Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2012.

Resumen

30/04/2012

El impresentable y el grupo

Nos juntaron en mesas de diez. Formábamos parte de un grupo, en un circuito de viajes culturales por tierras castellanas. El energúmeno de turno enseguida se destapó. Desprecio al servicio, a la comida. El va a lo suyo; quiere que le sirvan lo que le gusta. Rechaza con destemplanza lo que no le gusta (aun sin probarlo). Otro compañero le hace el juego. Hay un tercero que no le sigue, pero tampoco le rechaza. El resto nos sentimos avergonzados. Miramos para otro lado, ni manifestamos nuestras opiniones, ni actuamos. Intentamos justificarnos internamente y queremos pensar que habrá sido una cosa pasajera.

 Al día siguiente, en otro lugar, con otros compañeros, un nuevo episodio. Les pilló de sorpresa, y tampoco reaccionaron.Tercer día: más de lo mismo. Lo comentamos al guía. Éste, la tiene con el impresentable, pero todo continuó igual en días sucesivos.

¿Cómo reaccionamos? ¿Cómo debemos reaccionar?- ¿Debemos aguantar que alguien ejerza mala educación y nos amargue una excursión?

¿Debemos soportar que la actuación de un indecente, haga que todo el colectivo de mayores se vea resentido en su fama?

¿A qué se debe que exijamos más de lo que debemos exigir?  ¿No tenemos sentido de la medida? ¿Creemos solo en los derechos? ¿Qué entendemos por derechos? ¿Y de nuestras obligaciones, de respeto, de discreción, de aportación en lo que nos corresponda, de gratitud? ¿Dónde quedan?

Para ir en grupo hay que pensar en los demás,  hay que seguir unas normas, atender unas indicaciones, respetar y adaptarse a horarios, llevar el ritmo del grupo, ser educados, etc., etc.

Definitivamente, no somos adecuados para viajar en grupo. No es porque no seamos disciplinados, sino por lo mal que llevamos las intemperancias de esas gentes que reclaman sin tener razón y exigen sin tener que hacerlo.

30/04/2012 23:30 #. Tema: Sociedad Hay 1 comentario.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar