suenafeliz

23/09/2021

¿Cómo hago si no puedo darle pecho a mi bebé?

¡Hola! Ésta es una pregunta que me hacen muchas madres, que por distintos motivos o no producen suficiente leche materna o la constitución de los pezones de sus pechos no le permiten un buen agarre al bebé y en consecuencia no pueden amantarle. También hay que destacar casos de madres que tienen el pezón muy sensible y se rompe con la succión del bebé haciendo el acto de amamantar todo un sufrimiento. Todas estas situaciones hacen que la madre tenga que recurrir a los biberones más temprano de lo que había pensado.

Lo primero es no perder la calma. Estas situaciones que puedes estar viviendo no te hacen única y menos una mala madre, así que no te sientas culpable, simplemente es una condición por la que estás pasando. Por esa razón y muchas más existen los teteros o biberones.

Así que estas son mis recomendaciones:

1. Crea Rutinas

Al llegar la hora de dormir al bebé, no lo agites con juegos ni sobre estimules, recuerda que es el momento en que tiene que empezar a relajarse. Así que comienza con las rutinas, háblale suave con arrullos, cántale una canción de cuna mientras le cambias el pañal después del baño tibio con manzanilla y recuerda mantener una luz muy tenue en la habitación. Si haces esto, ya tienes el 50% hecho. 

Si quieres conocer más al respecto te invito a leer cómo dormir a un bebé rápido.

2. Prepara el tetero antes de dormir 

Ahora en el momento de la toma, es muy importante como preparar este último tetero del día antes de dormir. La sugerencia es que coloques un cereal adecuado a la edad del bebé disuelto en la leche. Esto le dará más cuerpo al preparado de la cena y tu bebé podrá dormir mejor y más profundo. PERO... siempre consulta con tu pediatra a la hora de elegir qué tipo de leche, si es formulada y que tipo de cereal puedes darle. Recuerda que el bebé recién nacido tiene un estomago muy pequeñito y hay que administrarle el alimento con la experticia de un profesional. 

Un bebé intolerante a la lactosa significa que su estómago es incapaz de digerir el azúcar que se encuentra en la leche y otros productos de origen lácteo como el queso. Esto significa que la leche, al no digerirla el intestino del bebé, se queda ahí y se fermenta por la flora intestinal, produciendo gases que se hacen dolorosos si no salen del cuerpo y también puede ocurrir que las heces se hagan liquidas y generar diarreas. Así que; si observas estos síntomas lo primero es suprimir la toma de leche y consultar con tu pediatra.

3. Cuidado con los gases 

Algo que debes tener presente para que no te sorprenda ni te angustie es saber; que los bebés que toman leche formulada tienden a llenarse más de gases que los que toman leche materna, y sus heces o deposiciones son más duras.

4. El biberón

Es muy importante reconocer hasta cuando puedes darle biberón a un bebé antes de dormir. Esto sígnica saber cuándo debes parar. Si observas que tu bebé mueve la carita hacia un lado retirando la boca varias veces del biberón o si voltea distraído mirando a distintas partes del lugar donde está, es un indicio claro que está satisfecho. Si por el contario observas que tu bebé continúa succionando al quitarle el biberón es razón inequívoca que aún tiene ganas de seguir comiendo.

5. Compotas nutritivas

Si el bebé es más grande la sugerencia cambia, colocarle frutas como fresa, piña, manzana, zanahoria, cerezas, cereales de arroz, avena, auyama o espárragos pueden ser una buena alternativa para hacer estas compotas nutritivas y que satisfagan el hambre del bebé. 

6. Siempre consulta al pediatra

Por último, quiero compartir contigo una información que te permita reconocer si la leche que le estás dando a tu bebé le está prestando o por el contrario está afectándole. Si observas que tu bebé se retuerce como con dolor en el abdomen, o si esta hinchado en la zona abdominal, tiene diarrea aun aparentemente suave, gases, mucho llanto, ruidos en su estómago, ganas de vomitar o vómitos, es muy importante llamar o ir al pediatra. 

Para darte un ejemplo, con una diarrea por más leve que parezca hay que ir, preguntar y llevarlo al médico. En los bebés de 0 a 2 meses y más dado su tamaño es muy rápida la manera como se pueden deshidratar. Así que no dudes en llamar siempre al pediatra.

Espero que estas recomendaciones te sean de gran utilidad y logres el objetivo de nutrir bien a tu peque.

También te puede interesar: Temperatura ideal para dormir un bebé.

23/09/2021 05:17 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

Bienvenido

Ya tienes weblog.

Para empezar a publicar artículos y administrar tu nueva bitácora:

  1. busca el enlace Administrar en esta misma página.
  2. Deberás introducir tu clave para poder acceder.

Una vez dentro podrás:

  • editar los artículos y comentarios (menú Artículos);
  • publicar un nuevo texto (Escribir nuevo);
  • modificar la apariencia y configurar tu bitácora (Opciones);
  • volver a esta página y ver el blog tal y como lo verán tus visitantes (Salir al blog).

Puedes eliminar este artículo (en Artículos > eliminar). Que lo disfrutes!

23/09/2021 05:13 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar