Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2012.

Resumen

18/05/2012

Un día en la naturaleza

En el viaje, desde la distancia, la parte alta de la sierra no da señales de vida. Hay niebla y no se distingue. Poco a poco, según las nubes se disipan y nos vamos acercando, va apareciendo con toda su grandeza. En el camino, dos o tres minutos de radio solamente; si la mantienes y te dejas influir te amargan el día. Comentamos aspectos generales que supusieron revoluciones anteriores. Los ratones pasamos, como dice esa fabula que circula por ahí, de ser gobernados por gatos blancos a ser gobernados por gatos negros y, un poco más tarde,  de gatos negros a gatos blancos, pero nunca tenemos gobernantes ratones, ya que al ratón que sale un poco especial, los mismos ratones (es decir nosotros mismos) le cortamos la cabeza.

Dejo el coche en la Fuente de los Frailes y me voy andando por el camino que sale a la izquierda. Los pájaros, se comunican, trinan, están alegres. Todos los arboles en esta zona tienen ya sus ramas cubiertas por esas hojas nuevas, con esos tonos verdes tan lozanos, como un glauco vapor según diría Machado, con ese aspecto de estrenarse a la vida. En la parte superior todavía me encuentro con alguna especie que le están saliendo los brotes. Amarillos intensos, a nivel de suelo, se encuentran en algunos espacios donde no hay árboles.

A media hora del inicio me encuentro con un cruce, del que parten dos caminos, uno al este a la izquierda,  y otro al suroeste. Por no saber a dónde conducen, me vuelvo por el que había subido.

Al regresar a donde había dejado el coche oigo gente. Eran cuatro personas, parecían jubilados; estaban almorzando.  Cerca de allí estaban cuatro motos potentes, de esas de 1000 c/c. He supuesto que eran de ellos, cosa que he confirmado minutos más tarde, cuando, en la parte de abajo, los he visto pasar, disfrutando de una marcha tranquila. ¡Jubilados moteros, en un día estupendo, en la montaña, con sus máquinas potentes! ¿Hay quién dé más?

He recordado estos mismos parajes en otros momentos y me ha parecido interesante, cuando vuelva a casa, comparar las fotos realizadas en cada una de las estaciones.

La desnudez, la dureza, el tono gris del invierno, el tiempo del duro trabajo de la semilla en la oscuridad debajo de la tierra. El resurgir a la vida, con esa alegría desbordante de nuevos y alegres colores, en la primavera. El desarrollo,  y también la exaltación de la fuerza, en el verano, que me recuerdan a esas etapas de la adolescencia, en la que creces, te desarrollas y  te socarras. La madurez del otoño, con la riqueza cromática de lo que cada uno ha ido acumulando a lo largo de la vida, en espera de la  última etapa.

¿También las personas cambiamos tanto en cada una de las estaciones de nuestra vida?

La montaña, el paseo por estos andurriales, es adecuado para ir solo, para contemplar, pararse, marcar el ritmo, organizarse los descansos, los cansancios, los silencios. Oír los trinos con sus cientos de variedades, el sonido de  las hojas al son el viento, nuevas en las ramas y secas en el suelo, el regazo de agua que discurre, cayendo unas veces en altura y otras, en un suave discurrir, chocando con las piedras acumuladas en su pequeño cauce, los pájaros carpinteros preparando  el nuevo hábitat para sus crías.

Hoy, en el Moncayo, hay pocos visitantes. En un momento del relato, recuerdo que es San Pascual, la fiesta del Zarrón, ese personaje relacionado con el mundo pastoril y las tradiciones de la zona, surgido en   esas épocas que el sector ganadero  era fuerte en la sociedad,  y cuyo folclore se mantiene gracias al tesón de los más fieles “zarrones”.

El día se ha ido despejando poco a poco, la temperatura y el ambiente son propicios para andar y disfrutar de la naturaleza. Feliz día a todos.

18/05/2012 23:22 #. Tema: pequeños relatos No hay comentarios. Comentar.

20/05/2012

Las nieves del Kilimanjaro

Es una película que describe situaciones sociales actuales. Un sindicalista, una familia unida, otra desestructurada, una deslocalización industrial, la crisis económica, la diferencia de la jerarquía de valores en  personas de diferente generación.

Película muy sencilla en su desarrollo y profunda en su contenido.

Los ingredientes importantes:

  • El sindicalista honrado, que pudiéndose salvar del despido se somete al sorteo general. La mujer del sindicalista que junto a él constituyen una familia unida, que se quiere, que dialoga, que se comprende, que lucha junta.
  • La dualidad, la discordancia en el sindicalista joven, en su manera de hacer respecto a su familia (responsabilidad en la educación y cuidado de sus hermanos a los que habían abandonado sus padres), y los medios que utiliza para llevar dinero a casa después de haber sido despedido (atraco a su compañero de trabajo), dinero que, además, no emplea para droga ni vicios superfluos, sino para pagar el alquiler de la casa y la alimentación de sus hermanos.
  • Las dudas que se plantea el sindicalista honrado en cuanto a su actuación en su papel en la empresa,  su sistema de vida, de su aburguesamiento, aun viviendo una vida austera.
  • El pesar que le ocasiona el haber denunciado al ladrón, denuncia que le va a suponer unos años de cárcel y la desatención de sus hermanos.
  • La compensación que quieren llevar a cabo el sindicalista y su mujer llevando a vivir a su casa a los hermanos del compañero, el que les robó y pegó, mientras él esté en la cárcel.
  • El egoísmo de los hijos en algún momento del desarrollo de la película.
  • El papel de la madre del joven sindicalista, tratando de justificar su abandono y el de sus hermanos, por haber sido ella abandonada por los hombres que fueron padres de sus hijos, pero sin que, por parte de ella, haya ninguna recriminación sobre sí misma.

El incidente del episodio del robo es la parte de la trama que ha utilizado el guionista para presentar el problema.

Probablemente la recriminación que le hace el sindicalista joven, el que les ha robado, al sindicalista mayor, refleja la gran distancia que existe en la manera de pensar de una y otra generación sobre los valores del trabajo, los valores sociales, y que, realmente nos tiene que preocupar, ya que puede ser uno de los elementos que más nos alejen de una convivencia adecuada.

En el caso que plantea la película, la distancia entre los protagonistas no es la distancia del más rico al más pobre; es poco más que la subsistencia para vivir. El sindicalista que se retira vive con unos complementos que se pueden considerar normales, un coche viejo, una casa vieja y unas vacaciones. No hay acumulación ni exceso.

¿De qué manera la sociedad está tratando de enfocar las crisis de empleo?

¿De qué manera la sociedad está educando, formando a las nuevas generaciones para afrontar los problemas que se van a encontrar?

20/05/2012 18:45 #. Tema: Cine No hay comentarios. Comentar.

21/05/2012

Voluntariado, como complemento

Todos los días leemos y oímos quejas sobre la reducción de puestos de trabajo; entre otras profesiones,  las de profesores. La enseñanza se va a deteriorar, dicen, y nuestros estudiantes van a salir peor formados.

Considero que hay algo tan importante o más que el ratio o la ratio, como ahora dicen, que es la educación en valores y no parece que a este tema le estén dando tanta importancia.

Transitoriamente, mientras pase la crisis y se vuelve a lo que se considere más adecuado, hay muchos profesionales jubilados, que estarían dispuestos como voluntarios, a aportar trozos de su tiempo, de manera altruista, para complementar situaciones que necesiten apoyo. No consiste en quitar oportunidades ni puestos de trabajo a nadie. Simplemente, se trata de rellenar y suplir transitoriamente las carencias que pudieran existir y que no se pueden cubrir con los presupuestos normales.

Creo que no solo en el campo de la educación sino en otros muchos campos se podrían llevar a cabo actuaciones de este tipo.

21/05/2012 20:45 #. Tema: Jubilados No hay comentarios. Comentar.

Paseo dominical

La mañana estaba lluviosa. En el paseo del canal imperial, bordeando el parque grande, había poca gente. Era un poco incómodo ir con los paraguas abiertos, en la zona que están los árboles en el centro de la acera. El entorno es muy agradable.

Alguien, a la altura de un puente que cruza el canal, ha decorado un espacio vacio y lo ha hecho con gracia, con estilo, con arte. Utilizando solamente, además de su imaginación y su trabajo, unas pocas piedras, algunos palos secos y un poco de pintura. Ha hecho una composición, en la que coexisten muñecos, animales y colorido, mucho colorido.

Otra persona, o quizás la misma, entre la valla y el agua del canal, en un pequeño espacio de terreno, ha sembrado plantas y ha puesto carteles que invitan al cuidado de la naturaleza. Un poco antes, habíamos visto un tronco de árbol caido, convertido a través de un poco de pintura e imaginación en una cabeza de toro.

Museo al aire libre, escultura y pintura urbana, respetando la naturaleza. Mi felicitación y reconocimiento a los autores.

Seguimos el paseo y ya en la parte en la que están situados varios colegios (El  Virgen del Pilar, Sagrada Familia, Ceste…), observamos el riesgo de caida de una cuantos arboles, muy viejos, algunos secos y muertos y otros ya cercanos a ello, que tienen toda la base hueca y podrida. Parecería prudente que fueran revisados por especialistas y resueltos los problemas antes de que ocurran.

21/05/2012 13:25 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar