viajando

27/06/2018

Comida Filipina

 

La comida filipina ha logrado captar la atención entre la mayoría de los turistas que visitan el archipiélago, así como, de las gastronomías internacionales más conocidas de otras naciones, como algunas, esta posee rasgos e influencias culinarias de otras, debido bien sea, a la colonización sufrida por parte de otros países como la española o a su posición geográfica que le permite ser como anfitrión, al tránsito de embarcaciones que se dirigen desde o hacia el suroeste del continente asiático, como también desde o hacia el océano pacífico, además, teniendo relativa cercanía con los países de Malasia, China y Japón, su influencia gastronómica no deja de sentirse en el archipiélago y con especial énfasis en su capital Manila. En líneas generales y a grandes rasgos se tienen a dos continentes unidos por la gastronomía, la indígena autóctona de la región la asiática y la europea por medio de España.

Influencias Marcadas

Como se señaló en el párrafo anterior, en la cocina filipina, los españoles introdujeron a lo largo de todo su tiempo de colonización, ingredientes tales como el tomate, el maíz y el ajo, además de técnicas de elaboración entre las que destacan los adobos, los guisos, los escabeches, y la preparación de embutidos. Por otra parte, desde Asia mediante el país Chino, se introdujo la salsa de soja y la salsa agridulce, así como algunos métodos para preparar el arroz. En la misma tónica, de la cocina original de los indígenas de las islas, se suma la preparación de platos basaba en la cocción al vapor y los asados.

De allí que en la gastronomía filipina posea como ingredientes principales: arroz, verduras, carne, pescado, mariscos, moluscos y todo tipo de frutas tropicales, con esto, se logra degustar un buen número platos, que van desde lo cotidiano hasta lo exótico, y que cocinados en sus puntos adecuados, se podrá tener diversidad de combinaciones de sabores, texturas y presentaciones que la hacen muy característica y única.

Insumos y materia prima al natural

Es muy cierto que para la preparación de los platos, todos los insumos y materias prima para realizarlos son naturales, pero, también existen gastronomías que usan mucho productos como insumos ya preparados o procesados, sin quitarle mérito y prestigio a las gastronomías que las usan, en la comida filipina puede decirse que el 90% de los insumos y materias primas usados en los platos considerados autóctonos del archipiélago, son naturales, se reconoce que la pasta, el aceite, entre otros pocos requerido en las preparaciones son procesados, pero el aspecto señalado, es lo que le ha permitido a la comida filipina, ese toque que le da exclusividad en la combinación de sabores en sus platos. Bien sea por el proceso de cocción en agua, mediante la fritura o mediante la fermentación y añejamiento requeridos para algunas preparaciones, es entonces donde emerge los sabores y degustaciones particulares que cada plato.

Sabores únicos

En la comida filipina los sabores son muy particulares, debido a que combinan una gran cantidad de ingredientes, y una de ellas son las frutas con alto contenido ácido, agrio y dulce, aunado a lo característico de la carne, pollo, cerdo y verduras, establecen sabores muy particulares, un ejemplo clásico son los platos marinados en limón, como el ceviche, también tenemos unos de los platos más populares y típicos, el lechón o cochinillo, que consiste en un cerdo de temprana edad, asado, relleno con papaya y hojas de tamarindo.

En la gastronomía filipina, así como existe la preparación de platos con alto contenido en grasas que combinado a su justa medida con ingredientes agrios y dulces, logra una gusto muy particular al paladar de los comensales amantes de este tipo de platos, existe el otro extremo de cero grasas, un ejemplo es, el Tinolang Manok, que se trata de una sopa de pollo con trozos de papaya, pero con la condición de que ésta debe estar verde, no madura, una vez ablandada por la cocción, logra un aspecto de papa o “patata” con un sabor diferente, sumándole con un pequeño toque dulce, mezclado con jengibre y un toque de chili picante, lo hace muy especial.

Un lugar especial

Un aspecto muy interesante a señalar, es lo referente a la localidad donde se determine comer, en filipinas abundan por cualquier zona las llamadas, Karinderias, que son los lugares peculiares donde se expone la comida a degustar en ollas grandes tapadas, cada comensal señala lo que desee comer, lejos de ser un restaurante, esto sitios, ofrecen alternativas para la población del archipiélago con bajo presupuesto, y pueden obtenerse desde los platos más populares, hasta los más elaborados, los que pueden considerarse exclusivos por parte de restaurantes con renombre y nivel dentro de la gastronomía del país.

Estos sitios, en ocasiones presentan problemas, de espacio y algunos de salubridad, por lo que se recomienda tener mucha observación del sitio donde se decida degustar algún plato, pero muchos lugareños coinciden, que las sazones y dedicación a preparar el o los productos, son muy especiales en sabor y atención por parte de los encargados del lugar, los mismos poseen un arraigado sentido de compromiso por hacer que la persona se sienta a gusto en comer en su sitio, lo que lo hace muy interesante, ya que este tipo de acciones permite lograr, que cada karinderias, se esfuerce por tener una mejor atención en muchos aspectos, obteniéndose competencia sana entre ellas, tanto en calidad, cantidad y precio.

Diversidad de Platos, Sabores particulares

Uno de los sellos que distingue a la comida filipina, es la diversidad con sabor particular, así pues, tenemos entre otros platos los siguientes:

Pork Sinigang: Se trata de sopa con trozos de cerdo salado y verduras diversas, el sabor ácido y amargo muy peculiar, viene dado por algunos tubérculos que se le agregan parecido a la papa o “patata” y a la pasta de tamarindo con el jugo de calamansí (o lima filipina), respectivamente, y se le agrega un toque de leche de coco cremosa, a pesar del sabor de lo ácido y amargo, no significa que esté en mal estado la comida.

Ginataang: La cual es una sopa con pescado, verduras y leche de coco recién rallado comúnmente se suele usar bangus, que es parecido a lubina pero en rodajas, o atún, con  0 grasa, es considerado uno de los mejores platos de la comida filipina.

Pancit Bihon: Fideos finos de arroz con verduras, cerdo o pollo desmenuzado, en salsa de soya.

Pork Adobo: Cerdo en salsa de adobo, se suele colocar las piezas de cerdo sin minuciosa limpieza de la grasa, es decir, se le dejan restos notables de la grasa, puede ser acompañado con arroz. La salsa del adobo (un poquito de aceite de coco, salsa de soja, azúcar y un toque de vinagre) mezclado con el cerdo y el arroz le da un toque muy característico. Considerado un plato con alto contenido graso, pero muy popular entre los turistas.

 

Chicken Macaroni: Esta cremosa sopa, es preparada a base de pollo, jengibre, zanahorias, col, pasta y leche evaporada, el sabor intenso de su caldo de pollo con la leche evaporada, le da un sabor peculiar muy recomendado. Por su gran contenido calórico es usado para esas noches lluviosas en Filipinas.

 

A la hora del postre


La comida filipina no es menos al momento de hablar de postres, una de las opciones más manejadas es el degustar sus magníficas frutas tropicales cultivadas en las islas, de manera natural, sean solas o en combinación con otras, siendo las más populares: Los plátanos, las  guayabas, las piñas, las papayas, los mangos, entre otros, la harina de arroz es un ingrediente muy común en la elaboración de repostería, en ocasiones es usado el arroz entero mezclado con leche condensada, cacao o café, uno de los postres típicos de Filipinas es el Halo Halo, que se prepara con leche de coco y habas caramelizadas, entre otros ingredientes, a continuación se indicaran los más conocidos y aceptados por los comensales:

 

Bibingka: Postre a base de harina de arroz y coco rallado, formando un pastel dulce, y en la que se utiliza hojas de plátano.

 

Helado de Ube: Es un helado hecho a base de Ube tuberosa, también conocido como ñame púrpura.

 

Halo-Halo: Postre hecho con mezclando ingredientes tales como: Hielo raspado, frijoles dulces, fruta, tapioca y helado de Ube, su nombre de "Halo-Halo" significa ’mezcla mezcla’ en tagalo, ya que es exactamente eso una mezcolanza de los componentes.

 

Buko: Es una ensalada de frutas, pero el buko, o coco joven, se mezcla con leche condensada. Luego todo es refrigerado, ya que debe ser servido como un helado cremoso.

 

Maruya: Consiste en bananas bañadas en una masa delgada, se fríen y luego se les espolvorea azúcar.

 

Postre de Lumpia o Turón: Se trata de banano endulzado y horneado con envoltura de lumpia, luego se espolvorea con caramelo y chocolate.

 

Pastel de Yuca: Es un postre cremoso, no demasiado dulce, hecho con raíz de yuca y leche de coco. Para lograr la textura deseable, se asa la parte superior hasta que se encuentre casi crujiente, también se puede lograr preparar libre de gluten.

 

Bebidas y algo más

 

Respecto a las bebidas, en la comida filipina podemos encontrar desde una variante como la horchata, hasta las bebidas dulces tradicionales, como el atol de elote o el atol chuco; las cuales se toman calientes.

 

Se tiene también el Whisky ácido de calamansí, la cual consta de un coctel de frutas, desde el principal como lo es el propio calamansí, las frutas que se degustan con mayor frecuencia en los distintos platos y el whisky al gusto de quien lo prepara.

 

Una de las bebidas que se basa en un poco de leche, mermelada, una presa, y leche condensada, es el llamado Batido Loco, el cual hay que tenerlo en cuenta para cuando una persona desee refrescarse, para soportar los días calurosos, comunes en la mayor parte del año en las Filipinas, esta receta puede ser realizada fácilmente debido a los pocos pasos requeridos para su preparación.

 

Ukoy: Consiste en buñuelos crocantes de camarones bañados con una salsa agria de vinagre.

 

Honra y Humildad

 

Un aspecto importante dentro de la gastronomía filipina es, lo referente a honorabilidad, respeto y humildad, en ciertos sitios es todo un ritual la actividad de comer, que va desde el inicio para sentarse en la mesa, mientras se está en la actividad de degustar los platos, hasta después de comer, y más cuando el plato es considerado especial, que requiere de mucha dedicación para su preparación, pasando por la exigencia en donde se requieran de ciertas condiciones, para comer, como por ejemplo, usar solo la mano derecha para llevarse la comida a la boca, y que después de comer, no apilar los restos en un solo plato, entre otras acciones que pueden causar deshonra o inquietud al dueño de casa, lo que conlleva que hay que informarse muy bien para lograr una excelente impresión y percepción al anfitrión, recordemos que en Filipinas es uno de los tantos lugares donde convergen varias culturas y debe tomarse la seriedad del caso. 

 

Aprendizaje y Aporte

 

Mucho de la gastronomía de un país es una muestra de lo que en realidad es ese país, entre otros aspectos, la comida muestra gran parte de su historia, sus hábitos y costumbres, su manera de enfrentar y sobrevivir a las adversidades, y de cómo supera a las mismas en el tiempo presente, dentro de este mundo, que cada vez es más acelerado y dinámico.

 

Es por ello que la comida filipina señala entre otros aspectos, mucha lucha, convivencia y adaptabilidad ante la intervención extranjera, ante el embate de la naturaleza, indica su lucha por lograr mantenerse, dentro de lo posible, en el ámbito internacional como sociedad respetada y humilde. No muestra opulencia pero si exclusividad en su combinación de sabores, es amigable y busca ser complaciente a cualquier paladar que lo vivista, pero también recalca con sus recetas, que tiene un sello único e irrepetible y dice humildemente “presente”, “aquí hay una opción culinaria para el mundo”.

27/06/2018 16:24 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

Bienvenido

Ya tienes weblog.

Para empezar a publicar artículos y administrar tu nueva bitácora:

  1. busca el enlace Administrar en esta misma página.
  2. Deberás introducir tu clave para poder acceder.

Una vez dentro podrás:

  • editar los artículos y comentarios (menú Artículos);
  • publicar un nuevo texto (Escribir nuevo);
  • modificar la apariencia y configurar tu bitácora (Opciones);
  • volver a esta página y ver el blog tal y como lo verán tus visitantes (Salir al blog).

Puedes eliminar este artículo (en Artículos > eliminar). Que lo disfrutes!

27/06/2018 16:12 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar