Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2009.

Resumen

03/11/2009

Tribulaciones

El perfil de Diego, esa palabra que utilizan ahora para designar la estructura mental, los conocimientos e incluso  la manera de ser de una persona, era normal; estudios universitarios, joven, casado, un hijo, aficiones modestas: tenis, senderismo, lectura, música…, poco consumista, actitud positiva.
Sus ingresos familiares eran también normales.Tenía un coche de gama media baja y pasaba la ITV cuando le correspondía
Pagaba religiosamente su hipoteca mensual; también su comedor escolar y  no tenía ningún tipo de becas.
No “aparentaba” ninguna minusvalía. Era autóctono del país y había nacido  en una de las regiones que  no tiene ningún hecho diferencial, ese hecho diferencial que algunos gustan de proclamar a los cuatro vientos.
No tenía familiares políticos, ni religiosos, ni militares, ni pertenecía a ningún partido político.
Vivía su ciudadanía de la manera más correcta. Ejercía su derecho al voto cuando había elecciones. Participaba  en alguna asociación como ciudadano de base. Pagaba sus impuestos puntualmente, cumplía con la seguridad social sus cuotas correspondientes, reciclaba sus desechos domésticos, pagaba sus facturas con IVA.
En su trabajo cumplía, podemos decir con normalidad; era puntual, hacia bien su función, se sentía parte de la empresa y de vez en cuando era crítico con los sistemas que se llevaba a la práctica, pero lo hacía  con afán de mejorar. Esa particularidad ya le iba ocasionando algunas dificultades. Las empresas, muchas, no aceptan de buen grado ese tipo de aportaciones.
Lo que encontraba a su alrededor, poco a poco,  le iba descolocando.
Si hablaba de la vivienda, veía como había discriminaciones positivas para determinados colectivos. Si hablaba de oposiciones le contaban algunas cosas raras que pasaban, e incluso de filtraciones, que desembocaban en recursos y anulaciones.
En su entorno de amistades había también algunas trabajando en las distintas administraciones y  le hablan de los horarios de trabajo, de las pausas para tomar café y hacer la compra, de los mocosos, de los puentes, de los permisos especiales, de cómo utilizan los ordenadores, el correo, etc.
Oía comentar también de algunos profesionales que cobraban en dinero llamado negro (a costa de los que pagamos impuestos, ya que si ellos pagasen lo que debían pagar, la proporción descendería).
Le hacían referencia a la endogamia que se practicaba en las contrataciones de la universidad y de muchas otras instituciones, del fichaje de  asesores personales de confianza, de informes solicitados a profesionales conocidos cuando se podían hacer con los funcionarios de la casa.
A Diego no le importaba colaborar esporádicamente con carácter de voluntario, y a título gratuito, en algún Centro de enseñanza, contando sus experiencias profesionales a los alumnos, pero no estaba bien visto a los ojos de algunos, que pensaban  que eso  les estaba quitaba no el puesto de trabajo, que ya lo tenían,  sino cobrar unas remuneraciones extras.
Diego, para no caer en el desanimo, tenía que ir venciendo día a día, todo esas sensaciones negativas que veía a su alrededor.
A veces se preguntaba como un país en el que se dan  estas cosas, además de las otras mil corrupciones que se están descubriendo, puede funcionar.
Le producía un asco tremendo el engaño de que es objeto la Sociedad con el falso discurso de los políticos y  de otros personajes, de las promesas de las campañas de  publicidad, sea cual fuere el motivo. Muchos discursos, mucha promesa y la mayoría se quedan en el anuncio. Habla, publicita, que algo queda. Nadie te va a pedir responsabilidades si todo lo que has anunciado no se hace.
Había seguido de cerca la cantidad de asociaciones que se dedican a ayudar a los emprendedores y la mayoría se quedaba en papel mojado,  pero al dejar por escrito en su Web la misión y una bonita declaración de principios, ya parece que estaba todo cumplido.
En algunos momentos pensaba  como no se produce una desobediencia civil de las personas normales y se dejan de pagar los impuestos.
De vez en cuando se le ocurría que las personales normales, las que sujetan la sociedad, las que cumplen todas sus obligaciones cívicas, deberían unirse y manifestarse institución por institución, donde se ven o destapan situaciones irregulares.

Es totalmente necesaria una regeneración, una vuelta a la cordura, a la sensatez, a valorar el trabajo bien hecho, a cumplir con las obligaciones, a exigir ese cumplimiento, a reprender y castigar al que no lo haga. Mientras tanto, y aunque no guste a algunos, parece necesario un estricto control a todo lo que se menea. 

03/11/2009 13:52 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.

04/11/2009

Amigo

Emigró a Alemania en los años 60, igual que tantos otros. Allí paso de todo, como muchos compatriotas. Trabajó en los últimos escalones de la cadena. Era  servicial y se prestaba a lo que tuviera que hacer en la fábrica. Hizo horas extras, pasó todas las privaciones del mundo, probó la comida de perros, porque no sabía el alemán. Un verano vino con un coche WW de segunda o tercera mano. Cada vez que venía de vacaciones nos traía aparatos que en España no había en esos momentos, radios, magnetófonos, afeitadoras, etc. Coincidí con él en Stuttgart en el año 65. Me acompañó por la ciudad.
Se casó con una española, también emigrante y al cabo de unos años más en Alemania se volvieron a España.
La mayor parte del dinero que había ahorrado se lo dejó a un cuñado para que montase una tienda. Fracasó y no recuperó ni un duro.
Tuvo dos hijas gemelas y una de ellas tuvo un problema al nacer, que le incapacitó para toda la vida.
Ya en España trabajo en una fábrica en una ciudad donde podía llevar a  su hija  a un centro especial. Al poco tiempo la mujer se separó y se fue con sus hijas a otra ciudad.
Poco a poco se fue deteriorando su salud y terminó en un proceso de Alzheimer que le llevó de residencia en residencia. Murió joven.
Era amable, servicial, amigos de sus amigos, confiado. No conozco ninguna situación de su vida que le saliera bien.
Mi recuerdo, amigo.
04/11/2009 23:33 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.

09/11/2009

Domingo

Es medianoche del domingo, de un domingo otoñal, casi invernal, podíamos decir. Agua y  viento. Algunos habrán seguido haciendo lo que tenían previsto; otros, se habrán acobardado y quedado en casa. Todos los días, cualquier día, tienen su encanto y ese encanto depende más de cada persona que del tiempo que haga. Es el optimismo con que se afronta, es lo positivo que quieres sacar de ello, es el enfoque que quieras darle. No todos los días se puede pasear por el parque mojándose a ratos, y viendo cómo van cayendo, poco a poco, las escasas hojas que todavía quedan en algunos árboles. No todos los días puedes ver las calles tan limpias; no todos los días puedes andar y pasear tan libremente por las aceras; no todos los días puedes oler a tierra mojada. Ni tampoco, todas las tardes puedes asomarte a la ventana y sentirte tan a gusto en casa, sin prisa, sin tener que salir, preparando la agenda de la semana, recuperando la lectura que se había quedado atrasada, ordenando aquello que no lo habías podido hacer los últimos días. Una tarde se domingo, con eso de que anochece tan pronto, da mucho de sí; es mucha tarde; hay tiempo para todo, hasta para perderlo. De vez en cuando no está mal.
Buena semana.
09/11/2009 00:16 #. Tema: Actualidad No hay comentarios. Comentar.

16/11/2009

Éscribir

Quería escribir pero no me salía nada. Empezaba un tema, y enseguida me atascaba. Iba por otro y me pasaba lo mismo que con el anterior. De política, no; se publican demasiados artículos cada día; hay muchas tertulias con gente muy “lista”.  De religión, es verdad que hay menos, pero resulta difícil expresar tus creencias. Casi podrías transcribir el Sermón de la Montaña y  tendrías mucho explicado. De futbol, no por favor. El futbol o cualquier deporte se practica o se ve, pero que vas a hablar de futbol, qué interés puede tener lo que opina nadie. De arte; es mejor verlo también. De la actualidad, ya hablan los periódicos que  van incorporando las noticias on line según se producen. Claro  que hay muchos temas para poder escribir, pero ¿para qué escribimos, a quien lo dirigimos? ¿Es la escritura un intento de comunicar a los demás,  un reto que te impones, una obligación que tienes que cumplir con tu editor, o algo que te dices a ti mismo y que nace y muere en ti? Estas reflexiones me surgen después de haber leído en esta tarde de domingo algunas columnas o artículos que forman parte de esos tochos que son los periódicos en domingo.
 
16/11/2009 00:01 #. Tema: Información No hay comentarios. Comentar.

18/11/2009

Cerebro social

Íbamos comentando en el paseo algunas de las actividades que se habían realizado esta semana. Unos habían estado en una conferencia sobre el cerebro y se entusiasmaban contando  los circuitos, las conexiones, la evolución, la diferencia del cerebro del ser humano a otros animales. Hablaba de una  línea de investigación bastante joven sobre la teoría de la mente.

Otros habían estado en una conferencia sobre el desarrollo de Aragón; alguien hablaba de la creática y algún otro hacia referencia a distintas épocas de la inquisición. Es decir había heterogeneidad, en los temas. Cada cual contaba sus impresiones y los demás escuchaban atentos y de vez en cuando intervenían. Eso sí, sin interrumpirse unos a otros como suelen hacer en muchas tertulias. Alguien, a propósito de esa palabra, ha hecho referencia a los diferentes criterios que suelen tener en las casas, el hombre y la mujer, sobre los programas de la televisión, sobre los deportes, sobre la actualidad, sobre las compras, sobre las salidas, sobre el cine, sobre las vacaciones, en fin, sobre casi todo.  El que había estado en la charla del cerebro ha dicho que a lo mejor se debía a que el cerebro social del hombre y  de la mujer eran  distintos y que por tanto era normal que no hubiese coincidencias en muchos aspectos. Una manera de salir de la mejor manera de esas discrepancias, apostillaba otro, era no entrar al trapo y mantener un discreto silencio. Parece que algunos más de los asistentes han movido la cabeza en esa misma dirección.

18/11/2009 00:06 #. Tema: Tertulias No hay comentarios. Comentar.

21/11/2009

Teatro

La obra de teatro titulada “Dos menos” no me ha gustado. Primero, no se oía casi; a un actor (Alterio) prácticamente nada. La sala estaba toda acatarrada (es decir tosía). Había espectadores que cada vez que los actores cambiaban de escena aplaudían. No conozco bien las normas de teatro, pero entiendo que salvo situaciones extraordinarias, sólo habría que aplaudir al final (si es que te ha gustado).El hilo conductor de la obra tampoco me ha gustado. Los diálogos y monólogos no eran demasiado brillantes. Los actores son buenos pero no le ponían demasiada emotividad. Ha durado 1 ¼. La gente ha aplaudido al final. ¿Les habrá gustado o aplauden por aplaudir? También es posible que al oir mal no me haya enterado de por donde iba la cosa, pero creo que  oir mal no era yo solo.
21/11/2009 23:34 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.

22/11/2009

Domingo por la mañana

20091122103550-rotonda-final-3-r.jpgA las 8,30 ya era de día y el ambiente era muy luminoso. Las calles estaban mojadas, algunas nubes se iban retirando y daba la impresión de un día primaveral más que del 22 de noviembre. Alguien, a través de un altavoz en la calle estaba diciendo algo. Me asomo y veo que están preparando vallas. Se ven algunos pequeños grupos con vestimentas de voluntarios. Están preparando la calle para algún evento deportivo. Una avioneta daba vueltas alrededor de la zona. Enseguida, a eso de las 9 de la mañana empezaron a pasar corredores, primero iban dos, cincuenta metros más atrás iban otros cuatro. En una longitud de 500 metros no se veía ninguno más. Poco a poco empiezan a llegar diseminados, pequeños grupos. Un cuarto de hora más tarde es cuando la calle se va llenando de corredores. Al poco tiempo los grupos van disminuyendo y quedan corredores aislados, luchando con ellos mismos para intentar llegar un poco más lejos. Dejo de mirar a la calle, paso al ordenador algunas fotos de la prueba deportiva y cuando vuelvo la cabeza, después de media hora, vuelvo a ver toda la calle ocupada por corredores. No sé si es otra prueba o es que están dando vueltas a un circuito, o son los últimos de los últimos. Siempre hay últimos con relación a los primeros. Lo importante, quizás, es que cada uno no se considere el último.
Ahora sí. Hay un coche de la policía detrás del último grupo. ¿Será el final? Ha pasado más de una hora y cuarto desde que pasó el primero, pero que lo mismo da. Lo importante para cada uno era llegar. Parece que sí era el final. Se recogen las vallas y todo por la zona vuelve a su normalidad, la normalidad de un domingo claro, limpio, suave de temperatura y  que invita a pasear.
Buenos días Zaragoza.
22/11/2009 10:39 #. No hay comentarios. Comentar.

30/11/2009

Fin de mes

Noviembre se acaba. Solo han sido treinta días. El frío, el normal de esta época, ha empezado hace muy  poco  y ya  es noticia. Todas las televisiones se vuelcan con sus corresponsales, en las carreteras, en los puertos, en los pueblos, en las ciudades. Lo normal  hay que hacerlo especial. Estamos al acecho. Hay que llegar antes que nadie, casi antes de que caiga  el primer copo de nieve, y preguntar al primero que uno se encuentra; eso sí ,preguntar y,  cuando el interpelado está contestando ,no dejarle terminar  la frase.  
Es casi media noche. Me asomo a la ventana. La luna está acercándose a su plenitud; hay algunas nubes que van y vienen; afuera hace frío. Los semáforos están a lo suyo, con sus verdes, sus amarillos y sus rojos. La calle está desierta  de peatones. El camión de la basura está parado con su luz intermitente. Algunos coches se detienen en el cruce. Se ven  luces en las ventanas de las viviendas de alrededor, pero no más del treinta por ciento. ¿No están habitadas?  Sus moradores: ¿están acostados, ven la televisión, charlan, dormitan, estudian, preparan sus cosas para mañana, o quizás duermen ya?
Mañana,  más bien dentro de unos momentos, será diciembre, con dos lunas  llenas, con el Puente, con la Navidad,… Ya tendremos tiempo de todo ello. De momento es Adviento, tiempo de preparación, de esperanza.
Buenas noches Zaragoza.
30/11/2009 23:34 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar