuto de Autonomía).

En la anterior Corporación, en las Áreas de CHA, el aragonés empezó a tener una tímida y testimonial presencia en folletos y cartelería municipal. En esa línea se realizaba, con notable éxito, la Feria Amostranza, que sirvió para dar a conocer la pluralidad cultural (y no sólo lingüística) de Aragón, entendiéndola como un valor en sí misma.

La actual Corporación PSOE-PAR ha eliminado tal presencia, que no hacía mal a nadie y suponía un reconocimiento a una minoría que se expresa en esa lengua nuestra. Por tanto, no sólo no dedica recursos para respetar la diversidad lingüística sino que trata de borrar cualquier rastro de nuestra lengua.

17/10/2007 15:33 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.