El árbol de la vida

Película diferente, especial. El núcleo visible de la película es una familia americana compuesta por un matrimonio y sus tres hijos. El padre es el tipo hecho a  sí mismo, practicante estricto de una religión, que trata de dar a sus hijos una disciplina férrea en el fondo y en la forma. Es gran aficionado a la música y le hubiera gustado ser un gran profesor y artista. La música que tiene la película es extraordinaria; son piezas clásicas de grandes compositores.

Empieza la película presentando retazos, pinceladas, de la vida normal de la familia y enseguida, todo ello a base de planos lejanos, se produce el hecho de la muerte de unos de sus hijos.En ese momento se desencadena una transformación en las imágenes. Se presenta la creación del mundo desde el big bang, siguiendo el itinerario clásico, con alguna voz en off, que hace referencia a versículos de la biblia. Una vez creado el mundo surge la vida en el mar, así como la evolución. Hay una aparición fugaz del dinosaurio y el meteorito que los extingue.

A partir de ahí empieza a tomar cuerpo la vida de la familia protagonista, desde que los niños son pequeños hasta su adolescencia.

Recorre distintos aspectos de la educación que los padres imparten, de la actitud de los hijos, de los comportamientos, de los pensamientos interiores que  se revelan en el hijo protagonista.

La película presenta retazos de episodios familiares, todo ellos, fundamentalmente, a base de lenguaje no verbal: enfrentamientos, discusiones, juegos. Se detiene mucho en el sistema de educación severa del padre y en los pensamientos interiores negativos del hijo con relación a su padre.

La película presenta al espectador varias contradicciones en la actitud de algunos protagonistas:

  • La sensibilidad del padre con la música y la poca que tiene tratando a su mujer y a sus hijos.
  • El triunfo del padre profesional y el fracaso del padre educador.
  • La frustración del padre con la música y el triunfo en los negocios. Al final, el fracaso también en su profesión.
  • El pensamiento negativo del hijo, desde la pregunta de por qué ha nacido, hasta la duda de matar a su padre.

El ciclo del Árbol de la Vida se cierra presentando un espacio (¿el cielo?) como el lugar de encuentro de toda la familia. Las escenas están muy bien realizadas, con mucha sensibilidad.

La figura del hijo muerto, representada por una actor maduro (Sean Pen) no encaja bien, ya que aparenta más mayor que su padre (Brad Pitt)

Interesante el sermón en la Iglesia, haciendo referencia el Pastor a pasajes de la Biblia (Libro de Job). Todo viene de Dios: lo bueno y lo malo.

La creación del mundo, Dios, el origen de la vida, la familia, la educación, el comportamiento de la persona humana, la libertad, la muerte, la otra vida, la aceptación de lo que nos pasa, el reencuentro en la otra vida…

Imágenes extraordinarias, una música maravillosa, pero muchos temas y muy importantes juntos hacen que la película tenga una densidad tremenda y que te sientas con cierta tensión viéndola.

Es una película para verla en varias veces.

Lunes, 10 de Octubre de 2011 19:38 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar