12 de octubre

Oigo la radio y el comentarista  hace referencia al Día de la Fiesta Nacional; me asomo a la calle y veo pasar un grupo en el que todos sus componentes van vestidos con el traje regional. Enseguida pasa otro grupo, pero este es diferente; van dando bandazos de lado a lado de la acera y vocean y gesticulan.  Estamos en Zaragoza y el tema aquí es El Pilar. Unos vienen de la noche de acabar su juerga,  y otros van al día, a presentar sus ofrendas  a la Virgen.

Me quedo un rato en el balcón y pasa más gente  con el traje regional; algunos sueltos; una pareja y un niño en su carrito, más grupos. Todos llevan un ramo en la mano. No cabe duda, a estas horas predominan, al menos en la zona donde estoy, los que inician ese día especial que Zaragoza celebra una vez al año.

Ayer, estuve en la liturgia de la novena de la Virgen, liturgia también especial, con corales, con inauguración de capillas restauradas, con sermón,  con mucha gente, ceremonia que terminó con una Salve y el himno a la Virgen.

Una puerta, eso sí, grande, majestuosa, separaba dos mundos, dos maneras de ver la vida, generaciones distintas, sistemas diferentes.

El del interior, gente mayor, con muchas canas, mucha vida transcurrida, mucha tradición, recogimiento, mucha devoción a su Pilar.

El mundo del exterior, al menos el que yo vi al traspasar la puerta, jóvenes adolescentes, disfrazados con unos atuendos feos, con unos enormes vasos llenos de lo que fuera, algunos  deambulando de un sitio para otro sin rumbo, otros, apoyados en la pared de la Basílica, en corros, con las bolsas de bebida  en el centro, como si las estuviesen “adorando”. La música, mejor dicho, el ruido de la música, infernal. Las imágenes de las pantallas una sucesión de hombres y mujeres en posturas provocativas.

Los mayores, dentro, los jóvenes, fuera; por decirlo de otra manera: los abuelos dentro, los nietos fuera. Ellos son parte nuestra, algo hemos hecho y cuyo resultado ahora no entendemos. ¿Dónde están los padres, es generación puente,  a los que no vimos ni dentro ni fuera?

En Madrid, la celebración oficial del día de la Fiesta Nacional. En alguna otra capital, algunos aprovechan para hacer la contrafiesta.

La sociedad, en lo religioso, en lo político, en lo social, en prácticamente todo, al 50%.

Feliz día del Pilar y de la Fiesta Nacional a todos.

Miércoles, 12 de Octubre de 2011 22:38 #.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.com
Autor: JoseAngel

Pues tienes razón. Demasiado uso se hace de la plaza del Pilar, y en general de todo el centro, en las fiestas. Con la de barrios que hay para llevar la marcha a los barrios. Podían reservar la plaza para la parte tradicional de la fiesta, misas y ofrendas y demás, que ya le vale de personal. Los conciertos rock multitudinarios y el estruendo y las borracheras me parecen allí fuera de lugar.

Fecha: 19/10/2011 22:50.


Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar