Zaragoza Sin Barreras

Baños adaptados en la calle

20071031110729-pa090004.jpg

Están totalmente adatados para cualquier tipo de discapacidad, las intrucciones de uso están en braille, y tanto el acceso como su utilización son adccesibles en su totalidad.

Se puede invitar a que lo use cualquier persona, tiene un sistema de limpieza, desinfección y secado automático al final de cada uso, por el modico precio de 0,30 centimos.

Si por parte de quien corresponda tiene un buen servicio de mantenimiento, y se libran de los malos usos frecuentes que se pueden dar, se puede ver un objetivo cumplido, "Disponer de aseos adaptados en diferentes puntos de la ciudad".

¡Por curiosidad comprobar lo bién adaptados que están.......!

31/10/2007 11:07.

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Rosa Torres

Hace unos días paseaba por el Paseo de la Constitución y de golpe me sentí mal. Ya sabéis que corre un virus, gripe, catarro... considerable en nuestra ciudad y tuve urgencia de utilizar un WC. Yo había visto instalada la cabina, puesto que vivo en la zona y sin pensarlo introduje los 0,30 € que son necesario para poderlo utilizar y allá que me adentré. La experiencia es muy positiva puesto que está limpio, es higiénico y viene muy bien ante una necesidad. Felicito al Ayuntamiento por esta iniciativa y considero necesario que estas cabinas se distribuyan por la ciudad.
Aprovecho esta plataforma para solicitar que sean mantenidas y cuidadas correctamente y a los bándalos les recuerdo que todos podemos tener una necesidad en alguna ocasión y nos gusta encontrar las cosas en perfecto estado. Así que si alguien siente necesidad de romper algo, les indico el camino del baño de su casa para tal acción. Respetemos las cosas que nos dan un buen servicio a los ciudadanos y seamos civicos, limpios y respetuosos.
Saludos

Fecha: 31/10/2007 14:38.


Autor: Fernanda

El viernes iba por la calle con mi hijo pequeño y ya sabéis cóm son los niños: se me puso de chocolate perdido. Siempre salgo a la calle con toallitas húmedas pero aquel día las olvidé en casa y el niño comenzó a llorar porque se vió las manos sucias. Al ver la cabina se me ocurrió meter monedas y ver qué ocurría, si al menos había un lavabo con agua, el disgusto habría terminado. Me quedé muy sorprendida de ver lo bien que estaba aquello. Le lavé las manitas al pequeño y el disgusto pasó, pero lo mejor es, que el recinto es tan amplio que pude entrar con la silla sin ningún problema. Enhorabuena al ayuntamiento por esta iniciativa. Espero que se distribuyan más por la ciudad y sobre todo que seamos capaces de conservarlas en perfecto estado.

Fecha: 05/11/2007 12:10.


Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar