Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2011.

Resumen

01/07/2011

Museo Pablo Serrano

Hoy, hemos ido al Museo Pablo Serrano. Recojo aquí las impresiones de un adulto y de dos estudiantes, uno de 12,  y otro de 9 años.

Me ha parecido un tremendo despropósito, un desatino, un despilfarro, un dispendio. Es, para mí, un ejemplo de lo que no se debería hacer nunca. Lo que es museo, propiamente dicho, es como si fuera una broma. En salas enormes, había tres o cuatro esculturas de hierro, ocupando no más, cada una de ellas, un metro cuadrado. Unas escaleras mecánicas de enorme altura y de una estrechez casi anoréxica.

Verdaderamente, me he sentido mal, por varios motivos. En principio no le he visto nada positivo al Museo. La arquitectura no encaja con el entorno. Es como un monumento a lo monumental, al exceso del continente y al poco del contenido, al despropósito del gasto en los tiempos que corremos, a la desproporción en todo, a lo lejanos que están los políticos que lo han decidido frente a los ciudadanos a los que teóricamente debería dar servicio cultural dicho Museo.

Para ese tipo de construcción podría haberse aprovechado la Torre del agua, o el Pabellón Puente o cualquiera de los otros edificios singulares de la Expo. El dinero que no se hubiese costado, haberlo utilizado para crear puestos de trabajo productivos, que debería ser lo prioritario en estos momentos.

Otro de los motivos por los que me he sentido mal es que me han entrado dudas  de si estoy ya tan desfasado que no entiendo a los dirigentes de la sociedad de hoy, ni las tendencias modernas  si es que este tipo de obras son tendencias.

De cualquier manera, alguien debería explicarnos (si es que hay muchos que piensan como yo) el por qué y para qué se hacen estas obras y el porqué y para qué se toman estas decisiones. Mi última impresión es que se ha dilapidado el dinero y es un insulto a la inteligencia, pero sobre todo a la decencia.

Un  estudiante de 12 años escribió lo siguiente:

Hoy, hemos ido al Museo Pablo Serrano. Me ha parecido un espectáculo raro cuando he entrado, por  la cantidad de espacio que había sin ocupar. Cuando hemos subido por esa fría escalera me daba una sensación de vértigo. La segunda planta estaba compuesta por un cuarto enorme pero con una sola escultura. La tercera planta me ha parecido un espectáculo dantesco, con unos garabatos y  dos o tres esculturas. La cuarta planta ni te cuento, con unos recortables de revistas y periódicos. No sigo más porque me ha parecido una autentica vergüenza. De las frías y húmedas naves espaciosas con esculturas en cualquier rincón se ha pasado a un enorme edificio desocupado y sin casi esculturas”.

 

Un estudiante de 9 años escribió: “Ha sido un derroche de dinero porque no se ha aprovechado el espacio y a mí este museo no me ha gustado, principalmente por eso.”

 

01/07/2011 22:43 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar