Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2013.

Resumen

01/11/2013

Nuevos edificios en zona Expo

 

 

Hacía ya un tiempo que no paseaba por la zona Expo. Hoy, desde la Estación Delicias, pasando por la pasarela que atraviesa la autovía de salida de la ciudad, he llegado a un conjunto de tres edificios modernos, todos ellos comunicados por escaleras mecánicas y  pasarelas. En uno de ellos pone CIEM, algo relacionado con la Milla Digital. Debe ser reciente su terminación.

Siguiendo el itinerario hacia la Expo, he atravesado el Pabellón Puente, en cuyo interior no me he cruzado con nadie y solo estaban, al final del recorrido, dos vigilantes hablando entre ellos.

He franqueado todo el espacio de la Expo y, de todos los edificios existentes, solo he visto dos que tenían un cartel que hacía referencia a su utilización: Tesorería de la Seguridad Social y Palacio de Justicia. El resto, algunos aparentemente terminados y otros, como quedaron después de la Expo, vacios.

Solo quería dar un paseo, aprovechando el día festivo y la buena mañana que hacía, y lo que me he encontrado en el recorrido me ha producido malestar, rechazo, repulsión, ya que ha desviado mi pensamiento, de la naturaleza, con sus árboles y sus maravillosas tonalidades del otoño, a la sinrazón de las inversiones desproporcionadas,  inapropiadas. ¿Hay alguna justificación racional para construir ese conjunto de edificios, entre la estación y la Expo, teniendo un sin fin de ellos deshabitados, sin utilizar, no solo en la Expo sino en todo Zaragoza.

Había alguna necesidad de haber construido ese monstruo del Museo Pablo Serrano, para estar semivacío, habiendo otros que están también insuficientemente  utilizados.

Lo digo,  pensando solo en la racionalidad de la utilización, ya que si reflexionamos en la desproporción de la inversión en estas edificaciones y la falta de ella o incluso  de recortes en servicios sociales, en sanidad, en educación,  o de fomentar la creación de puestos de trabajo, es todavía más reprobable.

¿Alguien que no sea el que lo ha encargado, cree que es más importante  hacer edificios que educar? Lo que hace falta es que haya contenidos adecuados para los cientos de edificios y siglas  que existen. Lo realmente complejo y a lo que hay dedicarle importancia es a formadores en materias y en valores, a investigar, a aprovechar las experiencias de los mayores para asistir, ayudar, cooperar, con los que empiezan, a desarrollar programas que tengan proyección eficaz. Con ponerles unos nombres muy rimbombantes, como Milla Digital no se consigue nada. Es bastante más complejo, aunque eso sí, cuesta más esfuerzo y es menos “visible”. Es todo interior. No hay aspectos externos.

Abundando un poco más en la Expo. ¿Que quedó del espíritu del agua, que era su objetivo y finalidad? ¿Alguien se acuerda de ello? Así con muchas más cosas.

Me han avinagrado la mañana. Habrá que hacer un esfuerzo positivo para compensar el mal trago. Otro día será.

 

01/11/2013 22:20 #. No hay comentarios. Comentar.

10/11/2013

Futbol

 

 

Zaragoza 1, Numancia 2.  Un grupo de aficionados sorianos sube por Fernando el Católico hacia la Romareda. Les acompañan algunos gaiteros y van cantando sanjuaneras.

El campo presenta media entrada. En un fondo, está situado el grupo organizado de aficionados zaragocistas. En otro, en la máxima distancia, los del Numancia.

La situación de los jugadores de cada equipo al inicio del partido, parece indicar lo que luego resultará. Los jugadores el Numancia están más adelantados y tienen más atacantes en primera línea.

Es el primer partido que veo desde hace veinte años.El futbol de ahora, del pase corto me aburre. Es monótono, previsible. El Numancia, utiliza, de vez en cuando, algún cambio de juego.

La afición del Numancia canta como si fueran las fiestas de San Juan, y  estuvieran en ellas, ajenos al partido.

El grupo de aficionados del Zaragoza, que están todos juntos, cuando algún jugador de su equipo falla, le pitan y se lo recriminan. Se levantan todos al mismo tiempo, como empujados por un resorte. Saltan y chillan todos a la vez. Si el árbitro se equivoca en contra de su equipo se oye un clamor unísono. Si es al revés, es la afición del otro equipo la que eleva el tono.

No se oye a la afición del Zaragoza empujar a su equipo y presionar al contrario.

Hay una jugada por la banda, un centro a portería, un rechace y un remate. Gol del Zaragoza. La afición del Zaragoza se levanta y anima a su equipo. Parece que todo está perdonado.

Ha sido un espejismo. La animación dura poco. Se produce algún otro fallo y vuelven los abucheos.

Anota un gol el Numancia. Los aficionados del Numancia corean el gol. Los del Zaragoza se enfadan con el Presidente y con el entrenador.

A los pocos momentos, a la salida de un córner, el Numancia mete otro gol y los aficionados del Zaragoza, en vez de animar a su equipo para que se reponga, vuelven a enfadarse con ellos Se acrecientan los insultos al Presidente, al entrenador y a los jugadores. Es el desanimo general.

Quisiera entender que la afición, aparte de ir al futbol a disfrutar de algo que les gusta, tienen como objetivo animar a su equipo, ayudar a levantarse, infundirle ánimos, presionar al contario, al menos mientras juega, para que se repongan y, en todo caso, al final, echarles la bronca si no les parece bien como han jugado, Parece una cosa contradictoria, pero resulta que es así. No sé si todas las aficiones se comportan de esa manera.

Real Zaragoza; otro día será. Suerte.

10/11/2013 18:51 #. No hay comentarios. Comentar.

17/11/2013

Domingo otoñal

 

 

Son las siete de la mañana; es de noche todavía; sigue lloviendo. Me asomo a la ventana y no veo ciudadano alguno por la calle, bien andando, bien esperando el bus.

El día está tristón, gris, oscuro, casi lóbrego.

Pienso en los sin techo. ¿Dónde y cómo pasarán el día? Hoy, las tiendas, los centros comerciales, están cerrados. Hay menos espacios para estar a cubierto.

Hoy, las calles no tendrán esa alegría de los domingos, en los que se ve a los hijos con sus padres, dirigirse hacia los parques, bien para andar, para ir en bici, para montar en las atracciones, para pasear por  sus calles.

A lo lejos, suena una sirena. Parece de la policía. ¿Será un robo, un accidente, una persecución, una ayuda a un ciudadano que lo necesita?

Hoy, habrá que jugar en casa, inventarse cosas para que los pequeños estén entretenidos. El día se hará largo. Puzles, lecturas, juguetes caseros, tele, y  vuelta a enmpezar “Me aburro”, será una de las frases del día de los no tan pequeños.

Alzo la cabeza para ver cómo va la madrugada, y veo a una chica, desafiando la lluvia, haciendo footing, o mejor, dicho en castellano, corriendo por la calle con equipamiento deportivo. Creo que ahora lo llaman de otra manera, que se me ha olvidado.

Poco a poco, muy lentamente, la mañana va teniendo algo más de luz. El sol ha salido por la lejanía - aunque no se ve- allá por el horizonte, más cerca de donde está el mar que de donde está  la montaña, y aunque sigue lloviendo,  la claridad va ocupando el espacio de la noche.

Este domingo de noviembre, con su lluvia, su poca luminosidad, no invita ciertamente a la euforia, pero no sería aconsejable  que esa fala de luz, suponga una barrera, un obstáculo, para disfrutar de un domingo de otoño, así que pienso que solo es cuestión de una capa de lluvia o una gabardina y un paraguas.

Me dispongo a ir al parque, a contemplar la naturaleza en una de sus formas, ver caer gotas de agua en los charcos haciendo burbujas,  observar esas gotas colgadas de las hojas desplazarse lentamente hasta el suelo ,percibir como se van soltando de las ramas y  van cayendo hasta flotar en el agua depositada en los hoyos, recordar viejos tiempos, comprendiendo como los niños salen con esas botas de agua que les compraron ayer sus padres y van derechos a los charcos a ponerse encima de ellos y chapotear.

Pienso que el agua se va infiltrando en la tierra, haciendo reserva,  y que poco a poco, cuando sea el momento oportuno y llegue el buen tiempo,  aportará  a la semilla esa humedad que necesita, , que le servirá para renacer, salir de nuevo a la superficie a inundarnos con sus variables, sus tonalidades, su alegría.

El pensamiento se va convirtiendo en palabras; las palabras en objetivo y esté se convertirá en hechos, y, así, es como funciona todo. Los hechos en costumbres y las costumbres en manera de ser y en sistema de vida.

Feliz domingo de otoño lluvioso.

 

17/11/2013 10:56 #. Tema: Naturaleza No hay comentarios. Comentar.

30/11/2013

El premio fuiste tú, Javier.

 

 

Eran tres empresas y una agrupación las  que habían tenido un reconocimiento por la atención que prestan a las personas de su plantilla y por las incorporaciones que realizan de gentes con más riesgo (aparente) que otras. Pongo entre paréntesis aparente porque, muchas veces, se ve en  los currículos, los conocimientos que tiene cada uno, pero lo que no se suele ver en dichos papeles es la Actitud; esa hay que demostrarla día a día en el trabajo.

Estaban representantes de las ocho organizaciones que agrupa  el programa de inserción en el empleo, además de sus técnicos, algunos de ellos empleados y otros, voluntarios. Todas estas personas son los que en el día a día tienen como misión acompañar, planificar, realizar, revisar, animar, complementar la formación,  más que nada en valores, a las personas que asistan a las mismas,  para sacar de ellas lo mejor de sí mismas.

Estaba, lógicamente, la empresa patrocinadora, la que financiaba algunos costes del mantenimiento del programa especifico referido a ese tipo de inserción.

Un hombre joven, sentado en la segunda fila durante todo el acto de entrega de premios, al final del mismo, una vez realizados los discursos de agradecimientos de los premiados, salió al atril y tomó la palabra.

Su discurso, su presencia, sus mensajes, su vida, hizo que lo demás, siendo importante lo que habíamos visto, perdiese protagonismo. Supuso que todo el auditorio reflexionase sobre lo que se consigue con la voluntad, con el esfuerzo, con el afán de superación, con el reconocimiento, cada uno, de sus debilidades, para desarrollar más sus fortalezas. El no darse por vencido, el intentarlo una y mil veces, el huir de lo establecido, el vivir con la normalidad más posible, el saber ocuparse no de lo que te pasa sino de lo que tú haces con lo que te pasa.

En uno de los folletos del acto, la empresa organizadora destacaba la palabra Actitud. Gracias Javier por tu ACTITUD.

Felicitaciones a las empresas, a los directivos, a los empleados, a las organizaciones y sus tecnicos, a los que tienen interés por mejorar, a  todos.

Estos actos deberían tener una divulgación importante, para que se produzca algún efecto llamada, para que haya empresas que sepan que se puede hacer las cosas de otra manera, para que la sociedad civil conozca también buenas noticias.

En estos momentos de tanta corrupción, de tanto robo, de tanta mentira, de dineros negros, de explotación de algunos por otros, de engaños de otros a unos, saber que hay otros comportamientos, otras actitudes reconforta y estimula.

 

30/11/2013 14:05 #. Tema: Sociedad No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar