Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2010.

Resumen

30/01/2010

San Valero

Fiesta local; el día del gran roscón en la Plaza del Pilar. Roscón y chocolate gratis por un día, el día del Patrón. Dos horas en la fila, según decían en la radio, y la gente tan contenta de hacer la espera y tomarse el desayuno. Hay criterios y gustos para todo. A veces querría tener esas aficiones y sentirme más ciudadano participativo.

He dado un paseo por la ciudad, por el Centro de Historia; las tres o cuatro veces que lo he visto  me sigue pareciendo un espacio cultural muy desaprovechado, sin una orientación definida ni de contenidos ni de calidad de los mismos; exposiciones muy variopintas pero que no tienen valor suficiente para estar ocupando un espacio público de esa consideración. He recorrido también el Museo provincial, en la Plaza de Los Sitios, y como era ya un poco tarde solo he podido ver la zona dedicada a mosaicos, de una gran importancia histórica.

El ruido por una plaza cercana a la calle don Jaime era ensordecedor y parece que era solo el aperitivo de lo que iba a haber por la tarde. Estoy en otra onda. Esta noche es luna llena, noche larga y fría.

30/01/2010 00:47 #. Tema: Sociedad Hay 1 comentario.

31/01/2010

Frases de Antonio Machado a los niños, en 1912

He leído un texto de  Antonio Machado, escrito  allá por 1912 con motivo del homenaje a un Ilustre de aquella época y, aparte del recuerdo y los elogios al homenajeado, el autor dirige unas palabras a los niños. Entresaco algunas frases de dicho texto. “…Respetad a las personas, porque la doctrina de Cristo os ordena el amor al prójimo y el respeto es una forma de amor; mas colocad por encima de las personas los valores espirituales y las cosas a que éstas personas se deben: sobre el magistrado, la Justicia; sobre el profesor, la Enseñanza; sobre el Sacerdote, la Religión; sobre el doctor, la Ciencia…-… Huid de la ociosidad espiritual que llena los cerebros de cavilaciones homicidas…- …Aprended a distinguir los valores falsos de los verdaderos y el mérito real de las personas bajo toda suerte de disfraces. Un hombre mal vestido, pobre y desdeñado, puede ser un sabio, un héroe, un santo; el birrete de un doctor puede cubrir el cráneo de un imbécil. Estimad a los hombres por lo que son, no por lo que parecen. Desconfiad de todo lo aparatoso y solemne, que suele estar vacio. Amad a los buenos y a los sabios que son los poderosos de la tierra, porque ellos representan el único valor que contienen las multitudes humanas. Amad el trabajo y conquistad por él la confianza en vosotros mismos, para que llegue un día después de largos años, en que vuestros nombres también merezcan recordarse.
31/01/2010 01:06 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar