Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2013.

Resumen

09/05/2013

El nieto en su periplo escolar

 

 

Querido nieto:

Tus padres, me han dicho que el próximo curso, cuando vayas a ir a lo que en nuestro tiempo se llamaba la Escuela, vas a tener alguna dificultad, algún problema, porque no hay en tú barrio suficientes aulas,  maestros, equipamientos,  lo que sea.

Los abuelos, en algunas ocasiones, pensamos; unas veces en los hijos, otras en los nietos, en algunos momentos incluso en nosotros mismos. Ayer me tocó pensar en ti.

Teniendo en cuenta que todavía no tienes tres años, no es que me preocupe mucho que el año próximo no puedas acudir a una escuela fuera del barrio, porque ya tendrás tiempo de ir, seguro que mucho tiempo. Lo que son los temas de estudios,  cualquiera de nosotros (los abuelos) los podemos hacer  y posiblemente hacer  bien. Estamos preparados para ello. Además,  eso es lo que hago cuando estoy contigo. Leemos cuentos, movemos las fichas del ajedrez, hacemos puzles,  jugamos a la pelota, montamos y desmontamos cosas, vemos  a Mickey, el Lobo Feroz, dibujamos, contamos en inglés, etc., etc. A todas esas actividades les podrán dar diferentes nombres más técnicos, pero son lo que te estoy diciendo.

Un poco más me preocupa  la convivencia con tus amigos; os van a dispersar; Cada uno se irá a barrios diferentes para cubrir huecos; luego os costará más juntaros. La Escuela une mucho, más que otras cosas.

Dándole vueltas y vueltas a ese tema, me quede dormido y soñé. Te lo cuento:

Una tarde cuando estaba llegando a tu barrio, me notaba perdido, creía que me había confundido, me parecía ver unas construcciones un tanto especiales; se asemejaban a otras muy clásicas de Zaragoza de los últimos años. Eran más pequeñas pero tenían formas similares. Una,  parecía la Torre del Agua; otra, el Pabellón Puente. Algunas,  con ciertas formas análogas al Museo Pablo Serrano . También me encontré   similares a las que había visto  cerca de la Estación de Las Delicias( tres edificaciones que se estaban terminado hace poco); incluso divisé una instalación deportiva cuya forma se asemejaba  a una maqueta (Después, pensando y pensando, deduje que era la maqueta que representaba el que iba a ser el  campo del Real Zaragoza, entre el 4º y el 3º cinturón).

Todo aquello me asombró y me dejaba boquiabierto. Como todavía faltaba tiempo para que salieras de la guardería, me fui al espacio que había sido Expo y al Paseo María Agustín y resulta que aquellas edificaciones que habían construido en su momento ya no estaban. Cumplida su función,  las habían desmontado unos ingenieros muy expertos y en trocitos  las iban situando  en todos los barrios de Zaragoza que necesitaban equipamientos. Buena idea, pensé. Qué maravilla. Que grandes políticos y técnicos tenemos. Están en todo, piensan en pasado, en presente y  en futuro.  MI felicitación por ello.

Cuando quise volver a tu barrio,  de nuevo me pasó como casi siempre pasa en los sueños, que no supe volver, me perdí en el camino y todo asustado me desperté.

 

Al poco rato, cansado que estaba de ir, venir y perderme, volví a quedarme dormido y de nuevo soñé. Te lo cuento también:

Estaba contigo en la plaza del barrio. Se encontraban  también tus amiguitos con sus abuelos; todos esperábamos el transporte escolar. Hoy parecía que era diferente. Llegaron unos cuantos coches, me parecieron coches grandes, de un color gris oscuro, de esos que llevan tres o cuatro aros redondos en el capo trasero. Se fueron parando a lo largo de la plaza. Bajaron unos choferes uniformados, bien vestidos, con corbata y nos dijeron que subiéramos cuatro en cada coche.

Los choferes nos informaron que habían sustituido los autobuses escolares  por esos vehículos; eran los coches de los políticos que ya no los utilizaban y habían decidido darle usos prácticos para los ciudadanos. Después de la utilización como transporte escolar iban a los pueblos de la provincia a traer y llevar a las personas mayores a los hospitales y a las oficinas de la administración a realizar sus gestiones. Ellos, también, ayudaban a las gentes a realizar dichas gestiones.

Nos montamos en uno de los coches y nos llevo a un sitio que estaba por San José , que era una antigua harinera, que habían reconstruido  hacia poco y que habían habilitado para dar clases transitoriamente.

Los abuelos, también nos quedábamos en aquel espacio. Teníamos otras clases y a la hora del recreo nos juntábamos con vosotros y jugábamos, a eso que los modernos llaman colaboración intergeneracional.

Otra vez, cuando iba a salir al recreo, me paso lo mismo que la vez anterior. No encontré el camino y me perdí dando vueltas y vueltas. Cansado, de nuevo me desperté.  

Empezaba la carta diciendo que tus papas me habían comentado que ibas a tener algunos problemas de escuela el curso próximo. Yo creo que no. Los abuelos hemos visto solucionar  problemas mucho más difíciles que estos.

Si los políticos planificaron esas obras sin contenido, tan vacías, tan superfluas, sin utilidad y tan costosas y los técnicos fueron capaces de diseñarlas y realizarlas aun debiendo muchos importes a las empresas que las construyeron, seguro que no tendrán ningún problema en construir o habilitar esas pequeñas instalaciones para dedicarlas a escuelas, aunque solo sea como una pequeña reparación a sus errores o desvaríos de grandeza. Al final tendrán que demostrar que quieren el bien de todos. Incluso, creo que van a aportar parte de sus dietas para equipamientos y material escolar.

Un beso muy fuerte y mañana ya me contarás las “batallas” que hayas tenido con tus amigos en el cole, porque las que tuviste ayer, por las marcas que llevabas, las habías perdido.

Tu abuelo

 

09/05/2013 12:13 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.

10/05/2013

Huelga escolar

 

 

Por las aceras no pasaba gente. Era la misma hora de todos los días y no había casi nadie. En el portalón del Colegio no estaban los niños, ni sus papas y mamas, ni jugando ni esperando, ni hablando. Reinaba el silencio y una aparente tristeza. Quizás no solo fuera aparente, sino real. He preguntado por qué y alguien me ha dicho que hoy había huelga: parece ser que la habían organizado algunos maestros y algunos padres. ¿Quién no había tenido nade que ver en el tema?  Los niños. Después, en los telediarios y en las radios he oído testimonios. La mayoría de ellos patéticos, indignantes, caricaturescos. Algunos razonaban  y hacían referencia a determinados puntos de  una Nueva Ley que iba a aprobar el Parlamento estos días.

No puedo ni debo opinar de esa Ley porque no la conozco, pero me pregunto si no hay otros sistemas para protestar, si no hay otros caminos  para  expresar opiniones, en especial en este caso  de la educación y en el que los sujetos que la sufren no son los promotores.

Todavía recuerdo y ya hace de ello más de 35 años, la primera huelga que conocí y sufrí (huelga laboral); como algunas gentes  sacaban lo peor de ellos y cómo el rescoldo de los “incendios” que aquella huelga ocasionó duraron muchos años, e incluso supusieron problemas serios de convivencia entre la población.

Me da tristeza vivir en una sociedad que lleva del orden de cuarenta años sin haber encontrado el camino adecuado en el terreno de la educación y formación de sus gentes.

¿Cuál será el tema de los niños mañana? ¿Qué les quedará de lo que hayan visto y oído? ¿Qué pensarán de sus profesores, de sus padres, de la sociedad en general?

 

10/05/2013 00:19 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar