Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2009.

Resumen

25/10/2009

Riberas

20091025231823-ribera-expo-6-rb.jpgEl día estaba espléndido. A media mañana, el cielo presentaba unas nubes muy especiales; parecían una montaña de suave inclinación, cubierta de nieve. El fenómeno de las nubes hay que mirarlo en el momento oportuno, ya que enseguida todo cambia.
Los zaragozanos, y todo aquel que por aquí se dé una vuelta, tenemos, ahora, unos paseos, unas zonas ajardinadas, unas riberas que merecen la pena recorrerse; pasear por ellas, recrearse en las vistas, disfrutar de los entornos.
Hay más posibilidades de las que la población puede utilizar; es por ello que no hay agobio ni multitudes recorriéndolas. Hay espacios y tiempos  para la reflexión.
La ribera de la margen izquierda del Ebro, desde las escaleras  en las que se veía el Iceberg de la Expo, hasta el puente del tercer milenio, tiene unos rincones, un vegetación y un paseo, que merece la pena recorrerlos. ¿Quién lo hubiera pillado en época que salíamos al campo con la tortilla de patata en la fiambrera?
Los dos iconos más importantes de la Expo, el Pabellón Puente y la Torre del Agua está ahí, como dos inmensos esqueletos, esperando que a alguien se le encienda la bombilla y se puedan utilizar y sacarles rendimiento, ¿o es que quizás ya terminaron de prestar su servicio?
25/10/2009 23:20 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.

28/10/2009

EL fondo y la forma(1)

El tema  al que hoy hacemos referencia forma parte de  la vida diaria de muchos ciudadanos. Ocurrió hace algún tiempo, pero es probable que todavía siga actual.
Una persona de mediana edad, podemos calcular que de 38 años, está inscrito en el INEM, en el desempleo.
A  lo largo de su vida, “ administrativamente” ha  trabajado muy poco. Su informe de vida laboral es muy pobre. No llega a 300 días de trabajo.
La vida no le ha tratado muy bien que digamos; su niñez y juventud giran alrededor de instituciones de protección de menores. Los maestros, según nos ha contado, no dejaron demasiada huella positiva en sus recuerdos.
Su adolescencia y madurez están marcadas por las instituciones penitenciarias.  Próxima a su salida se le manifiestan distintos procesos de enfermedad que le producen una cierta disminución física e intelectual, del orden del 45%. Está inmerso en estos momentos en un proceso de inserción social.
Quiere trabajar pero le resulta bastante difícil. No le “llueven” las ofertas de trabajo, pero tiene  que vivir. Se buscan las posibilidades legales que le permitan recibir alguna ayuda.
La concesión por parte del INEM de lo que se llama Renta Activa de Inserción supone el cumplimiento de una serie de requisitos por el interesado  y estar sometido a una serie de actos administrativos.
En el día de hoy ha tocado uno de esos actos, acude al Inen a participar en los programas de empleo, o en acciones de inserción…o en aquellos otros de mejora de la ocupabilidad, según indica la Norma legal.

¿Qué tal te ha ido, le preguntamos al interesado? ¿De qué os han hablado? No tengo ni idea de lo que nos han dicho; no me acuerdo de nada, nos contestó. Mira lo que nos han dado y nos entregó  un Manual de Autoempleo.
¿Qué tienes que hacer con estos papeles que os han dado, le seguimos preguntando? No lo sé, nos repitió y ya no hubo  más contestación al tema.
La forma, estupenda. Documento de compromiso, citación, charla, firma de asistencia y entrega Manual de autoempleo ¿Búsqueda activa de empleo?
El aspecto administrativo se ha cumplido con nota y se ha dejado constancia documental del mismo. El gasto en papel se ha consumado con la entrega del Manual (un buen tocho).
El legislador ha utilizado todos sus saberes y la Administración todo su know how y entre todos han elaborado una Norma perfecta. ¿Para qué? Pensamos simple y llanamente, para cubrir el expediente. Pura superficialidad.
¿El fondo? No hay fondo en este caso, y peor todavía, en esta situación sólo hay vacío.

28/10/2009 19:41 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.

30/10/2009

Desocupados

Una persona tiene una cierta disminución física e intelectual. Quiere trabajar y está inscrita en el INEM, en el desempleo.
La persona en cuestión nos cuenta que ha estado dos veces en las oficinas de una Organización de personas con discapacidad; una primera,  para darse a conocer,  y una segunda para hablar de un trabajo consistente en limpieza de cristales. Nos dice, muy triste, que no le han cogido.
Para situarnos en el tema le hacemos las siguientes preguntas.
  1. ¿Qué sabes hacer?
  2. ¿Te han explicado con detalle el trabajo que ofertan, así como las condiciones del mismo?
  3. El trabajo que ofertan, ¿lo sabes hacer?
  4. ¿Tu situación física te permite hacer el trabajo?
  5. ¿Te han explicado los motivos por los que no te admiten al trabajo?
A continuación, intentamos llevar a cabo un proceso de reflexión sobre el trabajo.
La pregunta  ¿que sabes hacer? supone hacer un recorrido por la vida de una persona,  para, partiendo del proceso de instrucción primaria y secundaria, llegar al momento de la edad de trabajar, que nos permita saber si ha habido una formación profesional en escuela o ésta se ha producido a través del trabajo propiamente dicho.
Cuando las carencias son muy notables en todo este proceso y existen condicionantes de cierta minusvalía física, no cabe duda que estamos en una situación un tanto complicada, en que la búsqueda de un trabajo no puede consistir solamente en presentarse a las ofertas existentes.
Las personas afectadas por esta situación deberían hacer un recorrido formativo adecuado, que les permita tener el mínimo de condiciones posibles para llevar a cabo cualquier tarea por pequeña que sea.
Por lo que conocemos, el INEM, no trata en profundidad este tipo de situaciones.
No es fácil que estas personas comprendan su situación, y eso les conducirá a desánimos y desorientaciones.
Sería oportuno conocer si se están llevando a cabo, y en este caso quién y cómo, acciones para resolver situaciones de este tipo.
La Administración Pública, en la vertiente más optimista, les procurará un mínimo de subsistencia, pero la persona, y probablemente más cuanto menos grado de formación tenga, necesitará ocuparse en algo, llevar a cabo actividades, que le permitan estar activo y relacionarse con otros y  “existir socialmente”. Algunos ciudadanos desocupados  no existen socialmente.
Es por ello, que también se debería estudiar qué tipo de ocupación o actividad pueden “permanentemente” llevar a cabo estas personas. Probablemente a costa del presupuesto de Sanidad preventiva.
La temporalidad de los procesos de inserción, sin una conclusión adecuada, supone, en muchos casos, una vuelta al principio y  a un camino de no retorno en algunas ocasiones.

30/10/2009 17:38 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar