Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2011.

Resumen

06/01/2011

Día de Reyes

Ha pasado la noche de Reyes, la noche mágica, la de las ilusiones, la de la esperanza, la de dormir con los ojos cerrados pero con la imaginación abierta; también, a veces, y más ahora con tanta televisión, la noche de la duda, de por qué hay tantos reyes y están en tantos sitios a la vez.

Ya estamos en el día; nos hemos levantado pronto y hemos ido a donde pusimos los zapatos. Allí estaban(o quizás alguno faltara) lo que habíamos pedido. Después, hemos recorrido las casas de los abuelos, de los tíos,  recogiendo y llevándolos todos a nuestra habitación. A partir de ahí, ya con todo en nuestros poder y haber probado algunos, nos queda la ilusión de mañana, cuando sea día de escuela, hablar con los compañeros de lo que te han traído. ¿Es así ahora, o quizás estoy recordando cuando era niño?

En estos momentos quisiera acordarme del día que me trajeron aquel tren eléctrico, con su transformador, su máquina de ir hacia adelante y también hacia atrás, o también aquel año que me trajeron aquel personaje de hojadelata, que llevaba una maleta en cada mano y que dándole cuerda con una llavecita, andaba y meneaba sus maletas.

No recuerdo mucho más como regalo importante ya que enseguida se murió el tío rico, que debía hacer de Rey Mago; los guirlaches, alguna anguila pequeña, salpicada con bolitas de anís, alguna pelota, el juego de la oca y del parchís, la caja de pinturas Alpino, un plumier,  algún TBO,  y poco más.

Como la ilusión, creo yo,  es inversamente proporcional a lo que tienes, puede deducirse que ahora, que tenemos más en general, costará más “llenar” esa ilusión. De todas maneras la noche de Reyes sigue y seguirá siendo la noche mágica. Que no se pierda.

 

06/01/2011 19:41 #. Tema: Actualidad No hay comentarios. Comentar.

09/01/2011

Final de navidad

 

Domingo; son las ocho de la mañana, está amaneciendo, llueve. Las calles están desiertas, algún coche pasa; un trasnochador cantaba hace unos momentos esas canciones de hace 40 años que cerraban todas las fiestas. Las sombras de la noche se resisten todavía. El agua y la oscuridad dan al día un toque gris, muy apagado,como un fin de fiesta.

Se acaba el periodo de la navidad. Los niños han probado sus juguetes; algunos, devueltos; otros, rotos; el descuidado, queda todavía sin abrir.

Mañana, día de escuela, todavía se hablará de los mismos; el olvido está cercano.

Ayer era día de rebajas. Las tiendas, al menos, concurridas; los artículos, un poco más revueltos que de ordinario.

Se han ido los hijos y los nietos; cada uno vuelve a ocupar su espacio.

Hoy, domingo, día de transición, de preparar las carteras, dar el último repaso a los deberes.

Mañana, día de reencuentros. Unos, con el trabajo; otros, con el paro. Unos con la rutina; otros, con la incertidumbre. Bendita rutina si es la de la ocupación, la de la tarea.

Mañana, el día de después para algunos, el día de la cruda realidad, el día del despertar.

Hoy, domingo, día de reflexión. Hay que ultimar los planes para comenzar un nuevo ejercicio, afrontarlo con ganas, con esfuerzo, con sobriedad, con austeridad, con realismo, con deseos de mejora y de ser más solidario.

La noche se ha ido; el día no levanta. Sigue lloviendo. Hay silencio y soledad en las calles.

09/01/2011 20:27 #. Tema: Actualidad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar