La zorra cuidando las gallinas

20070202004208-gallinazorro.jpg

Qué queréis que os diga. No me sorprende lo que leo en un diario de Aragón sobre el pelotazo que el Ayuntamiento de Barbastro ha facilitado al consejero delegado de Aramón, (empresa ésta participada al 50% por el Gobierno de Aragón e IberCaja). Este hombre, Javier Blecua, compró hace un año, 22 hectáreas de suelo industrial a dos matrimonios, a los que previamente y vía judicial, tuvo que ayudar para que se quedaran con la propiedad. ¡Qué lio, verdad? Resulta, según este diario, que este alto directivo de Ibercaja y consejero delegado de Aramón, creó 17 días antes de la compra del solar, una empresa para poder adquirir los suelos ubicados al lado del polígono industrial de Barbastro. Pero esos terrenos eran de una empresa de Ibercaja que se extinguió por impagos a la Seguridad Social y de la que Blecua, el avispao, era secretario del consejo de administración. Javier Blecua, por lo visto, convenció a los dos matrimonios que trabajaban dichas tierras previo pago de un alquiler a la empresa propietaria SAICAR, para que litigaran en el juzgado para intentar quedarse con ellas. El pacto era que, a cambio de que Blecua testificara en su favor, ellos tenían que venderle a él las tierras. Dicho y hecho. Todo salió como Blecua lo diseñó y, a partir de ahí, ofrece al ayuntamiento de Barbastro el suelo para la ampliación del polígono industrial. Como el ayuntamiento no tiene dinero, pide una subvención a la DGA de 300.000 euros que le es concedida. El ayuntamiento, dirigido por el socialista Antonio Cosculluela, presidente también de la Diputación de Huesca, acelera el expediente para comprarle al pajarito los terrenos en un tiempo record. Pero no los compra por algo más de los 30.000 euros por los que los compró,hace un año, sino por 600.000. La mitad a pagar con la subvención de la DGA y el resto en cómodos plazos antes del 31 de diciembre de este año. Y encima dice el Coscu que le salió barato! (A continuación voy al espejo a verme la cara de tonto del haba que se me pone)

Me pregunto cuál habrá sido el origen de esta noticia. ¿Una mano desagradecida que se ha quedado sin llenar? ¿Un desfalco cometido por este señor en Aramón, Ibercaja y demás empresas del régimen (financiero) aragonés y por eso eligen esta simbólica forma de darle puerta?... ¿Algún corazón despechado que ha jurado venganza?... Ummm! Sorprende, además, que la noticia salga en ese diario, participado accionarialmente por la empresa de Blecua. Pero en fin. Ahí está la noticia. Y el resto de prenguntas. ¿Qué responsabilidades tiene el alcalde de Barbastro? ¿Por qué se tramita en tiempo record este suelo, cuando la urgencia no estaba justificada? ¿Ha habido maletines en el camino? Perdonad todas estas preguntas que me hago. Pero lo peor es que este "modus operandi" es el que la empresa Aramón lleva a cabo en todos los terrenos por los que pisa. Por lo visto, llega a una montañita en la que se puede ampliar o colocar una nueva estación de esquí y empieza con sus opciones de compra a los lugareños. Empieza a generar ella misma las expectativas de negosi, y con ello, a subir precios hasta alcanzar la luna. Pero no importa. Revientan el mercado para que unos pocos se hagan ricos mientras expolian las montañas. Y todo sigue igual. Es como dejar a la zorra (zorro en este caso) que cuide del gallinero. Ésta ha sido la forma de operar de la última (o penúltima) operación especulativa llevada a cabo por Aramón en el Valle de Castanesa, en la Ribagorza. Han comprado muchos de los terrenos urbanizables desde el Coll d’Espina hasta Fonchanina, (según se dice el propio Blecua se quedó prendado por el pueblecito llamado Señiú, situado a medio camino de este valle, en el que dijo que se iba a hacer una casa). Acordaos que según publicó este diario este pasado verano, en toda esta zona, Aramón proyectaba dos campos de golf además de numerosas urbanizaciones fantasma de casi 3.000 viviendas. El PP ha llegado a decir que un primo de Marcelino Iglesias es el que está haciendo de intermediario entre Aramón y los lugareños terratenientes, porque ya sabéis que Marcelino, el prudente, es de Bonansa. Municipio enclavado en plena Ribagorza, al lado de Castanesa.

Hemos tenido la inmensa suerte de conocer este nuevo pelotazo pagado con dinero público. El último caso de una larga serie que tuvo en la empresa de tratamiento de basuras, Euroresiduos, uno de los mayores escándalos. ¿Pero se acuerda alguien? El secretario general del PAR y, entonces consejero de Medio Ambiente, Victor Longás, tuvo que dimitir ante la incapacidad de justificar la concesión de una licencia por parte de la DGA que, según radio macuto, costó a la empresa 500 millones de las antiguas pesetas. Dinero que no fue, precisamente, a ningún fondo de orfandad, sino a algún par tido político. Dimitido Longás, cogió la batuta el actual, Alfredo Boné.

En fin. No sé cómo titular a esta nueva fábula que de haber vivido, hubiera avergonzado al mismísimo Esopo. ¿Aquí no debería actuar la Fiscalía de oficio? ¿Para qué cojones quiero yo todo un sistema judicial que no puede o no quiere intervenir para paralizar estos delitos, especialmente, morales que deberían estar perseguidos y castigados por ley? Si no se puede dejar a la zorra al cuidado de un gallinero, tampoco se debería permitir que los empleados de una empresa pública puedan hacer negocios como estos. Aramón no sólo esté destrozando el pirineo sino también la economía y la moral de las zonas en las que actúa.

02/02/2007 00:40.



ZARAGOCEANDO

Temas

Archivos

Enlaces


| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar